La manada somos nosotras

Imagen manifestación contra la excarcelación de la manada
Manifestación contra la excarcelación de la manada

En las redes o en las calles, la manada somos nosotras. El éxito de la cuarta ola feminista va más allá de aprovechar estratégicamente las herramientas y espacios generados por la revolución tecnológica y digital para el activismo y la organización del propio movimiento. La clave está en la conectividad constante promovida entre los espacios online y offline, que hace que las movilizaciones se trasladen de las pantallas a las calles; pero que sobre todo lleva a la toma de decisiones individuales que, todas juntas, tienen un poder inconmensurable de generar cambios estructurales.

La violación en grupo perpetrada por los cinco depravados de la manada a una joven de 18 años se ha convertido en paradigma de eso que llamamos justicia patriarcal. La sentencia que condenaba a 9 años porque solo veía abuso donde había violación nos pareció un despropósito que dejaba desprotegidas las vidas y los derechos de las mujeres. Ahora, el reciente auto de excarcelación emitido por la Audiencia Provincial de Navarra que deja en libertad a los violadores es, sencillamente, una tomadura de pelo que parece que solo busca llevar nuestra indignación a límites inexplorados.

Ambas decisiones judiciales, además de ejemplificar la justicia patriarcal, han impulsado acciones de ciberfeminismo tan exitosas que cada vez se hace más incuestionable la frase de que la revolución será feminista o no será. A las pocas horas de hacerse pública la sentencia condenatoria, ya se había creado en la plataforma de activismo digital Change.org una campaña solicitando la inhabilitación de los magistrados que dictaron el fallo judicial; petición que ya ronda el millón y medio de firmas.

Puede interesarte:  Educación, filosofía y feminismo. Un pequeño homenaje.

La puesta en libertad de los violadores de la manada detonó la indignación en las redes sociales. Ahora la que sube como la espuma es la petición que pide que los 5 condenados sigan en prisión preventiva. En menos de 24 horas se lograron más de medio millón de firmas, y actualmente está cerca de los 800.000 apoyos.

El caso de la manada ha servido también para llevar el activismo del mundo digital al terrenal (o al menos para amenazar con hacerlo), aprovechándose además del sistema capitalista en el que vivimos y que tanto cuestionamos desde el propio movimiento feminista.

Cuando en Forocoches y burbuja.info publicaron fotos y datos personales de la víctima de la manada, las activistas feministas rápidamente pusieron el foco de su activismo en las empresas que se anunciaban en el foro. Con los hashtag #CómplicesDelAcoso y #StopForoCoches fueron mencionando a las distintas compañías que respondieron retirando su publicidad ante el riesgo de marca existente. Rápidamente el propio foro reaccionó para evitar la fuga masiva de anunciantes.

Hace unos días se extendió el rumor de una posible entrevista de televisión a los violadores. La periodista y escritora Rosa Montero activaba las redes para llamar a un boicot preventivo a los anunciantes que se ha viralizado masivamente logrando disuadir, esperemos, tal dislate.

Como ya expliqué en uno de mis primeros post, el activismo digital es mucho más efectivo cuando se dirige a una empresa privada, porque la mayoría de las compañías sobreviven sometidas al poder que las ciudadanas tenemos como consumidoras. Aprovechémoslo y sigamos demostrando que #LaManadaSomosNosotras, en las redes y en las calles.

Puede interesarte:  La sororidad será global o no será

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.