Seguridad económica vs crimen organizado

¿Qué tienen que ver los papeles de Panamá con la seguridad? Pues, en realidad, mucho.  Independientemente desde la perspectiva con que se analice el concepto de seguridad, se debe considerar como algo multidimensional en el que intervienen diversas disciplinas de una manera interdependiente. La seguridad no se refiere exclusivamente a lo militar y ello se debe principalmente a que, en el mundo cada vez más interdependiente y globalizado, los riesgos y las amenazas para los Estados o para la Comunidad Internacional, no sólo son de tipo militar; se han diversificado de tal modo que no es posible definirlos y concretarlos, por lo que es necesaria una actuación multidisciplinar.

Una de esas dimensiones de la seguridad es la económica que consiste en prevenir los ataques al sistema económico y a los recursos del Estado, puesto que esta amenaza repercute directamente en el bienestar de los ciudadanos.

El Gobierno español (en la legislatura 2008-2011) encargó la elaboración de una estrategia de seguridad nacional amplia, no sólo referida a lo puramente militar y defensivo como hasta entonces se había hecho. El documento fue desarrollado bajo la dirección de Javier Solana y aprobado por el Consejo de Ministros de 24 de junio de 2011 con el título de Estrategia Española de Seguridad: Una responsabilidad de todos. La Estrategia de Seguridad Nacional aprobada durante actual legislatura en el 2013 es una continuación de esa primera estrategia multidisciplinar con ligeras modificaciones.

Dos de las amenazas tratadas y relacionadas con asuntos de corrupción, blanqueo, evasión fiscal y otros delitos financieros son: el crimen organizado y la estabilidad económica.

El crimen organizado, un fenómeno tan complejo como el terrorista, por lo que también conviene, en una estrategia de seguridad, analizar sus causas y dificultar sus movimientos económicos ilegales. Algo que la estrategia debiera establecer de manera explícita, expresando la inequívoca decisión de contribuir a eliminar los paraísos fiscales (algunos de ellos en lugares tan cercanos como Andorra y Gibraltar).

La estabilidad económica y financiera tiene su origen en la globalización de los mercados y, por tanto, será difícil de abordar sin una actuación de la misma dimensión. De igual manera que colapsó el sistema comunista en 1989, no hay que olvidar que el capitalista da muestras de agotamiento a la vista de los datos objetivos a nivel mundial. Una estrategia de seguridad también debería de analizar las causas y consecuencias de las deficiencias de un sistema económico cuyo funcionamiento presenta demasiadas grietas (desempleo, desigualdad, incremento de la pobreza y conflictos sociales).

Photo Credit: Anastasios Fakinos via Compfight cc
Photo Credit: Anastasios Fakinos via Compfight cc

El crimen organizado es uno de los retos más difíciles para la seguridad; “las redes criminales pueden colaborar con gobiernos corruptos, organizaciones paramilitares o grupos terroristas” tal y como significa la Estrategia de Seguridad Nacional. El crimen organizado “genera y activa otros riesgos y amenazas, fundamentalmente el blanqueo de capitales, que contribuyen a debilitar al Estado, obstaculizar el crecimiento económico y minar la democracia”. Parte de ese blanqueo es consecuencia de la corrupción de elementos de los propios Estados y entidades bancarias, con el consentimiento de la comunidad internacional de la existencia de paraísos fiscales. También hay que vigilar el proceso de financiación para comprar empresas estatales que se privatizan, porque puede ser el momento empleado por el crimen organizado para blanquear su dinero.

“La inestabilidad económica y financiera es uno de los principales riesgos y amenazas […] porque alimenta y refuerza otros riesgos existentes”, afirma la Estrategia de Seguridad Nacional

La crisis económica provocada por las deficiencias de un sistema económico, al que esta Estrategia de Seguridad Nacional no discute, y que es el causante de las alarmantes cifras de desempleo y la consecuente inestabilidad social que puede conducir a procesos de revueltas o conflictos violentos. La Estrategia de Seguridad Nacional es un instrumento flexible y, por tanto, debe de establecer prioridades según las circunstancias. La prioridad de conseguir la estabilidad económica y financiera, capaz de conseguir una sociedad más justa, es en la actualidad la más importante. Cualquier otro aspecto de la seguridad puede verse afectado si las personas que conforman un Estado carecen de los recursos que les proporciona un empleo digno, que les permita disponer de una seguridad humana. La Seguridad Nacional no es otra cosa que la suma de la seguridad de los individuos que forman parte del Estado.

Los objetivos y líneas de acción de acción señaladas en la Estrategia de Seguridad Nacional 2013 con relación al crimen organizado y la seguridad económica financiera son las siguientes:

  • Lucha contra el crimen organizado: impedir el desarrollo de grupos criminales y fortalecer los medios para combatirlos

– Concienciación ciudadana

– Colaboración de las agencias de inteligencia

– Investigación del blanqueo de capitales

  • Seguridad económica y financiera: potenciar un modelo económico sostenible, mitigar los efectos desequilibrantes de los mercados, luchar contra las actividades ilícitas

– Potenciar modelo de crecimiento económico sostenible para crear empleo de calidad y conseguir finanzas saneadas,  y mantener estabilidad de precios de modo que garantice la cohesión social

– Establecer un marco socio-laboral consensuado para facilitar la estabilidad en el empleo y la creación de puestos de trabajo

– Fomentar una mayor transparencia del mercado financiero

– Establecer mecanismos de regulación y supervisión de la economía para evitar las crisis sistémicas

– Fortalecimiento del euro

– Fomentar los mecanismos de seguridad económica

– Reforzar la reputación e imagen exterior (Marca España)

Es de esperar que la Estrategia de Seguridad Nacional sea desarrollada con el mayor rigor en todas sus dimensiones, y que esta parte dedicada a la economía y el crimen organizado también sea prioritaria.

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here