Presencia profética de Cáritas en la situación actual

Caritas

El pasado jueves 15 de enero tuvimos, en la Casa San Ignacio (centro social de los jesuitas en la Ventilla, Madrid) una nueva edición de los coloquios en torno a la espiritualidad del compromiso social, en contextos de exclusión. En esta ocasión tuvimos el privilegio de contar con la presencia de Ana Abril, directora de Desarrollo Social e Institucional de Cáritas Española, que nos habló de la presencia profética de Cáritas en la situación actual.

Como siempre hacemos en esta serie, no se traba tanto de presentar el contenido del libro, sino de exponer la vida que se esconde tras esas páginas. En este caso, Ana Abril expuso el  proceso de elaboración del documento, muy marcado por las preguntas que emergían desde las personas a pie de calle y desde la amplia red de Cáritas, desde las parroquias a lo internacional. Todo ello leído en clave de discernimiento ignaciano y con algunos subrayados básicos: en colectivo, en plural, escuchando, aprendiendo del sur, desde el Evangelio. Una convicción que atraviesa todo el proceso y el documento mismo es la importancia de “ser radicalmente lo que somos”. De algún modo, en los momentos de crisis, lo esencial se manifiesta con más clarividencia. Muy importante, interpelador e iluminador resulta el texto de Pablo VI en Octogesima Adveniens, núm. 2: “Nos hemos acercado a las muchedumbres y escuchado sus llamamientos, gritos de preocupación y de esperanza a la vez”.

Este discernimiento de la presencia de Cáritas incluye, al menos, estas cinco miradas. La primera, centrada en la  dignidad de las personas, supone una opción por el acompañamiento y subraya el cómo de la acción socio-caritativa. La segunda mirada busca una acción consecuente con la centralidad de la persona y, así, ofrece luces sobre el qué hacer. En tercer lugar, se coloca el punto de mira en las personas que formamos Cáritas, intentando mantenerse firmes al tiempo que nos dejamos toca, doler, afectar e impactar. La cuarta mirada apunta a poner la gestión al servicio de la misión. El quinto lugar, se intenta desarrollar la caridad política, desde el  anuncio y la denuncia.

En estos cinco pasos o miradas, se intenta combinar un triple movimiento, que pasa por ver con nuevo relieve los graves problemas de nuestro tiempo, por esclarecer mediante la luz de la palabra inalterable del Evangelio y por deducir principios de reflexión, normas de juicio y directrices de acción.

Para invitar a seguir caminando, Ana Abril recurrió el libro bíblico de Judit: “No está en el número tu fuerza ni tu poder en los valientes. Eres el Dios de los humildes, auxilio de los débiles, defensor de los caídos, salvador de los que han perdido toda esperanza” (Judit 9, 11).

Este coloquio constituye el quinto de una serie iniciada en el mes de septiembre de 2014 y que, con ritmo mensual, busca ofrecer un espacio de diálogo en torno a la experiencia espiritual vivida en el compromiso contra la pobreza y la exclusión social. Anteriormente, hemos contado con Margarita Saldaña (que introdujo su libro Rutina habitada), Julián Ríos (a propósito de su obra Arando entre piedras), Daniel Izuzquiza (que presentó su último libro, Un tiempo crucial) y Teresa Comba (que compartió su Itinerario para una espiritualidad de la ternura). Para el mes de febrero, el día 19, contamos con la presencia de Santos Urías, a partir de su libro La sonrisa en la mirada.

Compartir

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here