Jornada de oración por el cuidado de la creación

El Papa Francisco ha convocado una Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, para el día 1 de septiembre.

Desde entreParéntesis nos sumamos a esta iniciativa. En la página de Movimiento Católico Mundial por el Clima se pueden encontrar sugerencias y materiales para ello, así como esta celebración ecuménica cristiana ofrecida por los “Franciscanos por la Ecología” y la propuesta (en inglés) preparada por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz. En la diócesis de Madrid, su obispo Carlos Osoro rezará las vísperas y celebrará la eucaristía con este motivo, a las 8 de la tarde, en la catedral de la Almudena. En este enlace se puede encontrar una propuesta para una hora de adoración eucarística. Los compañeros del Centro Arrupe de Valencia han recopilado recursos para esta ocasión.

La idea es que esta Jornada se convierta en una iniciativa anual. Y, para que no se quede en algo puntual de un día, se ha propuesto un tiempo de la creación, que ocupa todo el mes de septiembre, hasta la fiesta de San Francisco de Asís, el 4 de octubre. El día 7 de octubre, entreParéntesis colaborará con la revista Razón y fe en la presentación de su número monográfico sobre la ecología, a propósito de la encíclica Laudato si’. De este texto del papa Francisco (número 246) tomamos estas dos oraciones:

Oración por nuestra tierra

Dios omnipotente,
que estás presente en todo el universo y en la más pequeña de tus criaturas,
Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe, derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza. Inúndanos de paz,
para que vivamos como hermanos y hermanas sin dañar a nadie.
Dios de los pobres, ayúdanos a rescatar
a los abandonados y olvidados de esta tierra que tanto valen a tus ojos.
Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo y no depredadores,
para que sembremos hermosura
y no contaminación y destrucción. Toca los corazones
de los que buscan sólo beneficios
a costa de los pobres y de la tierra. Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa, a contemplar admirados,
a reconocer que estamos profundamente unidos con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.
Gracias porque estás con nosotros todos los días. Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

Oración cristiana con la creación

Te alabamos, Padre, con todas tus criaturas, que salieron de tu mano poderosa.
Son tuyas,
y están llenas de tu presencia y de tu ternura. Alabado seas.
Hijo de Dios, Jesús,
por ti fueron creadas todas las cosas.
Te formaste en el seno materno de María, te hiciste parte de esta tierra,
y miraste este mundo con ojos humanos.
Hoy estás vivo en cada criatura
con tu gloria de resucitado. Alabado seas.
Espíritu Santo, que con tu luz
orientas este mundo hacia el amor del Padre y acompañas el gemido de la creación,
tú vives también en nuestros corazones para impulsarnos al bien.
Alabado seas.
Señor Uno y Trino,
comunidad preciosa de amor infinito,
enséñanos a contemplarte en la belleza del universo, donde todo nos habla de ti.
Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud por cada ser que has creado.
Danos la gracia de sentirnos íntimamente unidos con todo lo que existe.
Dios de amor,
muéstranos nuestro lugar en este mundo como instrumentos de tu cariño
por todos los seres de esta tierra,
porque ninguno de ellos está olvidado ante ti. Ilumina a los dueños del poder y del dinero
para que se guarden del pecado de la indiferencia, amen el bien común, promuevan a los débiles,
y cuiden este mundo que habitamos. Los pobres y la tierra están clamando:
Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz, para proteger toda vida,
para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino
de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas.
Amén.

Algunos posts sobre el tema:

– Juan Antonio Senent, La encíclica en acción

– Fernando Vidal, Un gran asteroide de platino golpea la tierra

– Juan Antonio Senent, Justicia social y justicia ecológica

– Daniel Izuzquiza, SJ, Siete claves urgentes para una encíclica urgente

– Agustín Domingo Moratalla, La nueva ecología franciscana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here