1.- EL TTIP, PARADIGMA DE NUEVO MODELO SOCIAL

Últimamente está teniendo dificultades la firma del TTIP (propuesta de libre comercio entre UE y EEUU) gracias a la oposición social de grupos civiles que, este sábado 15 de octubre se unieron en Madrid a la manifestación contra la pobreza.

En el TTIP yo veo ejemplificado el paradigma del nuevo modelo social. Es lo que otros califican como “nueva gobernanza”. El objetivo de este tratado es doble:

  • eliminar todo tipo de obstáculos aduaneros y arancelarios entre UE y EEUU, pasando por encima las constituciones y leyes de los Estados firmantes;
  • dar poder a las grandes corporaciones para denunciar a los Estados si ponen obstáculos al libre comercio.

¿Qué supone este nuevo paradigma o “nueva gobernanza”?

  • Sustituir el papel redistribuidor del Estado de Bienestar y los agentes políticos, sindicatos, organismos gubernamentales… por grupos de la sociedad civil, como empresarios y multinacionales, corporaciones financieras, fundaciones, filántropos, voluntariado, ONGs. El argumento: los políticos y sindicatos son una casta que trabajan para mantener sus poltronas; es más eficiente y más barato poner lo público en manos de lo privado.
  • Imponer el modelo de empresa para el Estado y las administraciones públicas. Así, de una manera parecida a como los managers de las grandes empresas han quedado bajo vigilancia de los accionistas y de su cuenta de resultados, los dirigentes de los Estados han quedado bajo el control de la comunidad financiera internacional, agencias de calificación u organismos parecidos.
  • El Banco Mundial, proponía en 1997 sustituir la expresión “Estado mínimo” por el de “mejor Estado”. Entendido por “mejor” aquel que se somete a los imperativos de los organismos que representan a los grandes intereses comerciales y financieros. En definitiva, supone entregar el papel de lo público a lo privado.

Estas instituciones civiles que sustituyen a las gubernamentales  no son otra cosa sino el “mercado”. Se trata de sustituir un monopolio (el del Estado) por otro (el del mercado), para hacer negocio de un sector del que estaban excluidos: los servicios sociales, comunitarios y públicos, pero ahora con el consentimiento e incluso la intervención del Estado a través de sus leyes.

2.- STEVE JOBS: FIGURA DEL EMPRENDEDOR:imagen3

Otra consecuencia de este modelo de “gobernanza” afecta al paradigma del emprendedor. El trabajador es empresario de sí mismo: bajo su responsabilidad queda tener o no tener los derechos de la ciudadanía y bienes públicos de la sociedad. Si quiere seguridad social, tiene que ganársela con su dinero, si quiere una jubilación digna, tiene que ganársela con su fondo privado de pensiones…Y si no tiene ideas emprendedoras, él tiene la culpa de no encontrar trabajo.

La figura de Steve Jobs es un ejemplo de este modelo de trabajador emprendedor. La creación de la empresa Appel y su inmensa fortuna (8.500 millones) han sido alabados por los medios de comunicación de todo el mundo.  Pero estos medios olvidaron que la empresa Appel se basa en el conocimiento de la investigación básica de centros académicos financiados públicamente por el Gobierno federal de EEUU, especializados en temas militares o aeroespaciales.

También olvidaron que Steve Jobs, héroe representativo del emprendedor,  ha hecho su enorme fortuna a base de utilizar y explotar para beneficio propio bienes comunes sin los cuales no hubiera alcanzado su éxito. Es más, su fortuna se basó, en parte, en una enorme explotación de otros seres humanos. La empresa de Steve Jobs, no fabrica sus productos en EEUU. Lo hace en Shenzhen, una ciudad de China conocida como el Silicon Valley chino, donde trabajan 420.000 trabajadores en condiciones miserables. Las fábricas de Apple, explotaban brutalmente en sus cadenas de montaje a sus trabajadores (no es extraño que trabajen seis días a la semana 16 horas al día y que abunden los suicidios)

Existe un ambiente de terror bien documentado por la obra de Mike Daisey (The agony and the ecstasy of Steve Jobs) en ninguna parte mencionado por la montaña de elogios escritos a razón del homenaje a la figura de Steve Job.