¿Por qué elegir entre conciliación y carrera profesional?

LA MIOPE UTOPIA DE CONCILIACION Dibujo: Jorge Álvaro González @lineograma

Síntomas de la brecha salarial de género

  • Hoy, hombres y mujeres no cobran igual
  • Pero, ¿por qué?
  • Hoy las mujeres no acceden a puestos directivos igual que los hombres
  • Pero, ¿por qué?
  • Hoy las mujeres dedican más tiempo conciliar que los hombres.
  • Pero, ¿por qué?

Este es el guión, o casi, de un anuncio de la Comunidad de Madrid protagonizado por Josema Yuste que visibiliza un grave problema de nuestra sociedad: la brecha salarial de género. Además, el anuncio emplea la técnica de preguntas iterativas para identificar las causas del problema. La conciliación, o el impacto de la maternidad en la carrera profesional de las mujeres, es una de las causas principales que explica la brecha salarial entre hombres y mujeres en los países ricos.

En los países desarrollados (OCDE), el salario medio de una mujer que trabaja a tiempo completo es el 85% del de un hombre. Esto no significa que los empleadores paguen a un hombre más de lo que pagarían a una mujer en su lugar. Los datos de un estudio realizado en 25 países por Korn Ferry, una consultora, muestran que las mujeres ganan casi lo mismo que los hombres que hacen el mismo trabajo para el mismo empleador.

Causas de la brecha salarial 

El verdadero motivo de la brecha salarial es doble:

  • Las mujeres superan a los hombres en puestos con salarios más bajos y pocas posibilidades de ascenso. El número de mujeres en puestos directivos es mucho menor que el de hombres.
  • Los hombres y las mujeres están segregados entre ocupaciones e industrias; aquellos donde las mujeres predominan pagan menos.
Puede interesarte:  La familia y el barrio en el ciclo de reproducción de la pobreza

Consecuencias de la brecha 

Además de injusto y una perdida para las mujeres, una fuerza laboral sesgada es un problema para las empresas y para la sociedad. BHP Billiton, una compañía minera, descubrió que los aquellas operaciones donde hay más mujeres se gestionan de forma más segura. De igual forma podríamos pensar que es poco probable que cuerpos de seguridad, principalmente masculinos, o de enfermería, principalmente femeninos, tengan la mejor combinación de habilidades, experiencia y prioridades para tratar con víctimas de delitos o pacientes del sexo opuesto.

Y dentro de las empresas, el argumento a favor de la diversidad se hace cada vez más patente a medida que aumentan las evidencias que vincula la diversidad con el desempeño de las mismas. McKinsey descubrió que las empresas en el cuartil inferior de diversidad étnica y de género en sus puestos directivos tenían un 29% menos de probabilidades de lograr una rentabilidad superior a la media.

Pero, además, el impacto de la conciliación en la carrera profesional obliga a las mujeres, principalmente, a elegir entre la maternidad y la carrera profesional. Y esto deja una terrible huella en nuestra sociedad, que se ve abocada a bajos niveles de natalidad y las negativas consecuencias esto conlleva para el progreso económico, social y la sostenibilidad de nuestro modelo de estado y bienestar.

Tratamientos de la brecha 

Como reza el anuncio, hoy las mujeres dedican más tiempo a conciliar que los hombres.

Pero, ¿por qué? La respuesta es obvia, porque los hombres dedican menos tiempo. Está demostrado que las políticas que fomentan una mayor responsabilidad de los padres en el cuidado de los hijos favorecen una menor brecha salarial.

Puede interesarte:  Juventud ¿divino tesoro?

Hace cuarenta años, Suecia se convirtió en el primer país del mundo en introducir la baja por nacimiento de hijos para padres y madres de forma independiente. Pero la medida no fue un éxito: en el primer año del plan, solo el 0.5% de los hombres usaron dicha posibilidad.

Si no se reserva un permiso parental para los padres, las parejas generalmente deciden que la madre sea la que tome la mayor parte o todo el permiso. En Suecia, que aumentó el permiso parental para padres de dos meses a tres en 2016, un estudio estimó que cada mes de licencia tomado por el padre incrementaba el salario de su pareja cuatro años más tarde en un 7%.

Además, cada vez es más frecuente el trabajo flexible en las empresas, que investigaciones demuestran que no está reñido con la productividad. Aunque seguro tenemos seguir avanzando en modelos de trabajo flexibles.

Pero, ¿por qué la conciliación afecta negativamente a la carrera profesional?

La penalización profesional está basada en el supuesto de que los periodos largos fuera del trabajo dedicados al cuidado de los hijos perjudican las habilidades y competencias de madres o padres. Pero la realidad, como podemos ver en este video, es que el trabajo de los cuidado desarrolla una serie de competencias en las personas que lo practican: planificación, gestión de recursos, adaptabilidad, compromiso y dedicación, capacidad de escucha, motivación,… Y en este ámbito, hay menos estudios, menos visibilidad pública y menos propuestas.

Además, muchas de estas competencias son cada día mas demandadas por las empresas ante los nuevos retos que afrontan. Ahora es más frecuente enfocarse en las competencias que en las habilidades para la contratación de perfiles sénior. Quizás sea necesario un esfuerzo positivo por parte de los gobiernos y la sociedad para adaptar dichas competencias al contexto profesional, pero sería un error desconsiderarlas.

Puede interesarte:  Bioética global desde Francisco para una ecología integral de la vida

La brecha salarial es un grave problema de nuestra sociedad y la conciliación una necesidad fundamental de la misma. No deberíamos elegir entre ambas, porque no deberían ser incompatibles como una utopía más. Es importante facilitar la conciliación, necesaria para nuestra sociedad, y una mayor responsabilidad de los padres en la misma. Pero también tenemos que aprender a valorar y reconocer que la conciliación no tiene por qué ser una penalización en la trayectoria laboral de madres o padres, sino un aprendizaje social y profesional que pueda favorecer un desarrollo profesional más humano. De lo contrario, es posible que para demasiados la carrera profesional se convierta en su única familia.

1 Comentario

  1. Yo elijo Concilacion Familiar sin tener hijos, pues demasiadas carreras profesionales terminan con la jubilación y un ego maltratado… pero votaria por un reconocimiento a quien concilia familiarmente convenientemente evaluado, de manera curricular o de alguna manera no solo económica. Y esto se aplicaría también a quien concilia para cuidar a las personas dependientes. Tan instructivo resulta conciliar como muchos cursos de postgrado. Pienso que esto seria un paliativo para la brecha salarial de género creada por el habitual papelón femenino de cuidar a los hijos, a los maridos discapacitados, a los padres seniles… y sobre todo pensando en la epidemia de soledad que nos aturde. Es un tema complicado, pero ineludible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here