Irán: ¿ya no es un enemigo?

Foto: AFP Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/actualidad/ministro-iran-kerry-eeuu-armas.html.

Las relaciones internacionales son volátiles, se basan en los intereses, no sólo de los estados nacionales sino de los grandes poderes económicos globales que actúan a través de la ingeniería financiera y de las grandes empresas transnacionales. Hasta ayer, Irán era un enemigo, uno de los componentes del eje del mal, un exportador de ideologías fundamentalistas y de terrorismo, un patrocinador de dictaduras y disidentes occidentales.
Hoy es una gran oportunidad de negocio para muchos de aquellos que han criticado y han sido hostiles con el régimen de los ayatolas. El acuerdo sobre la paralización del programa nuclear iraní rubricado a principios del verano de 2015 e implementado el 16 de enero de 2016 ha significado la vuelta de Irán a la escena mundial como exportador y comprador en los mercados mundiales.

Se han levantado la mayor parte de las sanciones, Irán ya puede disponer de fondos y exportar su petróleo y su gas sin restricciones. Ahora su economía tendrá un gran impulso que le permitirá adquirir tecnología para obtener un mayor desarrollo industrial. Y también podrá comprar armas, muchas armas. Parte de los fondos que Estados Unidos tenía bloqueados desde 1981, tendrán obligatoriamente que ser empleados para esa finalidad ya que inicialmente el depuesto Sha los tenía comprometidos para compra de armamento.

Es una buena noticia que Irán vuelva a la escena internacional, que se siente en todas las mesas de diálogo. Era evidente que la solución de los conflictos en Oriente Medio pasa por la activa y positiva participación de Irán. Los ejemplos más claros y actuales son las guerras de Siria y Yemen, cuyo final será imposible de alcanzar sin la voluntad de cooperación para ese fin del gobierno iraní.

© Amnistía Internacional
© Amnistía Internacional

Sin embargo, no hay que olvidar otros aspectos importantes de esta nueva época de integración iraní. No hay que olvidar que Irán es una dictadura teocrática en la que los derechos humanos no se respetan como se deduce de los informes de ONGs especializadas y de organismos internacionales. El negocio no puede hacer olvidar que, por mucha paralización del programa nuclear y consiguiente levantamiento de sanciones económicas, los iraníes siguen bajo el yugo de una férrea dictadura.

Los que pretenden hacer negocios posiblemente no tengan en cuenta este aspecto de los derechos humanos, tampoco lo tienen en otros lugares, pero las sociedades, sobre todo, las democráticas, deberían prestar mucha atención a la defensa de los derechos humanos. Deberían, con su voto y con su participación activa, exigir a sus gobernantes que en la agenda de relaciones con Irán o cualquier otra dictadura se priorizara la atención a los derechos humanos.

Irán, como ya lo era Arabia Saudí, es ahora un amigo, pero no debemos olvidar que los teólogos dirigente e influyentes de ambos países han sido, siguen siendo, emisores de ideologías fundamentalistas religiosas, de interpretaciones interesadas de las sagradas escrituras. Esos fundamentalismos pueden conducir en algunas ocasiones, como ya sucede, a dar justificación a la violencia y al terrorismo.

Por eso, también en la agenda de los nuevos tiempos, se debería incluir el debate sobre esa visión religiosa extremista que tanto mal hace a los propios creyentes musulmanes. Exigir a esas élites gobernantes saudíes e iraníes el comienzo de una revisión de sus fundamentalismos, que tantas veces son la excusa para subyugar a su propia gente.
Irán ya no es un enemigo, ¿sólo para los negocios?

Foto 1: El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif (derecha ) da la mano el 14 de enero 2015, con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en Ginebra. Foto: AFP
Foto 2: Activistas de Amnistía InternacionaI frente a la Embajada de Irán, en Madrid, 25 de julio de 2009. © Amnistía Internacional

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here