¿Plan B?

Imagina que vives en un país que hace frontera con al menos tres países de los cuales los tres atraviesan graves conflictos bélicos, imagina que, más allá de los países directamente lindantes, la región completa está al rojo vivo e incluso hay algún pequeño conflicto en las propias fronteras del país. Eso sí, algo localizado, claro.

A ese país lo podríamos llamar Egipto, o bueno, en realidad muchos otros, ponle el nombre que se te venga a la cabeza, el que te quede más cercano al corazón.

Imagina que además, la previsión es que en muy pocos años haya serios problemas de agua en tu país.

Imagina ahora que a pesar del contexto amenazante, tu país de momento goza de tranquilidad y tú tienes la suerte de que puedes hacer tu vida normal, tienes un trabajo, tu familia… A pesar de que no es nada fácil, te gusta tu vida, tu país, tu cultura y, aunque sabes que hay otros sitios donde podrías vivir mucho más tranquilo, seguro, cómodo y con más oportunidades de mejora tanto para ti como para tus hijos, a ti te gustaría poder seguir en tu país porque, “como la casa de uno no hay nada en el mundo” y además, empezar de nuevo en un país es muy difícil.

Sin embargo,…lo cierto es que cuando piensas en tus hijos te vienen preocupaciones serias, ¿qué pasa si todo esto estallara igual que en los países vecinos? Igual que en Siria, Sudán, Yemen, Libia, etc. Parece que la guerra de Siria lleva toda la vida pero, hace 7 años la gente vivía allí con normalidad y de repente todo explotó.

Puede interesarte:  Amar en tiempos violentos. En memoria de Mamey Mbaye

¿Qué harías? ¿Cuál sería tu “plan b”?

Después de unos cuantos viajes por África, Asia y Oriente Medio donde he encontrado a gente de toda clase y condición, desde personas que viven en la más absoluta pobreza a personas que viven en unas situaciones verdaderamente confortables, es raro quien no habla del famoso “plan b”.

Hacen su vida en su país, se esfuerzan por construir una vida decente aquí pero siempre tienen la mirada en un posible “plan b” por si pasara lo peor y tuvieran que huir.

Pero he de decir que incluso tener un “plan b” es un lujo que mucha no se puede permitir. La mayoría viven en la inmediatez de la supervivencia y las personas que en la actualidad tienen que salir huyendo de un conflicto tampoco tuvieron la oportunidad de plantearse un “plan b”, simplemente, tuvieron que salir.

¿Imaginas que de la noche a la mañana tuvieras que salir de tu país?

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.