Silicon Valley no se fundó potenciando la FP

educación del futuro
Imagen: Pixabay

Con frecuencia vemos en los medios que en los próximos años demandaremos una incompensable cantidad de profesionales especializados en tecnologías de la información o en las áreas  del conocimiento resumidas con el acrónimo STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics). Dicha necesidad viene a justificarse porque todo el proceso de transformación digital que estamos generando no podrá terminar de desarrollarse sin la asistencia de esta mano de obra especializada.

Más aún, en España, se insiste en que los Ciclos Formativos de Grado Medio y de Grado Superior  -comúnmente conocidos como FP- en nuevas tecnologías, pueden ser una solución a medida para borrar varios problemas simultáneamente: el paro juvenil, la deserción escolar, la formación en las competencias de orden tecnológico y la pronta incorporación al mercado de trabajo de esta fuerza laboral que no se va a hacer esperar.

También, en España suele decirse «reunión de pastores, oveja muerta» así que, cuando un ministro de educación, las fundaciones de grandes corporaciones y los representantes de los agentes económicos coinciden en esta solución, conviene reflexionar sobre los propósitos de la misma. La CEOE, por ejemplo, en su libro blanco «La educación importa», advierte que existe correlación entre la existencia de Formación Profesional y el paro; dejando entrever que en aquellos países donde está más avanzada la implantación de Formación Profesional dual hay menor desempleo juvenil.

¿Ventajas para quién?

La intensificación de la Formación Profesional (FP) en Informática o Tecnología de la Información puede aportar beneficios a varios actores:

Población. Sin duda, es una alternativa para una población menor de 25 años (15,6% en España – 12% en la UE en 2015) que no trabaja ni estudia «Ni-Nis» y también para sus familias que, además de anhelar un futuro digno para sus hijos, también necesitan que éstos dejen de ser una carga para la economía familiar.

Puede interesarte:  El fútbol son once contra once, no hay rival pequeño...

Sistema educativo. Alivia la carga presupuestaria del sistema educativo. Solo el hecho de formar en dos años en vez de cuatro ya supone menos costes. A esto hay que añadir: diferencias en los salarios de los profesorados, infraestructura necesaria, abaratamiento de la deserción, etc.

Actividad económica. En esta se reporta un triple beneficio: contratos en  prácticas de hasta dos años en empresas con un salario inferior al establecido por el convenio colectivo, salarios más bajos que los que de titulados universitarios y la competitividad que resulta de las dos anteriores -si se consigue que los egresados de FP alcancen el desarrollo profesional que tienen los egresados universitarios-.

Sociedad digital. De cara a los años que nos esperan, una ingente cantidad de profesionales de grado medio o superior en tecnologías vinculadas al mundo de los datos permitiría cubrir el déficit tan vaticinado de profesionales en este sector.

¿Desventajas para quién?

Concepto de sociedad digital. Es indudable que esta transformación, también llamada cuarta revolución industrial está marcada por el protagonismo que tiene la tecnología en todas las esferas de la vida. Pero, si queremos preservar el carácter humano de nuestra sociedad, será necesario que nuestros tecnólogos tengan una profunda formación humana. Incluso, podríamos presagiar que para las próximas generaciones será tan fácil aprender tecnología que quizá lo que le suponga mayor esfuerzo sea tener nociones básicas de filosofía, política, psicología o sociología.

Lo que pretendemos de la educación. Durante las dos últimas décadas se ha creado conciencia y se ha potenciado el bilingüismo. Esto no ha significado, ni mucho menos que tengamos una enorme necesidad de filólogos; por el contrario, nuestros profesores han desarrollado sus competencias lingüísticas para impartir en otra lengua las asignaturas que ya instruían. Algo similar podemos aplicar a la tecnología.

Puede interesarte:  Finanzas personales en la educación. ¿Qué problema hay?

Tal vez sea mejor que, nuestro sistema educativo utilice la tecnología como una herramienta vehicular que permita a todo profesional tener una sólida formación en tecnología, de tal forma que pueda ser contratado por empresas de cualquier tipo sin que la tecnología suponga su «talón de Aquiles».

Economía del conocimiento. Durante años, España fue el quinto país ensamblador de vehículos pero jamás tuvo una marca «bandera» de vehículos con diseño propio. La dedicación casi exclusiva al ensamblaje, entre otras cosas, ha causado que la deslocalización haya desplazado a España a la novena posición.

Si algo es deslocalizable es el software, no sabe de idiomas, de climas inhóspitos, no requiere transporte y no tiene que acreditarse en una aduana.

Salvo que, nos dotemos de mentes formadas en la excelencia que sean capaces de idear proyectos innovadores,  respaldados por inversiones de capital, acabaremos escribiendo líneas de programas de acuerdo a las especificaciones enviadas por USA, Alemania o cualquier potencia del software. Y dejaremos de escribir programas cuando la deslocalización lo considere oportuno.

Distribución de la riqueza. Mientras la sociedad va en tren, la legislación laboral y los convenios colectivos viajan a caballo. Una enorme masa trabajadora formada en ciclos de FP podría causar un mayor incremento de la desigualdad. Tanto en los mapas de carrera profesional, como en las tablas salariales de los convenios colectivos queda establecida una diferencia significativa entre los titulados universitarios y los formados en FP.

El mercado laboral además lo corrobora, en 2015 la demanda de titulados universitarios era el doble respecto de los candidatos con un grado de Formación Profesional. Así también, la remuneración media se situó un 27% por encima entre los graduados universitarios respecto de los titulados de Formación Profesional.

Puede interesarte:  Nuestros jóvenes y otros tesoros escondidos

La vocación de las personas. Es frustrante y lamentable que las personas tengan que escoger la profesión teniendo como punto de partida el mercado laboral del momento y las predicciones de los futurólogos de la sociedad, que identifican el futuro del trabajo con el futuro de las profesiones.

No es deseable inocular esa sensación de vivir en el siglo equivocado a aquellos que quieren estudiar algo diferente a lo STEM, mucho menos, acarrearles el estigma de haber elegido en la vida algo que no tiene salida laboral.

Si «Roma no se hizo en un día»,  Silicon Valley -la Arcadia para muchos- no se fundó potenciando la FP. Se fraguó gracias a la existencia de universidades con un claro concepto de excelencia académica, mentes maravillosas, personas tituladas en todos los niveles académicos y sin titulaciones;  y no menos importante, gracias a la presencia de capitales excedentarios ociosos que habían perdido su principal destino de inversión porque llegaba el final de la Guerra Fría.

1 Comentario

  1. Estimado Jorge Luis. Siento el retraso en escribirte mis comentarios a este post, pero aunque sea con retraso no quiero dejar de hacerlo, pues considero relevante romper alguna lanza por la Formación Profesional, a la cual dedico bastante del tiempo del que dispongo últimamente.
    Entiendo que no este el sitio para contrastar opiniones, pero déjame que te diga:
    – De acuerdo con el mensaje del título, pero el trabajo que se desarrolla en todo el mundo no se reduce únicamente a la cantidad que se hace y a al nivel con que se hace en Silicon Valley. No obstante ojalá en todos los países hubiera un Silicon Valley.
    – Seguro que detrás de cada cerebro de Silicon Valley hay muchísimos más personas cuyo trabajo no requiere el nivel de dichos cerebros, y seguro que estas personas, que desarrollan trabajos dignos de menor cualificación viven con dignidad y felicidad.
    Me gustaría comentar contigo (personalmente o por correo) mi pensamiento reflejado últimamente en:
    http://entreparentesis.org/estamos-ciegos-no-queremos-ver/
    https://eldebatedehoy.es/educacion/formacion-profesional-datos/
    https://www.icai.es/articulo-revista/formacion-profesional-si-pero-no-de-cualquier-forma-carta-abierta-a-la-ministra-de-educacion-y-formacion-profesional/
    y también en el estudio/informe cuyo resumen puedes encontrar en: https://www.icai.es/articulo-revista/formacion-profesional-el-camino-razonable-hacia-una-sociedad-de-profesionales/

    Un saludo y de nuevo disculpas por el retraso.
    Antonio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.