Estuvimos en… la presentación de ‘House of One’

El viernes día 5 de febrero, en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid tuvo lugar un acto co-organizado por la Casa Turca, para presentar el proyecto interreligioso House of One, en Berlín. El P. Rector de la Universidad, Julio Martínez, destacó el papel de las religiones contra la violencia, apostó por la cultura del encuentro y alertó contra “las prácticas de disimulo, que hacen trampa”: en su opinión, no hay que diluir las creencias pero sí abandonar estrecheces. Se trata de estar ante la Verdad como aprendices y como peregrinos. A continuación intervino Victoria Martín de la Torre, presidenta del Foro Abraham, que subrayó que este proyecto encarna el diálogo entre las tres religiones “hijas de Abraham”, preservando por un lado lo específico de cada religión y, por otro lado, creando un espacio común, abierto también a los no creyentes. En tercer lugar, Temirkhon Temirzoda, presidente de Arco Forum y director de programas culturales de Casa Turca, destacó la conexión de este evento con el resto de actos organizados en el marco de la Semana Mundial de la Armonía Interconfesional. Finalmente, Miguel García-Baró, presidente de la Asociación de Amistad y Encuentro Interreligioso (AAEI), afirmó que “la peor forma de violencia es la que ocurre con falsa justificación religiosa”, pues lleva a un equívoco gravísimo. Recordó, por el contrario, la esencia de la religión, tal como ha desarrollado en varios posts en este mismo blog (por ejemplo, aquí o aquí).

La mezquita de Sancaklar, en Turquía. Obra de Emre Arolat Architects. Fotografía de Thomas Mayerhttp://www.metalocus.es/content/es/blog/la-mezquita-de-sancaklar-y-su-anatom%C3%ADa-por-emre-arolat-architects
La mezquita de Sancaklar, en Turquía. Obra de Emre Arolat Architects. Fotografía de Thomas Mayer http://www.metalocus.es/content/es/blog/la-mezquita-de-sancaklar-y-su-anatom%C3%ADa-por-emre-arolat-architects

Tras estas palabras de introducción, tuvo lugar la ponencia de apertura, a cargo de Soledad García Morales, profesora de arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid, que disertó brillantemente acerca del espacio de lo sagrado, en el sentido subjetivo (es decir, como un lugar que expresa ideas o sentimientos religiosos). Par ello, necesitamos recuperar un “lenguaje para lo denso” y un pensamiento analógico, simbólico. Recorrió algunos arquetipos de la naturaleza, tales como la montaña, el mar, el horizonte, el camino o el túnel. Se adentró en el espacio interior, esbozando una investigación sobre la apertura, que recorre diversas etapas: soledad interior, exterioridad muda, encuentro, intimidad, transcendencia… Otra interesante investigación se  centra en el camino, con lo que tiene de línea, de laberinto, de cruce, de muros como espacio opresivo, y también de amistad y amor que libera. A lo largo de su exposición se apoyó en numerosas, bellas e ilustrativas imágenes.

Iglesia de la Luz, en Ibaraki (Japón), diseñada por Tadao Ando. Credit Mitsuo Matsuoka. http://www.nytimes.com/2014/03/30/arts/design/tadao-andos-new-work-at-the-clark-institute.html?_r=0
Iglesia de la Luz, en Ibaraki (Japón), diseñada por Tadao Ando. Credit Mitsuo Matsuoka. http://www.nytimes.com/2014/03/30/arts/design/tadao-andos-new-work-at-the-clark-institute.html?_r=0

La mesa redonda estuvo moderada por Miguel García-Baró y contó con la presencia del Gregor Hohberg, pastor de la Iglesia evangélica e iniciador del proyecto ‘House of One’, en 2009. La antigua iglesia de St. Peter, cuyos orígenes se remontan al siglo XII, pasó después a ser un templo barroco; destruida en la Segunda Guerra Mundial, demolida en 1964 y convertida en un aparcamiento, se encuentra situada en el centro histórico de Berlín. Al plantearse su reconstrucción, la pregunta-guía fue, “¿qué necesita Berlín?”. Y la respuesta vino en la línea de construir no una iglesia más, sino un espacio de convivencia pacífica y de comunicación, también con los no creyentes. Tras constituir una asociación paritaria, en 2011, se impuso la necesidad de aprender unos de otros, también en lo arquitectónico. Se convocó un concurso de arquitectura, con unos 200 proyectos. La idea es evitar la mezcla y el sincretismo. Hay, por ello, una sala del encuentro que es la puerta para acceder a las tradiciones propias y, al mismo tiempo, bisagra para facilitar encuentros con otros. Se espera que el proyecto esté concluido para 2018.

También intervino en la mesa el imán Kadir Sanci, que subrayó la importancia de expresar arquitectónicamente la trascendencia y la sublimidad divinas. Frente a otras arquitecturas que muestran el poder de cada religión o frente a espacios neutros y asépticos, House of One busca que cada tradición pueda sentirse cómoda en la casa. No se trata de mezclar, ni de ocultar las diferencias (por ejemplo, hay que considerar espacios específicos para la cocina kosher en la parte judía y agua para las abluciones). Pero es una única casa, pues lo común es la paz del mundo. Los impulsores del proyecto quieren ser pragmáticos, no solo románticos. Destacó, finalmente, las tres etapas de diálogo al que el proyecto quiere servir: el conocimiento mutuo para corregir percepciones falsas, el desarrollo de una sensibilidad y las acciones o el comportamiento correcto.

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here