¡Menos mal!

Foto tomada de: http://www.que.es/ultimas-noticias/201708100855-crisis-diez-anos-despues-estallido.html

Menos mal que la comisión europea está al tanto de todo y, por fin, nos ha comunicado que “da por terminada la crisis económica”. Si no fuera por ellos, seguro que todavía nos encontraríamos pensando que esta recesión dura más de lo que se puede soportar.

Ante esta afirmación tan tajante, me asalta la duda ¿cómo han llegado a esa conclusión? Es decir, ¿en qué criterios se han basado para asegurar que la economía europea está de nuevo en forma?

Pues, según se recoge en la nota emitida, las decisiones políticas tomadas por los estados miembros para que no empeorara la situación financiera, tales como fomentar la inversión, regular el sector financiero, establecer nuevos marcos legales e institucionales, adoptar reformas estructurales, combatir el desempleo juvenil, mejorar las finanzas públicas…son la mano de santo que nos ha curado de todo mal y como, si de magia se tratase, nos ha devuelto a la vida, antes de la crisis.

Lo curioso de este comunicado es que no se menciona ni un solo dato estadístico, ni siquiera una comparativa del 2008 hasta la fecha, que avale el optimismo que muestra la comisión.

Confiando en que las cosas no se dicen por que sí, me fui a la página de dicha comisión y encontré los documentos que recogen la información que ha alentado a la UE  a dar por cerrado el capítulo “crisis”,

En ellos se recogen diferentes gráficas que plasman la evolución de la actividad económica, de la inversión, de los tipos de interés, del desempleo, del déficit público, y la deuda pública. Y la verdad es que, según esa información, sí parece que debemos ser optimistas.

Pero el problema es el de siempre: ahí sólo vemos variantes económica y financieras. Ni en los números ni en las líneas encontramos esos otros datos que sustentan esas gráficas.

En esas estadísticas no se recogen las consecuencias de esas políticas económicas que hemos tenido que soportar a fuerza de decretazos. Tampoco se plasma el sufrimiento que ha conllevado el vivir el desempleo, la precariedad laboral, el ser desahuciado, el vernos recortados en sanidad, educación, prestaciones sociales… y mucho menos recogen las muchas personas que se han quedado por el camino.

Tampoco se menciona la palabra que utilizaron, hasta hacerle perder su verdadero sentido, durante estos diez años: la austeridad. Con ella quisieron convencernos de que ese era el único camino y, que por supuesto, había que apretarse el cinturón durante un tiempo hasta que saliéramos de este pozo oscuro.

Pues bueno, según ellos hemos salido. Supongo que ahora toca devolvernos lo retenido durante esos años. Espero que ahora las y los trabajadores volvamos a recuperar el nivel adquisitivo perdido, que recobremos nuestros empleos, que nos devuelvan nuestras casas, que desaparezca la brecha entre ricos y pobres, que lo recortado en el sector público vuelva a la sanidad, la educación, los servicios sociales…, que se invierta en investigación, que se devuelvan los fondos sustraídos a la cooperación internacional…..

Aunque no confío en que esto suceda, sí espero que no nos olvidemos que exigirlo es de justicia.


Foto tomada de: http://www.que.es/ultimas-noticias/201708100855-crisis-diez-anos-despues-estallido.html

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here