Del pacto educativo a la movilización callejera

El pacto educativo en España no es analizado en los medios de comunicación con rigor y veracidad. Desde la transición hasta hoy hemos tenido ocho leyes “generales” de educación. La LGE, 1970, que estuvo en vigor hasta 1980 y UCD intentó mejorarla con los Programas Renovados. La LOECE de UCD, que el PSOE no permitió que entrara en vigor y la LOCE del PP, que fue paralizada también por el PSOE. Hasta el año 2013, que se aprobó la LOMCE, ha habido cuatro leyes educativas y todas del PSOE.

Esto significa que las evaluaciones de nuestro sistema educativo realizadas hasta el año 2013, con los indicadores de PISA (entre otros), han sido evaluaciones de leyes promovidas por el PSOE. Un fracaso que deberían asumir, principalmente, los sucesivos responsables del PSOE, único partido que, cuando llega al poder, no permite que entren en vigor leyes educativas de otro partido.

Con la LODE y la LOGSE se aseguró la escolaridad obligatoria hasta los 16 años. Los padres perdieron la libertad para elegir la educación de sus hijos, los profesores la autoridad y los alumnos abandonaron una “cultura del esfuerzo” que ahora se intenta recuperar aceleradamente con campañas publicitarias deportivas. En los medios de comunicación se plantean los cambios como un permanente ir y venir de leyes cuando, de hecho, hasta 2013, todas las leyes han salido de los mismos especialistas pedagógicos del PSOE. Recordemos el proceso.

  1. La LGE, 1970. La Ley General de Educación que estuvo vigente hasta 1980. Fue impulsada por el ministro de Educación José Luis Villar Palasí, y estableció la enseñanza obligatoria hasta los catorce años. Recordemos que fue la ley de quienes estrenamos la “Educación General Básica” (EGB), el “Bachillerato Unificado y Polivalente” (BUP) y el “Curso de Orientación Universitaria” (COU).
  2. La  LOECE. 1980 (UCD). Ley Orgánica que regula el Estatuto de Centros Escolares. Con la llegada del PSOE al poder en 1982 se derogó.
  3. La LODE, 1985 (PSOE).  A pesar de las grandes manifestaciones en contra, el PSOE consiguió sacarla adelante.
  4. La LOGSE, 1990 (PSOE). La Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), por un lado supone el fin de la LGE de 1970, y por otro introduce entre otras medidas, la escolaridad obligatoria hasta los 16 años. Es la Ley que permite a las comunidades autónomas redactar una parte muy importante de los contenidos educativos. Introduce la “Enseñanza Secundaria Obligatoria” (ESO).
  5. La LOPEG, 1995 (PSOE). Es la Ley Orgánica de Participación, Evaluación y Gobierno de los Centros Docentes (LOPEG). Esta Ley fue rechazada de pleno por los sindicatos de profesores.
  6. La LOCE. 2002. (PP). La Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE), promulgada durante el segundo gobierno de Aznar, siendo Ministra Pilar del Castillo. Nunca llegó a aplicarse y en el año 2004 el gobierno de Zapatero paralizó el calendario de aplicación.
  7. La LOE, 2006. (PSOE). Esta Ley incluía una nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, una materia obligatoria y evaluable, en detrimento de Lengua y Literatura, cuyas horas lectivas se redujeron en 25 horas. No pudo excluir la asignatura de Religión que se debía ser ofertable por el centro, sin alternativa ni obligatoriedad.
  8. La LOMCE. 2013. (PP) La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa es la propuesta de reforma de la LOGSE y de la LOE, por el PP, con oposición total del PSOE y partidos de izquierdas.
  9. XII Legislatura de 2016. Una de las condiciones que Rivera (Ciudadanos) pone para apoyar la investidura de Rajoy (PP) es la constitución de una comisión parlamentaria que promueva un “Paco de Estado Social y Político por la Educación”.
  10. Febrero 2018. Ruptura de la Comisión por el Pacto. Primero los representantes del PSOE, luego los representantes de ERC y Unidos-Podemos se levantan de la mesa.
Puede interesarte:  Disengagement

Sin una clara evaluación de las consecuencias populistas que ello significaba, el abandono fue anunciado por el PSOE la pasada semana (5 de marzo). Desde el primer día sabían que el incremento presupuestario para Educación era limitado y que las razones que movían a buscar un consenso no podían ser las presupuestarias sino las sociales, políticas y culturales. El pacto era un clamor de todos los defensores de una sociedad abierta, no sólo de los votantes de PP o Ciudadanos. No sólo sabían que el compromiso presupuestario era necesario, sino que sabían que este compromiso no es suficiente. Sabían que está en juego un modelo, un paradigma o un conjunto de decisiones estructurales relacionadas con el diseño del sistema educativo que hay en la constitución de 1978.

Esta diferencia entre lo constitucional-estructural y lo presupuestario-coyuntural es importante para entender esta deriva populista del PSOE. Era el pistoletazo de salida para un abandono que continuarían unas horas más tarde ERC y Unidos-Podemos. El acuerdo previo entre todos ellos se había fraguado días antes con Sánchez y era muy sencillo: “Tú primero”. Y así fue, una vez que los jugadores de Sánchez se levantaron de la mesa y les mostró a los otros que no iba de farol, el resto de fuerzas políticas se levantaron con la partida a medias. La escenificación que realizó Ione Belarra, la portavoz de Unidos-Podemos, era de manual. Ya no utilizaba únicamente argumentos de coyuntura presupuestaria sino argumentos de estructura constitucional.

Aunque no lo dijo explícita y claramente, utilizó argumentos que ya estaban desde el primer día de la negociación: acusar al PP de que quiere “blanquear la LOMCE”, indicar que el 5% del PIB de los presupuestos es poco incremento y denunciar el carácter cerrado de la comisión parlamentaria en la que había participado, son malas razones. Si todo eso fuera cierto, quienes se han levantado deberían devolver los sueldos y las dietas de estos meses porque durante este tiempo no han representado a nadie. Parecen profesionales de la mentira, del fraude y del engaño a los ciudadanos. Esta portavoz del populismo lo dijo muy claramente, “queremos animar para salir a la calle a luchar, para lograr lo que el parlamento está impidiendo de forma escandalosa, vamos a llamar a la movilización”.

Puede interesarte:  Silicon Valley no se fundó potenciando la FP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.