Hoy toca El Prado

Frontera discapacidad visual

Así se llama la nueva exposición que el Museo del Prado acaba de inaugurar pensada especialmente para cruzar la frontera de la discapacidad visual. Se trata de una muestra pensada para ser, literalmente, tocada, acariciada, disfrutada, con el tacto. Seis obras de las más representativas de los distintos géneros expuestos en el museo, realizadas en relieve a partir de fotografías en alta resolución a las que se confieren texturas y volúmenes de hasta seis milímetros a través de tintas especiales y, lo que es más importante, siguiendo el asesoramiento de profesionales invidentes que hicieron especial hincapié, por ejemplo, en el color. A diferencia de otras exposiciones similares que se habían realizado en blanco y negro, esta exposición cuenta también con el color como elemento esencial. Y una petición especial por parte de estos profesionales que colaboraron en la preparación: prestar especial cuidado a la descripción de los colores.

Se trata de una exposición pensada no sólo para personas con discapacidad visual, sino para todo el que quiera disfrutar de ella, pues en el museo se proporcionan, además de materiales adicionales sobre cómo acercarse a las obras y textos en Braille, audioguías y gafas opacas para poder vivir la experiencia de forma real.

¿Se sentirá el calor de La Fragua de Vulcano con la yema de los dedos? ¿Mantendrá La Gioconda esa mirada enigmática al ser acariciada?

Experiencias como esta nos ayudan a salir de lo conocido, de lo cómodo, de nuestra seguridad, y a ponernos en disposición de #Dialogarenlasfronteras. Podremos recordar entonces, quizás, que  el Principito tenía razón al afirmar:  “On ne voit bien qu’avec le cœur. L’essentiel est invisible pour les yeux”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here