House of Cards: la realidad puede más que la ficción

Confieso que soy un fanático de House of Cards, la serie norteamericana que cuenta la historia de un político norteamericano (Frank Underwood) y su esposa (Clare Underwood) y su lucha por llegar al poder. A través de las cinco temporadas se ve cómo Frank escala desde el Congreso de los Estados Unidos hacia la vice-presidencia, para terminar, después de engañar al presidente y hacerlo renunciar, como presidente de los Estados Unidos. La dupla Underwood (pues su esposa es su cómplice y más) no se detiene ante nada con tal de conseguir lo que se proponen: seguir en el poder. A través de las cinco temporadas, se puede ver cómo su ambición va in crescendo. Y pareciera que nada los puede detener. Al ver lo que van haciendo para conseguir sus objetivos, uno se pregunta si la democracia real -el juego de poder real y no el que aparece en los libros- es verdaderamente así: todo vale, con tal de que la gente siga votando por ti y, en caso de que algo sea ilegal, con tal que no seas descubierto. Pero, gracias a Dios, House of Cards es solo una serie de ficción… ¿o no?

La realidad puede más que la ficción 

La semana pasada el mundo se vio sorprendido -aunque de verdad no tanto- cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su país dejaría el Acuerdo de París. Recordemos que este Acuerdo, firmado por casi 200 naciones (solo Siria y Nicaragua no firmaron el Acuerdo), reducir las emisiones contaminantes en el planeta. Por otra parte, hay que recordar que China y Estados Unidos son los mayores contaminantes del mundo. Con la firma del acuerdo, se esperaba que las emisiones contaminantes de Estados Unidos disminuirían entre un 26% a 28% para el año 2025.

¿Por qué Trump decidió salir del Acuerdo de París? Dos razones parecen ser las principales: por una parte, pareciera que Donald Trump no termina de creer en el cambio climático y en las consecuencias que está teniendo para el planeta. La segunda razón, y quizás la más importante, es cumplir con su idea de America first. Esto va de la mano de sus promesas electorales, especialmente con lo que respecta a la industria automotriz y a la del carbón que son una fuente importante de trabajo en los estados de Ohio, Pensilvania y Virginia Occidental; todos estados a los que Trump le debe su elección.

¿Cuándo se hará realidad la salida de los Estados Unidos del Acuerdo de París? El año 2020, pues el Acuerdo señala que ningún país puede salir en los primeros 3 años y, una vez decidido, no se hará efectivo hasta un año después. Recordemos que el 2020 será el momento en que habrá nuevas elecciones de presidente en los Estados Unidos.

¿Qué democracia?

Independientemente de si los Estados Unidos termina por retirarse del Acuerdo, lo sucedido nos habla de una manera de entender y practicar la democracia: calcular la ganancia del momento, más allá del bien mayor. Es la democracia que mira al presente, más que al futuro; que entiende que las masas pueden ser manipuladas con eslóganes simples que dividan al mundo entre nosotros y ellos. Es la democracia populista, donde la mayoría siempre tendrá la razón (aunque se equivoque). Esa democracia es la que va en contra de aquella que busca el diálogo y la deliberación entre ciudadanos y ciudadanas que se hacen responsables, y que buscan el bien común más allá de ganancias cortoplacistas.

Compartir

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here