Faltan pocas horas para que volvamos, de nuevo, a las urnas. Los candidatos agotan sus últimas oportunidades para pedir agónicamente el voto útil y parece que han tirado los programas a la papelera. En ellos no sólo hay propuestas económicas, sociales o educativas sino propuestas “bioéticas”, es decir, iniciativas que describen la posición antropológica y cultural ante la naturaleza, los animales, el principio de la vida o su final. Ningún partido ofrece propuestas sistemáticas y ordenadas sobre la estrecha vinculación entre vida biológica y vida biográfica, ninguno habla de “familia humana” o se atreve a utilizar la expresión que Francisco describe como “nueva síntesis humanista”.

La-Bioetica-o-la-etica-en-medicinaAunque la Bioética esté ausente de manera explícita, si tomamos la molestia de analizar los programas comprobamos que hay ciertas diferencias entre los cuatro grandes partidos. Si comenzamos por el principio de la vida, descubrimos que ninguno de los partidos realiza una defensa explícita y clara de lo que se ha llamado el “derecho a la vida”. Los programas están llenos de circunloquios y matices para desterrar la palabra “aborto” y en ningún programa aparece un “Sí a la vida”.

Aunque eluden la cuestión del aborto, hay enfoques diferentes para afrontar la vida biológica desde la vida biográfica. El PP plantea la maternidad desde una perspectiva laboral en lo que llaman “Plan de apoyo a la maternidad”, se realiza una discreta alusión a la promoción de la natalidad, a la concesión de ayudas a las embarazadas y se anuncia a bombo y platillo que a las madres menores de edad se les podrá llegar a conceder una ayuda que podrá llegar hasta la increíble cantidad de 2000 Euros anuales.

Ciudadanos introduce una novedad importante que ya aparecía en su programa anterior y que no está en el resto de programas: la regulación de la maternidad subrogada. Hablan explícitamente de un contrato de gestación y la necesidad de considerar la compensación económica del mismo. El PSOE Reconoce explícitamente el “derecho a la salud sexual y reproductiva” y se desentienden de la natalidad, maternidad o las menores embarazadas. Podemos es más explícito y anuncia que derogará la ley de interrupción voluntaria del embarazo, además asegura la cobertura a la interrupción del embarazo en el sistema público de salud para todas las mujeres, “incluidas las jóvenes”.

pies manos

Respecto al final de la vida, el PP anuncia que impulsará la incorporación de especialistas en geriatría y gerontología. No entra a los temas relacionados con el final de la vida donde el resto de partidos sí introducen novedades. Por ejemplo, Ciudadanos promueve regular lo que llaman “muerte digna” dejando explícito que defienden la posibilidad de rechazar o interrumpir tratamientos de soporte vital. Hablan explícitamente de voluntades anticipadas y testamento vital. El PSOE introduce una novedad importante porque anuncia la promulgación de una “ley de muerte digna y cuidados paliativos”, como si la mejora urgente y necesaria de los cuidados paliativos dependiera de una regulación de la “muerte digna”. Para quienes crean que estos aspectos no están trabajados, presten atención a la siguiente frase del programa: “en la próxima legislatura si hay consenso abriremos el debate sobre la eutanasia”.

manosmayoreshospital

En Podemos se ha producido un cambio importante porque en el programa que llevaron en las elecciones plantearon de una manera explícita el “Derecho a una muerte digna”. Esta expresión ha desaparecido en el programa actual y plantean la promulgación de una “Ley para la libre disposición de la propia vida”, mencionando explícitamente la derogación del apartado 4 del artículo 143 del código penal.

Respecto a las políticas de familia, el PP sigue utilizando la expresión “institución familiar” porque parece defender un modelo institucional y no agregacionista de familia. Explícitamente hablan de una familia “sin adjetivos”, a diferencia del resto de partidos que piensan más en lo que llaman “nuevas formas de familia”. En este sentido, el PSOE anuncia que reconocerá las nuevas formas de familia, que promoverá la igualdad efectiva del colectivo de LGTBI y el derecho a la “diversidad sexual”. Ahora anuncia que dignificará la política familiar porque considera que las ayudas y datos de política familiar son “irrisorios”.

Las aportaciones más novedosas en el ámbito familiar están en los dos partidos emergentes. Primero porque a la familia en el programa de Ciudadanos le debemos aplicar la famosa sentencia del 23F: “ni está, ni se la espera”. Parece que estamos ante un partido de individuos porque no contempla lo relacionado con la política familiar. El programa de Podemos anuncia la creación de un Instituto Nacional de LGTBI que “estará al mismo nivel” que el instituto de la mujer y la juventud. Además anuncia que exigirá informes de género vinculantes que realizarán con cargo a los presupuestos generales del estado. En este punto quiere reformar el artículo 14 de la constitución para prohibir expresamente la discriminación por orientación sexual o razones de género.

manosmundo

Aunque la ecología y el animalismo requiera un artículo completo, también los partidos muestran sus diferencias en este punto. Al PP le preocupa el campo, los agricultores y la PAC, un sector de la actividad humana sobre el que pasan de puntillas los otros partidos. Los populares se olvidan del término “ecología” y prefieren utilizar el término “medio ambiente”. Promueven la elaboración de normas sobre bienestar animal y la “tenencia responsable de animales de compañía”. Ciudadanos promueve una Ley para el Cambio climático, la creación de una Secretaría de Estado de Medio Ambiente y la regulación de la responsabilidad subsidiaria de las empresas en la contaminación.

Podemos introduce una novedad con respecto a su programa de diciembre, antes no mencionada para nada el “bienestar animal” y ahora promueve la creación de una Ley de Bienestar animal. En este contexto promueve la erradicación de productos contaminantes en alimentación y la regulación de sistemas “que hagan compatible la supervivencia de los grandes carnívoros (osos, linces, lobos) en sus sistemas con las actividades económicas del ser humano (transporte, ecoturismo, ganadería)”. El PSOE habla de una economía “verde” y una ecología “integrada”. Es una pena que hayan utilizado la expresión “integrada” y hayan olvidado la expresión “ecología integral”, como hace Francisco en la Laudato Sì. Otro olvido lamentable que analizaremos cuando haya terminado esta tormenta electoral.

Tenéis más información en:

http://www.rialp.com/index.php?op=verlibro&descri=119076