Media verdad, media mentira

Foto tomada de: http://josecardenas.com/2015/09/la-verdad-de-las-mentiras/

La manía de no dar la información completa o no esperar a tenerla siempre me ha parecido deshonesto porque en el fondo esconde una mentira o como mucho, media verdad.

Lo curioso es que esta patología la suelen padecer algunos políticos, algunos gobiernos, que prefieren exponer a bombo y platillo la recuperación económica de nuestro país, a costa de la precariedad laboral, el paro y la pobreza.

Eso es la impresión que me llevo cuando la ministra de empleo, a finales de agosto (el día 29 para ser más exactos) expone ante la comisión de empleo del Congreso, y con el gran optimismo que la caracteriza, el récord de recaudación de la Seguridad Social: más de 10 millones de euros.

Siendo esto verdad y una buena noticia, hubiera sido más honrado esperar sólo unos días más para hablar con todos los datos en la mano. Así habría incluido en su comparecencia, la información del mes de agosto sobre empleo del que 4 de septiembre se han hecho eco los medios de comunicación: que el paro registrado en agosto ha aumentado en 46.400 personas, la peor cifra desde 2008.

Además de esperar unos pocos días, también podría haber sido menos contradictoria exponiendo las cifras. Porque mientras ella comenta que “el empleo que llega es de más calidad que el que se fue”, la información publicada en su ministerio deja ver bien claro, que el 92% de los contratos firmados en julio son temporales.

Puede que se considere que tener un empleo que dure menos de tres meses (el 57% de esos contratos) es un trabajo de calidad y nada tiene que ver con la precariedad.

Otra curiosidad con respecto al lenguaje es que cuando habla de empleo lo califica de “recuperado”. Me llama la atención porque, en otras ocasiones, se le añade el adjetivo de “creado”. Puede que la diferencia sólo la intuya yo, o que esta sea mi manía particular.

Pero si algo he ido aprendiendo es que las palabras comunicadas no son usadas al azar, sino bien estudiadas para provocar una reacción concreta en el público que escucha. Y, a base de repetir y repetir insistentemente, lleguemos a creernos eso de la recuperación.

Y para terminar, no puede por menos de rescatar una frase más de esa comparecencia ministerial: “No puede estar pasando, con un paro al 17%, que una de cada cuatro empresas que necesita un empleado de alta cualificación tenga dificultades para encontrarlo“.

¿No sucederá esto porque a la mayoría se les ha empujado a emigrar porque aquí no tenían futuro? ¿O por los continuos recortes en educación? ¿O porque estudiar en la universidad se ha convertido en un artículo de lujo?

¿O porque los contratos que te hacen firmar no van acorde a tu profesión? ¿O porque lo único que te ofrecen es temporalidad y precariedad?

Ser honestos nos debe llevar a conocer mejor la realidad, a reflexionar sobre ella y a responsabilizarnos de la situación. Y más cuando se tiene un cargo político.


Foto tomada de: http://josecardenas.com/2015/09/la-verdad-de-las-mentiras/

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here