Mejora de la calidad docente (II): la evaluación digital 360º

No tengo claro que todos los docentes sepamos que nuestra evaluación es el elemento clave para el cumplimiento de un Proyecto Educativo integral. Si, como afirma Federico Malpica, “los docentes deben coordinar los estímulos de aprendizaje en los estudiantes y que la práctica en el aula debe estar fundamentada, para que el educador se sienta partícipe de un proyecto común con otros docentes y de manera conjunta se desarrolle el perfil del egresado: ‘¿qué queremos que los alumnos aprendan, qué queremos que sepan hacer cuando acaben su formación?'”, es imprescindible contar con indicadores que permitan ir siguiendo si se está cumpliendo con el objetivo de lograr un determinado perfil del egresado y evaluar su logro. De ahí que herramientas como la evaluación digital 360 sean muy interesantes.

La dificultad de esta tarea estriba, fundamentalmente, en su tamaño. Evaluar con un conjunto de indicadores a un cuerpo docente es una tarea grande dado el número de datos a recabar. Si se desea, además, que las fuentes sean distintas y abarquen todo el universo escolar como quiere la evaluación 360º de la que hablábamos en el post anterior, puede antojarse un cometido desaforado. Quizá lo sea si se pretende abarcar todo de una sola tacada, pero es perfectamente posible paso a paso. Quizá lo sea si el cometido quiere abordarse personalmente, pero no lo es tanto apoyados en la tecnología.

Los variados recursos digitales a nuestra disposición y su sencillez de uso permiten por primera vez plantearse como meta a medio plazo realizar una evaluación escolar 360º. Es verdad que ni los sencillos formularios de Google Drive o las más sofisticadas herramientas on line como Survey Gizmo, Survey Monkey, etcétera, garantizan el valor de lo preguntado o la eficacia posterior de los datos obtenidos, pero tienen la ventaja de ser una excelente forma de simplificar el arduo cometido y de ir haciendo caer barreras mentales.

¿Qué ventajas conlleva usar herramientas digitales para realizar evaluaciones 360º? ¿Y cuáles son sus problemas más importantes?

  • VENTAJAS O FORTALEZAS.
    • El medio digital facilita que la muestra sea amplia y significativa. El uso de la difusión on line y la tabulación automática masiva de los datos son de una potencia incontestable.
    • Garantiza incluir un suficiente número de preguntas e incluso abarcar a todo un grupo de profesores. Por ejemplo, un sondeo de 20 preguntas comunes sobre 10 docentes distintos (200 ítems) con rúbricas de respuesta realizado a alumnos de 12 años puede ser completado en 45 minutos.
    • La propia herramienta garantiza el respeto del anonimato o el control de los encuestados por supervisores fiables.
    • La tabulación de los resultados es objetiva, pudiéndose interpretar con herramientas matemáticas adecuadas.
    • La difusión a los destinatarios es sencilla.
    • Es simple su uso para fines específicos: selección de datos parciales, seguimiento histórico, etc.
  • DEBILIDADES O NECESIDADES.
    • El principal es el diseño de la herramienta, que puede llevar bastante tiempo. Sin embargo, es precisamente ésta una tarea donde la impronta del colegio debe hacerse presente. Compete al Equipo Directivo o a los equipos docentes concretos que se elijan la concreción de las preguntas a realizar, el modo de preguntar, los plazos, etc.
    • Otra es la adecuada formación de los destinatarios para realizar un correcto análisis de los resultados. No es obvia la lectura de datos estadísticos y requiere costumbre y guía. Una posible solución es la traducción a informes personalizados, pero salvo que se disponga de tiempo y personas especializadas no es recomendable: se invierte mucho para una ganancia magra. A mi juicio, este es el talón de Aquiles del uso de cualquier tipo de estadísticas: la incompetencia lectora de resultados numéricos tabulados fruto de nuestra inadecuada formación escolar en este campo.
    • Y una última es que no conlleva directamente la implantación de medidas correctoras o mejoras que aumenten la calidad educativa; para este fin, ni la evaluación ni la herramienta que se emplee bastan: por eso, las evaluaciones 360º suelen ser una herramienta auxiliar de los portfolios docentes.

Como en otros campos, contar con una buena herramienta no supone necesariamente su uso adecuado. Pero impide excusas simplistas y ayuda a salir de la zona de confort. Cuestión distinta, como analizaremos en el próximo post, es el interés profesional y ético que nos merezca un análisis de datos. Como veremos, curiosamente (?), el mundo digital vuelve a sernos de ayuda, porque hoy no sólo es deseable poner en relación los deseos de un Proyecto Educativo con la realidad en la que se desarrolla y con las expectativas de sus actores y destinatarios. Es posible y más que recomendable.

Imagen de cabecera: www.pixabay.com

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here