Power of Love

Cuando el obispo Michael Curry activó su Tablet para leer su homilía en la capilla Windsor, durante la boda del Príncipe Harry y Megan Markle, pocos preveían la conmoción que iba a suponer. Muchos no daban crédito a la llamada que escuchaban a transformar el mundo del poder por el amor y a usar el poder del amor para transformar el mundo. En una capilla en la que se concentraba todo el poder del imperio británico, hubo miradas burlonas y condescendientes. Quizás antes de comenzar a hablar, a monseñor Curry le vino a la cabeza el título de uno de los libros que ha escrito: “Cristianos locos: una llamada a seguir a Jesús”.

El obispo Curry está casado y tiene dos hijas. Fue el primer afroamericano que preside la Iglesia Episcopaliana -una de las denominaciones de la Iglesia anglicana en Estados Unidos. Cuando el Arzobispo de Canterbury,Justin Welby, le invitó a pronunciar el sermón, tenía la intención de llevar una palabra comprometida al principal centro de poder de Reino Unido.

Curry nació en Chicago en 1953 y desciende -como la novia, Megan Markle- de esclavos algodoneros de Alabama. Su biografía, “Canciones que mi abuela cantó”, hace memoria de la historia de este pastor episcopaliano, que se ha distinguido por su compromiso social y su impulso evangelizador.

Férreo defensor de los Derechos Civiles, se ha comprometido intensamente contra los abusos sexuales y en favor del movimiento MeToo. Ha movilizado a la Iglesia episcopaliana contra la política migratoria de Trump y la desigualdad social. Su homilía ha supuesto una radical llamada a hacer del amor un poder y una energía para cambiar el mundo.

En la homilía cita a Martin Luther King y al jesuita Teilhard de Chardin, además de diversos pasajes bíblicos y un espiritual afroamericano. Hemos traducido la homilía para poder apreciar el alcance de una propuesta que pone en el centro el camino del amor.

[Transcripción completa de la homilía del obispo Michael Curry en la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle]

+

Del Cantar de los Cantares [8, 6-7], en la Biblia:

“Grábame como sello en tu corazón,

Como sello en tu brazo,

Porque el amor es más fuerte que la muerte,

La pasión más fiera que el abismo,

Sus llamas son flechas de fuego,

Llamarada divina.

Los océanos no podrían apagar el amor,

Ni los ríos anegarlo.”

 

El fallecido Dr. Martin Luther King Jr. dijo una vez, y cito: “Debemos descubrir el poder del amor, el poder redentor del amor. Y cuando descubramos eso, podremos hacer de este mundo viejo un mundo nuevo, porque el amor es el único camino “.

 Hay poder en el amor. No lo subestimeis. Ni siquiera lo sobresentimentaliceis. Hay poder: poder en el amor. Si no me creéis, pensad en el momento en el que os enamorasteis por primera vez. El mundo entero parecía centrarse en vosotros y vuestro ser amado.

 ¡Oh, hay poder, poder en el amor! No solo en sus formas románticas, sino en cualquier forma, cualquier forma que adopta el amor. Hay un cierto modo en el cual, cuando eres amado -y lo sabes-, cuando alguien se preocupa por ti -y lo sabes-, cuando amas y lo demuestras, el amor realmente se siente verdadero. Hay algo de verdad en ello.

 Hay algo verdadero al respecto. Y hay una razón para eso. El motivo tiene que ver con la fuente. Fuimos creados por un poder de amor, y nuestras vidas estaban destinadas -y están destinadas- a ser vividas en ese amor. Esa es la razón por la que estamos aquí.

 En último término, la fuente del amor es Dios mismo: la fuente de todo en nuestras vidas. Hay un antiguo poema medieval que dice: “Donde se encuentra el verdadero amor, Dios mismo está allí”. El Nuevo Testamento lo dice de esta manera: “Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y aquellos que aman son nacidos de Dios y conocen a Dios. Aquellos que no aman, no conocen a Dios.” ¿Por qué? “Porque Dios es amor”. Hay poder en el amor. Hay poder en el amor para ayudar y sanar cuando nada más puede hacerlo.

 Hay poder en el amor para levantar y liberar cuando nada más lo hará. Hay poder en el amor para mostrarnos el modo en que vivir. Ponme como un sello en tu corazón … un sello en tu brazo, porque el amor es tan fuerte como la muerte. Pero el amor no se trata solo de una pareja joven. Ahora el poder del amor se demuestra por el hecho de que todos estamos aquí. Dos jóvenes se enamoraron y todos aparecimos. Pero no es solo por y sobre una pareja joven, con quien nos regocijamos. Es más que eso.

 Jesús de Nazaret en una ocasión fue desafiado por un maestro de la ley a que resumiera la esencia de las enseñanzas de Moisés, y Él se dio la vuelta y remitió a las escrituras hebreas, al Deuteronomio y al Levítico, y dijo Jesús: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, toda tu alma, toda tu mente y toda tu fuerza. Este es el primer y gran mandamiento. Y el segundo es así: ama a tu prójimo como a ti mismo ” [Lucas 10, 25-27].

 Y en la versión de Mateo, Jesús añadió, Jesús dijo: “De estos dos, el amor a Dios y amor al prójimo, se sostiene toda la ley, todos los profetas, todo lo que Moisés escribió, todo en los santos profetas, todo en las escrituras, todo lo que Dios ha estado tratando de decirle al mundo … Ama a Dios, ama a tus prójimos, y mientras lo haces, ámate a ti mismo ” [Mateo 22, 37].

 Alguien dijo una vez que Jesús comenzó el movimiento más revolucionario en la historia de la humanidad: un movimiento basado en el amor incondicional de Dios por el mundo, y un movimiento que manda a las personas a vivir ese amor, y al hacerlo no solo a cambiar sus vidas, sino también la vida misma del mundo en sí. Estoy hablando de poder. Poder real. Poder para cambiar el mundo

 Si no me crees, bueno, hubo algunos antiguos esclavos en el Sur del Estados Unidos e antes de la Guerra, que explicaron el poder dinámico del amor y por qué tiene el poder de transformar. Lo explicaron de esta manera. Cantaron un espiritual, incluso en medio de su cautiverio. Es uno que dice: “Hay un bálsamo en Gilead …”, un bálsamo sanador, algo que puede hacer que las cosas sean buenas. [El sermón se refiere al espiritual afroamericano “There is a Balm in Gilead”].

 “Hay un bálsamo en Gilead para hacer que los heridos se restauren”, y una de las estrofas en realidad explica por qué. Cantan:

 “Si no puedes predicar como Pedro,

Y no puedes orar como Pablo

Simplemente dile el amor de Jesús,

Cómo murió para salvarnos a todos “.

 ¡Oh, ese es el bálsamo en Gilead!

 Esta forma del amor, es la forma de la vida. Ellos lo tienen. Él murió para salvarnos a todos. Él no murió por nada que pudiera sacar de eso. Jesús no recibió un doctorado honorario por morir. No lo hizo -no estaba sacando nada de eso. Renunció a su vida, sacrificó su vida, por el bien de los demás, por el bien del otro, por el bienestar del mundo… por nosotros.

 Eso es lo que es el amor El amor no es egoísta y egocéntrico. El amor puede ser sacrificial, y al hacerlo, se vuelve redentor. Y esa forma de amor desinteresado, sacrificado y redentor cambia vidas, y puede cambiar este mundo.

 Si no me creéis, solo deteneos e imaginad. Pensad e imaginad un mundo donde el amor sea el camino.

 Imaginad nuestros hogares y familias donde el amor sea el camino.

Imaginad nuestros vecindarios y comunidades donde el amor sea el camino.

Imaginad nuestros gobiernos y naciones donde el amor sea el camino.

Imaginad los negocios y el comercio donde este amor sea el camino.

Imaginad este viejo mundo cansado donde el amor sea el camino.

 

Cuando el amor sea el camino: desinteresado, sacrificado, redentor.

Cuando el amor sea el camino, entonces nunca más ningún niño en este mundo se irá a la cama con hambre.

Cuando el amor sea el camino, dejaremos que la justicia ruede como una corriente poderosa y justa como un arroyo que siempre fluye.

Cuando el amor sea el camino, la pobreza se convertirá en historia.

Cuando el amor sea el camino, el planeta Tierra será un santuario.

Cuando el amor sea el camino, dejaremos nuestras espadas y escudos, a la orilla del río, porque la guerra solo será un objeto de estudio.

Cuando el amor es el camino, se hace todo el espacio necesario, un gran espacio, para todos los hijos de Dios. Porque cuando el amor es el camino, realmente nos tratamos unos a otros, bueno… como si fuéramos realmente familia.

Cuando el amor es el camino, sabemos que Dios es la fuente de todos nosotros, y que somos hermanos y hermanas, hijos de Dios.

 Mis queridos hermanos y hermanas, ese es un cielo nuevo, una tierra nueva, un mundo nuevo, una nueva familia humana. Y dejadme deciros algo, en el Antiguo Testamento, el viejo Salomón estaba en lo cierto: eso es fuego.

 Pierre Teilhard de Chardin – y con esto me sentaré, queremos que ya os caséis-, el jesuita francés Pierre Teilhard de Chardin fue posiblemente una de las mayores mentes, grandes espíritus del siglo XX. Jesuita, sacerdote católico, científico, académico, un místico.

 En algunos de sus escritos, dijo -tanto gracias a su saber científico como teológico-, en algunos de sus escritos dijo -como también otros lo hicieron-, que el descubrimiento, invención o aprovechamiento del fuego fue uno de los mayores descubrimientos científicos y tecnológicos de toda la historia de la humanidad.

 El fuego hizo posible en gran medida la civilización humana. El fuego hizo posible cocinar comida y proporcionar formas sanas de aimentarnos, lo que redujo la propagación de la enfermedad en su momento. El fuego hizo posible caldear ambientes cálidos y, por lo tanto, hizo posible la migración humana por todo el mundo, incluso a climas más fríos.

El fuego lo hizo posible … No hubiera habido Edad de Bronce sin fuego, ni Edad de Hierro sin fuego, ni Revolución Industrial sin fuego. Los avances del fuego y la tecnología dependen en gran medida de la destreza humana y su capacidad de hacer fuego y usarlo para el bien de la humanidad.

 ¿Alguien ha llegado hoy aquí en coche? ¿Un automóvil? Asentid si lo habéis hecho -aunque ya sé que ha habido algunos carruajes. Pero aquellos de nosotros que que hemos venido en coche, es el fuego -controlado, dominado- el que lo ha hecho posible.

Sé que la Biblia dice -y yo lo creo- que Jesús caminó sobre el agua. Aunque debo deciros que no crucé andando el océano Atlántico para llegar aquí. Es el fuego dominado por el avión el que lo ha hecho posible.

El fuego nos permite enviar mensajes de texto, tuitear, enviar correos electrónicos y usar Instagram, Facebook y ser socialmente disfuncionales entre nosotros. El fuego hace todo eso posible, y De Chardin dijo que el fuego fue uno de los mayores descubrimientos en toda la historia de la humanidad. Y luego continuó diciendo que si la humanidad alguna vez dominara la energía del fuego nuevamente, si la humanidad alguna vez capta la energía del amor, será la segunda vez en la historia que habremos descubierto el fuego.

El Dr. King tenía razón: debemos descubrir el amor -el poder redentor del amor. Y cuando lo hagamos, haremos de este mundo viejo, un mundo nuevo.

Querido hermano, querida hermana, Dios os ama, Dios os bendice, y que Dios nos sostenga a todos en esas manos todopoderosas de amor.

 

Puede interesarte:  Acompañamiento espiritual a jóvenes en México

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.