Vigilancia y presión a golpe de click

Vivimos uno de esos momentos que se podrían calificar de dulces a la par que delicados: es cierto que nunca hemos sido más libres de decir, hacer y prometer aquello que deseemos, pero también lo es que ahora más que nunca se ha de ser precavido, porque todo lo dicho, hecho y prometido queda grabado para siempre. Y especialmente cuidadosos deben ser nuestros políticos. La ciudadanía, como siempre, va un paso por delante, y hace ya tiempo que utiliza las herramientas tecnológicas para vigilar a la clase política e incidir sobre ella.

Por si no os habíais dado cuenta, estamos metidas de lleno en la parte más caliente de este año multielectoral, algo que tiene el irremediable efecto de que a los políticos se les llene la boca de proclamas electoralistas y promesas más o menos vagas que en la mayor parte de los casos parecen no concretarse y quedarse en el aire… Pero eso era antes.

Para las pasadas elecciones autonómicas de mayo, los y las defensoras de la cooperación al desarrollo (esa que es, de entre todas, la política pública más recortada desde el inicio de la crisis con un tijeretazo acumulado del 70%) recibimos con alegría la iniciativa promovida por Oxfam Intermón y diversas coordinadoras autonómicas de ONGD a través de la plataforma de la Realidad de la Ayuda. Esta web realizó un exhaustivo análisis de los programas electorales de los partidos mayoritarios que concurrían a las elecciones, identificando y valorando las propuestas que estos hacían sobre cooperación al desarrollo, y recogiendo mecanismos de presión para incidir sobre los propios programas y promesas electorales. Y resultó todo un éxito: algunos partidos incluso modificaron sus programas ante la presión de la ciudadanía. Un análisis equivalente se desarrolló de cara a las elecciones catalanas de ayer domingo en La Realitat de l’Ajut, arrojando un rotundo suspenso para la mayoría de partidos que se han presentado.

También en mayo nació poletika, una herramienta tecnológica promovida por más de 500 organizaciones y movimientos sociales que hace un seguimiento pormenorizado de los discursos, las promesas y los programas electorales de los principales partidos que se presentan a las próximas Elecciones Generales. A través de esta plataforma, cualquier ciudadana puede comprobar fácilmente qué peso tienen en los distintos partidos aquellos temas que le preocupan, así como cuál es el grado de cumplimiento de los compromisos realizados una vez arrancada la nueva legislatura. La herramienta también permite ejercer una presión sobre el candidato o el partido a golpe de click, proporcionando una oportunidad única de incidir ya en campaña electoral.

Entre tanto, mientras la actividad parlamentaria continúa (al menos hasta que Mariano Rajoy decida disolver las Cortes y anunciar la fecha definitiva en que tendrán lugar las elecciones) igualmente podemos fiscalizar lo que hacen allí nuestros políticos. Ya hace un año que las organizaciones y la ciudadanía activa contamos con TIPI (Transparencia, Información, Participación, Incidencia), una iniciativa de CIECODE, porCausa, Unicef y EAPN nacida para fortalecer las capacidades de incidencia de la sociedad civil y generar información, aportando datos que sostuvieran un debate público de calidad sobre la pobreza y la justicia social en España. Engancha especialmente su escáner político, una herramienta de transparencia con la que puede hacerse el seguimiento de la actividad parlamentaria en cualquier materia de interés social. Mañana martes se celebrará el evento de cierre del proyecto TIPI, en el que se analizarán las conclusiones después del año de trabajo y tendrá lugar un debate bajo el título ‘Cuando participar de forma informada sirve para algo’.

Ha llegado la hora de que la clase política escuche y reaccione, porque la generación conectada ha venido para quedarse, pero su nueva forma de hacer incidencia también.

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here