“En la orilla”, de Rafael Chirbes, en el taller de novela

[El escritor Rafael Chirbes ha fallecido el día 15 de agosto. Como homenaje, recuperamos la crónica que le dedicamos en nuestro taller de novela]

Nuestro taller de novela ha llegado a su ecuador con la lectura de  En la orilla de Rafael Chirbes (Tavernes de Valldigna, 1949), que obtuvo el Premio Nacional de la Crítica en 2014.

La novela comienza con el descubrimiento de restos humanos en el pantano de Olba. Esteban, dueño de una carpintería, se ha visto obligado a cerrarla dejando en el paro a los que trabajaban para él. El protagonista vive con su padre, enfermo y dependiente totalmente de sus cuidados, y el lector asiste a sus reflexiones sobre los motivos de una ruina que asume en su doble papel de víctima y de verdugo, viendo desfilar toda una galería de personajes, de situaciones y de pensamientos sobre los valores que han regido una sociedad, un mundo  y un tiempo.

La lectura de la obra ha provocado en varios de los integrantes del taller un rechazo hacia la visión tan negativa y parcial que el autor presenta sobre la crisis que se vive en España en el momento presente. Domina el nihilismo existencial y social. El autor cierra la puerta a cualquier esperanza con un hiperrealismo muy doloroso y en el que no se salvan ni las relaciones sociales, ni las familiares ni ninguno de los personajes que desfilan por esta novela coral.

Sin embargo, también ha habido lectores entusiasmados con una obra en la que el autor, efectivamente, presenta una visión parcial de la realidad, pero no por eso inexistente. Su lectura nos ha permitido hacernos preguntas y acercarnos a una visión de personajes y de realidades que varios de los que participamos el taller no hubiéramos conocido de otra forma.

Además de esa visión global de la obra, en el coloquio analizamos el tema que aborda el autor. Aunque es claro que la idea dominante es la crisis tanto económica como moral, subrayamos algunos enfoques más particulares, como el integrismo, la visión mercantilista y egoísta del sexo y de la mujer; así como una perspectiva un tanto cínica del matrimonio; la vejez como una etapa de degradación y sin ninguna otra perspectiva que no sea la muerte; la guerra civil y sus consecuencias vitales negativas sobre quienes la padecieron; visión pesimista y cosificada del ser humano, rechazando la religión y cualquier atisbo de trascendencia, …

Entre los aspectos formales comentados destacamos la acertada correspondencia entre su estructura externa (tres partes numeradas y tituladas, divididas en secuencias,  algunas de ellas en letra cursiva) y su estructura interna. La acción transcurre entre el 14 de diciembre de 2010 y el 26 de diciembre de 2010 y una tercera parte fechada en julio de 2012, aunque con contantes analepsis y prolepsis, fruto de cómo los diferentes narradores traen los sucesos vividos a la memoria; nos llamó también la atención el uso del futuro en la narración de hechos pasados.

Olva, cerca de Misent, ambos espacios ficticios, están también perfectamente definidos dentro de la Comunidad Valenciana.

En la orilla. ChirbesAunque la voz narrativa dominante es la de Esteban, sin embargo comprobamos que sus monólogos interiores se alternan con los de otros personajes, alternando los diálogos con la narración en primera y en tercera persona. A estas técnicas narrativas se añade el domino con el que el Chirbes maneja una gran variedad de recursos lingüísticos.

Podemos hablar, sin lugar a dudas de que estamos ante una novela dentro del realismo social  en la que el autor ha querido llevar al lector a una visión de la España actual desde un perspectivismo múltiple proporcionado por el protagonista colectivo que desfila por esta extraordinaria novela.

Compartir

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here