No violencia y ecología

Pedro José Gómez.

Como indica el colectivo Noviolencia 2018 en su página web, en este años se quiere realzar socialmente esta actitud con motivo de varios acontecimientos. Efectivamente, el año 2018 supone la conmemoración de algunos eventos importantes en la historia de esta práctica social y política:

Podemos preguntarnos qué relación puede haber entre la no-violencia y la ecología. En realidad son varios los vínculos que pueden descubrirse ente ambas realidades.

  • Por una parte, resulta claro identificar como origen de muchos conflictos armados la lucha por el control de recursos naturales que resultan estratégicos para las necesidades insaciables de la sociedad de consumo y que , al tiempo, son también fuente de grandes beneficios para poderosas empresas multinacionales. Como sabemos perfectamente, la explotación de minas de oro y diamantes, la búsqueda de petróleo, el acceso al coltán, o la conquista de terrenos boscosos y selváticos para establecer plantaciones o extraer minerales, causan un impacto muy dañino sobre la naturaleza y sobre muchas poblaciones ya de por sí empobrecidas.
  • Existe un amplio consenso en sospechar que el cambio climático, con el empobrecimiento de amplias zonas del planeta que está generando, es también una fuente de conflictos vinculada en este caso con las migraciones forzosas e irregulares que son ocasión también de mucha violencia.
  • La disponibilidad de agua -el recurso más necesario para la vida del ser humano detrás del aire- será otra fuente de conflictos armados según la mayor parte de los analistas en el futuro cercano, como consecuencia del aumento de la población y del calentamiento global.
Puede interesarte:  Justicia en harapos

Pero si el uso y, sobre todo, abuso, de la Naturaleza se encuentra a la base de numerosos procesos violentos, no es menos cierto que la actitud no-violenta puede sanar, de raíz, tanto el deterioro ambiental como las relaciones humanas. Y es en este terreno donde las tradiciones religiosas de la humanidad pueden aportar un elemento de pacificación y de armonía.

Así, por ejemplo, la tradición budista, con su capacidad de desapego, de respeto hacia todo y hacia todos y su firme oposición a crear dolor a todos los seres humanos, pero también a todos los seres vivos. Es una actitud que va más allá del respeto a la vida y del propósito de no causar daño. Consiste, sobre todo, “en ser cariñosos, compasivos y protectores con todo tipo de seres con los que compartimos el planeta”, en palabras de monje budista Kyonin. Esa actitud de respeto y cuidado ante la realidad es, a un tiempo, no-violenta y ecológica, personal y política. No está basada en el autocontrol y la privación, sino en un aprecio positivo de la realidad, que no se percibe como espacio de dominio o explotación, sino de contemplación y convivencia en armonía.

El jainismo, es una religión que ama con esmero a todos los seres, en particular a las plantas y a los animales. Practican el ahimsa o “principio de no violencia”, precisamente el concepto que Ghandi incorporó a su pensamiento, a sus discursos y, sobre todo, a su praxis política.

Algo parecido podemos encontrar dentro de la tradición cristiana, expresado de forma eminente en Francisco de Asís, para quien toda la realidad -incluso en sus lados más duros como la enfermedad y la muerte- tenía el carácter de hermana. En sus famosas Florecillas (episodios de su vida recopilados y transmitidos de forma oral por los frailes que le siguieron), esa amistad y hermandad alcanza a los animales salvajes, como el lobo, considerado secularmente el gran enemigo del hombre en Europa.

Puede interesarte:  Talento para el cuidado narrativo

Hay una extrema coherencia entre la actitud no-violenta ante los demás seres y el comportamiento ecológicamente sostenible. Hay también una clara correspondencia entre las actitudes de dominio ante los otros y la depredación del entorno ambiental. Por eso, cultivar durante este año la no-violencia puede ser una excelente manera de desarrollar una actitud que nos ayudará a ser más lúcidamente ecologístas.

Imagen principal descargada de https://es.dreamstime.com/foto-de-archivo-símbolo-de-paz-de-la-ecología-con-el-fondo-blanco-image43826127
Imágenes secundarias tomadas de http://www.miambiente.com.mx/wp-content/uploads/refugiado-ambiental.png , http://chocobuda.com/2013/06/11/ordenacion/ y http://www.elchaco.info/wp-content/uploads/2016/10/SAN-FRANCISCO-DE-AS%C3%8DS-768×576.jpg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.