Silencio

http://www.imagui.com/a/frases-para-calles-de-15-i7earRGa7

La última campaña electoral parece que nunca existió. Pasó de puntillas y con rapidez, como si fuera un mero trámite que tuviéramos que pasar para llegar a lo mismo que la primera. Parecía como si los actores y actrices de esta troupe no quisieran moverse “por si no salían en la foto”.

La sensación que me queda es que nadie quería cambiar sus resultados, que se conformaban con los obtenidos en la “primera vuelta”.

Y quienes perdieron fueron los de siempre. Los que más necesitaban que se les pusiera en el centro de todo discurso y promesas: los empobrecidos. Esos muchos que se les ha hecho pobres para que aquellos pocos sean más y más ricos.

Esos que prefieren quedarse en silencio, que nadie escucha su grito ahogado, esos que no saben si mañana tendrán empleo, si les pagarán al terminar el día, esos que echan currículos en la cafeterías, bares y restaurantes, en las tiendas de ropa… sin que nadie les conteste… esos que sobreviven gracias a la pensión del abuelo o la abuela,… ¡hay tantos!

No sé qué silencio me duele más: si el de los que “hemos elegido” que sólo piensan en mover las fichas de su tablero para ver cómo quedarían mejor, o el de esos muchos que ya casi han perdido la esperanza de que se les escuche… porque son muchos, a pesar de lo que nos hagan creer.

Pero como ya ni siquiera hablamos entre nosotros, ni nos conocemos…otra batalla ganada de los que ostentan el poder: invisibilizarnos hasta entre nosotros mismos. Primero nos dividieron, luego nos enfrentaron y ahora nos vuelven ciegos los unos para con los otros.

Y de nuevo, comenzaremos con las rondas de diálogo para formar gobierno, y de lo único de lo que se hablará es de “con quién” me interesa casarme, y no a quién debo servir, los intereses de quién debo defender por encima de cualquier pacto o acuerdo.

Hemos olvidado que la política no la hago para mí o mi grupito, sino que es un compromiso que adquiero con la comunidad y que, por lo tanto, es una responsabilidad que debo ejercer con honradez, pues es un servicio que he asumido con la voluntad de luchar por el bien común, compensar las desigualdades existentes y para que la dignidad de la persona nunca sea humillada ni pisoteada.

Esa responsabilidad no es solo de ellos, nosotros y nosotras tenemos la obligación de recordarles constantemente por qué tienen un escaño en el Congreso. Debemos exigirles que el único gran pacto válido es aquel que luche contra la pobreza, contra el desempleo, contra los recortes de derechos sociales…contra la usura en sus múltiples formas.

No podemos permanecer en silencio por más tiempo. Ejerzamos nuestra responsabilidad y rompamos nuestro propio silencio para recuperar la esperanza.


Imagen tomada de: http://www.imagui.com/a/frases-para-calles-de-15-i7earRGa7

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here