En el día internacional de los museos

Por Ana López de Haro Rámila. Restauradora de obras de pintura

El museo es una institución al servicio de la sociedad, abierta al público, donde se custodian los bienes culturales representativos de una sociedad y se exhiben de forma ordenada; pero también es lugar de investigación, de difusión del conocimiento y de disfrute. Museo viene de la palabra griega Museion que significa lugar de las musas, lugar de la inspiración.

Desde mi experiencia como restauradora de obras de arte, he tenido la suerte de poder trabajar en grandes museos como el Prado y actualmente en la maravillosa colección Thyssen-Bornesmisza. Nuestra profesión nos permite observar la obra de arte no sólo en su aspecto estético e histórico sino también en su aspecto material: pigmentos, preparaciones, barnices, aglutinantes, etc. Es apasionante poder comprender el proceso creativo del artista, sus ideas o las de ese período de la historia. Las obras de arte nos hablan , nos cuentan historias y nos invitan a conocer de dónde venimos y adónde vamos.

Las mejores colecciones de arte suelen ser fruto de la pasión. Isabel La Católica tenía debilidad por el arte espiritual de los primitivos flamencos, su nieto Carlos V sentía predilección por la pintura de Tiziano y el vigoroso color de la escuela veneciana, Felipe II con el Bosco y su enigmática obra, El Rey Planeta –Felipe IV – nombró Pintor de Cámara al sevillano Diego Velázquez y más tarde lo ennobleció con la Cruz de la Orden de Calatrava. La lista de reyes enamorados de la pintura es larga y podríamos seguir hablando de Rubens, de Goya, etc. Los museos son importantes para la sociedad ya que albergan el imaginario colectivo, nuestra identidad como pueblo; son lugares de pensamiento, conocimiento, gozo y deleite. Hoy día parece que lo que importa más que nada es que cuadren los números, las cifras macroeconómicas que nos dicen si estamos bien o no tan bien, cifras en cuanto al número de años que vivimos –que por cierto, últimamente vivimos mucho más de lo que se espera de nosotros-. Hablamos de un número llamado prima de riesgo que permite financiarnos, etc. Pero, ¿nos planteamos una alternativa de vida mejor? ¿Hablamos de un futuro justo y solidario para el planeta? Si damos una vuelta por las salas de los museos y nos fijamos en la cantidad de rostros retratados, hombres y mujeres que han forjado la historia, aristócratas y reyes, sabios e intelectuales, artistas, bufones, personajes de la calle, rostros anónimos, santos y revolucionarios… Todos ellos parecen tejer un diálogo con el visitante, invitándonos a conocer el pasado para poder comprender el presente y así afrontar los nuevos desafíos del futuro. Por último, quisiera reivindicar el papel de los museos ya que custodian el valioso patrimonio material e inmaterial, fomentan un espíritu crítico, impulsan y difunden el conocimiento, además de contribuir al progreso de la sociedad. ¡Feliz Día de los Museos a todos! ¿Ya has pensado cuál vas a ir a visitar para celebrarlo?

Compartir

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here