Pon a Mauritania en tu navegador

Mauritana, antaño un país verde, sufre una intensa sequía desde hace más de cuatro décadas, de una magnitud tal que no tiene precedentes en los últimos 200 años, según un equipo de investigadores españoles, encabezados por David Gallego, de la Universidad Pablo de Olavide.

Este largo período de sequía ha dejado tras de sí una enorme crisis humanitaria. La sequía ha afectado a millones de habitantes de un país en el que la agricultura y la ganadería son esenciales para la supervivencia.

La mitad de la población de este país sometido a los rigores del cambio climático son niños y niñas, víctimas especialmente vulnerables de la crisis alimentaria, y que se preparan para enfrentar a un año especialmente duro.

Acción contra el hambre alertaba hace unas semanas que producto de la agudización de la sequía de 2017 la estación del hambre se va a adelantar de junio a marzo, lo que significa que este año durará siete meses, y su población deberá luchar por sobrevivir a la hambruna más de la mitad del año.

Esta crisis alimentaria se va a transformar pronto en una crisis sanitaria, porque difícilmente Mauritania y Senegal, los principales países afectados, tendrán los recursos sanitarios para hacer frente a semejante catástrofe. Seguramente escucharemos mucho de Mauritania en los meses que vienen. Es un buen momento para contactar a alguna de las numerosas organizaciones que trabajan en la región y ofrecer apoyo. Y también es un buen momento para revisar qué podemos hacer para revisar qué más podemos hacer para ayudar a frenar el cambio climático

Porque tan importante es ayudar a mitigar las consecuencias como trabajar por erradicar las causas.

Puede interesarte:  Claves para convertirse y transformar el sistema

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here