Reunión de blogueros

Para entreParéntesis, sus blogueros son parte esencial del proyecto. Más de una veintena de autores que, quincenalmente, nos acercan a la realidad desde puntos de vista diferentes ayudándonos a reflexionar, a mirar más allá y a abrirnos al diálogo en la frontera. Gracias a su labor eficaz, reflexiva y desinteresada, nuestro blog puede presentaros dos entradas diarias de lunes a viernes. Aunque nos embarcamos en esta aventura el pasado 12 de enero con el lanzamiento de nuestra web, no ha sido hasta el sábado 20 de junio cuando hemos tenido la oportunidad de desvirtualizarnos entre algunos de nosotros que no nos habíamos conocido hasta entonces y que coincidíamos por primera, tras cinco meses de andadura de nuestra página web, en la Casa San Ignacio, en el I Encuentro de blogueros de entreParéntesis, o sea (blogueros) y el G5, nuestro equipo coordinador.

Tuvimos un primer momento de presentaciones, de las personas que allí estábamos y también del proyecto en algo más de detalle. Marco de actuación, fin que se busca, memoria de lo realizado hasta la fecha, situación en el organigrama de la Compañía de Jesús, líneas de acción y perspectivas de futuro y, en especial, nuestra llamada a salir a las fronteras para fomentar el diálogo más allá de nuestro entorno cercano y conocido fueron algunas de las ideas más importantes de las que hablamos.

Pudimos compartir también con alegría los datos relativos a la evolución de la página web en estos primeros cinco meses, que son muy positivos, dejando siempre las puertas abiertas, claro está, a seguir creciendo y dialogando por las calles de la cultura digital.

Por último, nos encontramos por áreas de trabajo para seguir compartiendo aspectos más concretos de las mismas, tanto de lo vivido hasta ahora, como de las perspectivas y horizonte hacia el que seguir caminando. Estas áreas han sufrido alguna modificación y de aquí en adelante nos centraremos en: i) Justicia y Solidaridad; ii) Religiones en el espacio público; y iii) Cultura digital.

Y, por supuesto, acabamos tomando unos refrescos. Fomentando el comercio (y el bebercio) de barrio. La foto da fe de ello 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here