Desde finales del año 2008, los Cristianos Socialistas del PSOE organizan periódicamente una serie de encuentros de reflexión y diálogo entre cristianismo y socialismo, entre cristianos y socialistas, sobre diversas cuestiones de la actualidad. Es el Foro Tender Puentes, el último de los cuales tuvo lugar el pasado martes 31 de mayo, en la parroquia de Santo Tomás de Villanueva, en el madrileño barrio de Palomeras (Vallecas). Allí estuvimos, entre otras cosas porque nuestro director era uno de los ponentes. El tema era “desafíos éticos, económicos y políticos de nuestro tiempo.”

psoe2Tras la presentación inicial de Jorge Rodríguez Barrientos, de la Comisión Federal de Cristianos Socialistas PSOE, tomó la palabra el jesuita Daniel Izuzquiza. Nuestro director abordó la cuestión de la mano de la filósofa política norteamericana Nancy Fraser, de quien tomó la tripleta reconocimiento, redistribución y representación como hilo conductor de su exposición. Según Izuzquiza, el principal desafío ético de nuestro tiempo es el déficit de reconocimiento o la mirada errónea, que nos impide ver que “la persona es lo primero”. Muy clara y cotidianamente, esto explica el modo de reaccionar ante la crisis que seguimos sufriendo o ante el drama de los refugiados. Frente al “sálvese quien pueda” dominante, de Jesús escuchamos un claro e interpelante “dadles vosotros de comer”; frente al individualismo, aparece la comunidad. Esto ilumina la necesidad de superar la dicotomía público-privado, incorporando lo común y lo social, para que no se identifique público con estatal. En el terreno económico, el principal desafío es la desigualdad y la respuesta va en clave de redistribución. Reivindicar la economía social de mercado implica poner los mercados al servicio de la gente (hipoteca social) y repensar nuestro modelo de economía productiva real. Dado el tremendo alcance de la crisis, es imprescindible dotarnos de un sistema vigoroso de protección social; ahí hay que situar el debate en torno a rentas garantizadas de ingresos, renta básica o ingreso mínimos vital. En el ámbito político, seguimos tocados por el “no nos representan”, es decir, con una crisis seria de legitimidad en la representación política. La corrupción, la falta de diálogo y acuerdos, y la crisis territorial son algunos indicadores.

psoe3A continuación intervino Pilar Sánchez Acera, Portavoz Adjunta del PSOE en la Asamblea de Madrid, que identificó nuestro tiempos como por el desconcierto y el carácter multipolar. Ante esta encrucijada, situó a la Unión Europea como un referente de los derechos humanos. Para ello, la UE debe recuperar sus raíces (fruto del consenso demócrata-cristiano y socialdemócrata), liberarse de intereses espurios y dotarse de instrumentos efectivos. La desigualdad y la crisis nos están llevando a pasar de la clásica sociedad de clases a un número creciente de “desclasados”. El aumento de los trabajadores pobres y de personas desempleadas que casi parecen “inempleables” refuerza la necesidad de medidas políticas como la del Ingreso Mínimo Vital. En cuanto a la desafección ciudadana respecto a la política, Sánchez Acera reivindicó los partidos políticos como vía principal de la representación política (para evitar el populismo e individualismo, que favorece a los ricos, y para reivindicar el valor de las propuestas, recogidas en los programas electorales). Señaló con preocupación el dominio de un voto emocional frente uno más racional y finalizó destacando que “todo lo que sume, es mejor” para la sociedad.

El diálogo posterior fue sosegado, constructivo y reflexivo, un ejemplo de que se pueden tender puentes en la búsqueda del bien común. Se abordaron cuestiones como el sentido de la globalización, la especulación financiera, la aportación de los movimientos sociales, el influjo de la tecnología en el empleo y en los ritmos de vida, la necesidad de revitalizar las bases éticas de la sociedad, la relación de la renta básica con la ética del cuidado, el impulso de una conciencia global, el decrecimiento y la sostenibilidad ecológica. (Aquí puede verse otra crónica del acto).