Robots con alma de activista

Que la revolución tecnológica ha marcado un antes y un después en la historia del activismo es un hecho indiscutible que va mucho más allá del mero potencial que tienen las redes sociales para agitar conciencias, invitar a la acción y lograr conquistas sociales. Cada vez más activistas se concentran en desarrollar algún tipo de software que cobre vida en aplicaciones, extensiones de buscadores, etc., que permiten dar pasos agigantados en pro del cambio social.

Ya hablamos en este blog del movimiento #BlackLiveMatters que lucha por la igualdad racial, y del impacto que éste está logrando gracias al Social Media. Pero el movimiento sigue evolucionando y la tecnología está siendo clave en su desarrollo.

Hoy por hoy, la movilización ciudadana y la presión a las y los decisores políticos en las redes no está siendo suficiente para lograr la igualdad racial. Muchas personas del movimiento consideran que el fortalecimiento económico de la comunidad negra ayudaría a la lucha contra la violencia policial en Estados Unidos y otras formas de injusticia. Precisamente para agitar la economía se puso en marcha el #SupportBlackBusiness. Muchas activistas comenzaron a alentar a la ciudadanía a comprar artículos de marcas propiedad de personas negras. Las famosas youtuber en temas de belleza Alyssa Forever, Alissa Ashley y Jackie Aina lanzaron un reto animando a blogueras y youtubers de moda a utilizar marcas de maquillaje de propietarios y propietarias negras.

La causa estaba lanzada, la comunidad de activistas agitada pero, como suele ocurrir, para ejecutar la acción faltaba información. ¿Cómo saber qué marcas comprar para apoyar los negocios propiedad de personas negras? De nuevo la tecnología ha aportado la solución. Angie Coleman, la activista Directora de Programas y Relaciones Institucionales de ‘Reboot Safety’ ha desarrollado recientemente una extensión para el buscador Chrome que permite encontrar productos que satisfagan cualquier tipo de necesidad y fortalezcan al mismo tiempo la economía de la comunidad negra.

Sensibilizar o agitar conciencias contra el racismo es una tarea agotadora y que puede acabar minando la motivación del activista más vivo, especialmente en redes sociales como twitter, donde el bombardeo de preguntas y cuestionamientos sobre el racismo es constante. Por ello la cooperativa tecnológica Feel Train, en colaboración con los activistas de derechos civiles DeRay Mckesson y Sam Sinyangwe, ha creado un robot que responde automáticamente en redes a las cuestiones sobre injusticias sociales. ‘Stay Woke Bot’ no solo está ahorrando un montón de tiempo a la comunidad activista del #BlackLiveMatters, sino también gran parte del desgaste emocional que provoca hacer frente al aluvión de menciones cargadas del odio y la sinrazón que alimenta el racismo. Lo mejor de ‘Stay Woke Bot’ es que está hecho con código libre para que pueda ser replicado o adaptado fácilmente para otras causas sociales.

Imagen del perfil en Twitter de Stay Woke Bot
Imagen del perfil en Twitter de Stay Woke Bot

Aunque se creen con una enorme carga emocional, los robots no tienen corazón. Es imposible que sus entrañas ardan de emoción ante una victoria del activismo, pero tampoco mueren de rabia ante un ataque de odio, mantienen siempre la calma y lanzan siempre respuestas racionales. Cada vez contamos con más ejemplos de robots que automatizan un activismo que evoluciona segundo a segundo.

A buen seguro, la innovación tecnológica continuará sorprendiéndonos sin descanso, avanzando a velocidad de vértigo por caminos que hoy no podemos siquiera imaginar pero que construiremos entre todas. Lo más importante en esta carrera sin fin es que consigamos dar con la manera de poner estos avances al servicio de un cambio social que cada día se antoja más urgente, pero que, en gran parte gracias a estas conquistas tecnológicas, también se vislumbra más cercano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here