Recuerdos de un educador…

Recordar es volver a pasar lo vivido por el corazón

Dibujo de Motxote Potolo Bat

Toni Catalá sj, fue educador y coordinador del Centro de Vida de Nazaret, Alicante.

Después de unos años de educador, ahora estoy en otras historias, tengo muy claro que esos años me han marcado, me han dejado recuerdos que han dejado de ser recuerdos para ser configuraciones vitales, recuerdos que se han convertido en modos de percibir la vida, aunque, como digo, ahora ya no me encuentre en el ámbito educativo del menor

Te configura el percibir la condición humana desde la vulnerabilidad y la ternura. Cuando “x” está en el hospital en coma vigil, por historias muy dolorosas que ahora no vienen al caso, y sientes una ternura y compasión en todo el cuerpo, estas palabras no me asustan en absoluto en el ámbito educativo, porque sientes que “quieres” al muchacho, ese día empiezas a entender que el engorro cotidiano, las broncas del día sí día no, la pelea para que se coman el pescado, para que se levanten para ir a la escuela o similares… “Ha valido la pena”, sin esas situaciones vividas yo hoy no entendería de la vida.

Cuando un día de nochebuena, y no va de cuento navideño, tienes que enterrar a la perrita de “y” que ha sido atropellada por un coche en el polígono de S. Blas, “y” es uno de los chavales que más canas me han sacado los años de educador, el muchacho más entrañable y más irritante a la vez con el me he encontrado en Nazaret, cuando la estás enterrando en los pinos de los antiguos chalets junto con “z” cavando la fosa, muchacho que a su vez era otro “personaje”, y entonces me piden que como soy cura le rece un padrenuestro!!! Nos ponemos a llorar los tres cuando lo rezo… si eso no es ternura que venga dios y lo vea. Con “y” no sabían qué hacer los servicios sociales de… Gracias “y” porque además de S. Ignacio de Loyola me hiciste devoto de S. Francisco de Asís. Podría seguir contando tantas y tantas historias…

Puede interesarte:  La familia y el barrio en el ciclo de reproducción de la pobreza

Una época en el Chalé 10, antes de salir a barrios que decíamos entonces, de tantas sobremesas compartidas alrededor del café y del cigarro (hoy impensable hasta para mí) en que se generaban espacios de sanación porque era posible contar y compartir historias.

Todo esto lo haces con otras y con otros, si algo me quedó de esos años, sobre todo de los de coordinador, fue la experiencia de compañerismo, de lealtad de toda la peña de educadores y educadoras, voluntarios, servicios… no idealizo porque pasamos por momentos duros tanto de tensiones laborales como de profundas incertidumbres…, pero nos podía el deseo de hacer el trabajo bien hecho porque los menores se lo merecían. Lo mismo digo del equipo técnico con tantos momentos de cariño y de bronca, de proyectar juntos, de desear lo mejor, de reírnos y de llorar, no quiero citar nombres… cuánta gente buena me encontré. Además, te ibas a secretaría y administración y siempre la sonrisa de “E”, para mí la veterana de la casa, empezamos juntos en los primeros años 70. Sólo me surge un agradecimiento sincero por tantos compañeros y compañeras

Años también muy duros por la violencia latente que podía emerger en cualquier momento, violencia provocada por tantos dolores y heridas en criaturas que la vida no había tratado bien. Esos años me enseñaron a entender la Buena Noticia del Nazareno, y eso que me había pasado siete años en una facultad de teología. Los chavales, compañeros y compañeras de trabajo y la comunidad de compañeros jesuitas, en la que siempre encontré aliento, apoyo y fraternidad, me enseñaron a entender de corazón que el Evangelio es un canto a la vida, un canto a la compasión y a la ternura en un mundo violento e injusto, me enseñaron a entender que las criaturas más heridas siguen “valiendo la pena”

Puede interesarte:  La vulnerabilidad del Dios que escondidamente se revela

1 Comentario

  1. Gracias por recoger y plasmar el sentido que tiene el acompañar a jóvenes que vienen con una mochila cargada de sufrimiento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.