Menores en la jungla: El día “D”

En una fila se encontraban las familias, en otra los enfermos, en otra los adultos que viajaban solos y en otra los menores no acompañados. Se temía que en el tránsito desde las infraviviendas hasta el hangar donde se encontraban los puntos de identificación , algunos menores se perdieran y otros “desaparecieran” a manos de las mafias.

El pronóstico meteorológico para el día en Pas de Calais de era nubes y claros. También lo era el pronóstico de la jornada para los que pacientemente esperaban a que los funcionarios del gobierno francés les tomaran los datos y , tras enseñarles un mapa de Francia en el que aparecían las regiones, les dieran a elegir dos. En alguna de ellas estarían los centros donde se tramitaría su solicitud de asilo . Allí también podrían permanecer unos meses a que se resolviera  en unas condiciones de habitabilidad  más amables que en “la jungla”.

Poco importaba que muchos de los acampados no supieran identificar en el mapa las regiones que tenían que elegir. La cuestión era que eligieran y  que lo hicieran cuanto antes. Una vez hecho esto se les entregaría una pulserita de color que demostraría que están registrados.

A veces, empero, el proceso de identificación no era tan sencillo y las ONG francesas y británicas, omnipresentes y saturadas de trabajo cuidaban de que todo se hiciera de modo transparente y respetuoso con los Derechos Humanos. Fuera se encontraban los autobuses que les llevarían al destino “elegido”.  También a la salida  aguardaban tres mil policías antidisturbios que habían sido desplazados…por si acaso .

Para los adultos que se encontraban en el campo en vísperas del desalojo, aquél lunes que amanecía helado  era, sobre todo, un día en el que se clarificaría su futuro. El Reino Unido se había convertido en un sueño imposible, incluso aunque tuviesen familiares allí  y la opción era Francia en el mejor de los casos, o el regreso  a sus países en el peor .

El panorama no era el mismo en el caso de los menores no acompañados que tenían  familiares en el Reino Unido o que, aunque no los tuvieran, se encontraran en el campo antes del 20 de marzo. Para ellos la salida del campo significaba ni más ni menos que el  fin de una pesadilla tras meses de indefinición en los que ni el gobierno francés ni el británico habrán sido capaces de  “mover ficha” mientras  el “campamento de la jungla” era torticeramente utilizado con fines electoralistas.

En la decisión británica de recibir más menores que los que legalmente establece el Convenio de Dublín (que contempla únicamente la posibilidad de asilo para los menores no acompañados con familiares), tuvo una influencia decisiva la intervención de Alf Dubs, un parlamentario británico laborista, nacido en la República Checa que en su infancia  se benefició  de la iniciativa “Kinder transport impulsada por el gobierno británico para  rescatar en los años finales de la década de los 30 del pasado siglo y hasta 1940, a cerca de diez mil niños judíos perseguidos por los nazis. Este exparlamentario, junto con el obispo de la diócesis de Durham y miembro de la Cámara de los Lores Paul Butler impulsaron una reforma de la ley de extranjería británica, aprobada por unanimidad y que se denomina “enmienda Dubs” que lo ha hecho posible.

kindertransport

Cuestión bien distinta es el modo en el que los menores, los que no tienen familiares, estén siendo alojados en el Reino Unido. Las primeras noticias hablan de improvisación, de burocracia y de medios de comunicación sensacionalistas buscando la foto de niños registrándose en las oficinas del Home Office, mientras estos miran confundidos.

La noticia del desmantelamiento del campo ha sido recibida con júbilo en el Puerto de Calais cuya máxima autoridad ha hablado de un auténtico “día D” para la zona, parafraseando al día del desembarco en Normandía en que empezó la liberación de Francia.

“D” en la jungla, sin embargo, tiene que ver con demolición, con dignidad vulnerada o con desplazamiento forzado..¿Para cuándo la “D” de los Derechos Humanos?

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here