En 2050 llega un nuevo mundo

Desde 1990 el mundo gira en torno a un único factor, del que muy poco se habla. 20 millones de chinos migran todos los años del campo a la ciudad. Es este factor el que viene provocando una cadena de consecuencias que perfilan la situación económica, política y ambiental del planeta.

La llegada cada año de 20 millones de chinos en búsqueda de trabajo provoca que los salarios en las fábricas sean siempre muy bajos, ya que si una persona no está dispuesta a trabajar a ese precio debe apartarse porque tiene 19.999.999 personas detrás en la cola que sí lo están.

La paradoja es que la asombrosa capacidad de China de generar 20 millones de puestos de trabajo cada año es lo que ha provocado que el mundo haya reducido la tasa de pobreza extrema a menos de la mitad entre 1990 y 2015, ya que la pobreza extrema (menos de un dólar al día) tiene lugar en la zona rural.

¿Pero qué ocurre con todo lo producido por China? los salarios bajos obviamente permiten una producción descomunal de productos a precios ridículos que son naturalmente exportados.

En el otro lado del mundo tenemos a Estados Unidos que hace tiempo que dejó de tener una cultura trabajadora y ahorradora. Estados Unidos pide todos los años 600.000 millones de dólares al extranjero (principalmente a China) para comprar productos extranjeros (principalmente chinos). Esta deuda americana es tanto privada (préstamos realizados por bancos extranjeros a bancos americanos) como pública (préstamos realizados al propio gobierno estadounidense). Hoy el gobierno estadounidense debe al Gobierno chino 1.200.000.000.000 dólares. Y no, no se me ha escapado ningún cero.

Puede interesarte:  Las buenas empresas crean y comparten valor de manera sostenible

¿Por qué los chinos siguen prestando dinero a Estados Unidos? La respuesta es que para que una bici esté en pie, tiene que estar en movimiento. Si Estados Unidos no recibe su préstamo anual de 600.000 millones de dólares, no comprará los productos chinos y si no los compra ¿Cómo conseguirá China crear los 20 millones de puestos de trabajo para los recién llegados de la zona rural?

Es curioso ver las deudas externas de todos los países del mundo y comprobar cómo, tras la crisis global de 2008, todas ellas se corrigen salvo la de Estados Unidos que ahora parece acelerarse aún más. Esta corrección en el resto de países se realizó a base de austeridad y recortes, siendo dramático el caso de España y Grecia.

Al sur de Estados Unidos tenemos a Brasil exportando (principalmente a China) 10 millones de toneladas de soja al mes, para alimentar al ganado chino que se convertirá en carne para los platos chinos que ahora, por primera vez, acompaña al arroz en su dieta. Las exportaciones brasileñas aumentan exactamente al mismo ritmo que aumenta la población urbana china, porque es la población urbana que cuenta con un salario en las mega – fábricas chinas, la que come carne. Y en la misma medida que Brasil exporta se va destruyendo el Amazonas que va dejando hueco a plantaciones de soja cada vez más extensas. Obviamente, si nosotros nos inflamos a carne ¿Por qué ellos no iban a probarla?

La producción barata, cimentada sobre salarios baratos, genera en todo el mundo una especie de vena consumista que provoca la absurda situación de que nada de lo que se estropea sea arreglado. ¿Para qué vamos a arreglar un móvil si una hora de trabajo de un técnico español arreglándolo cuesta más que producir en China otro móvil nuevo? Así que los móviles, tablets, ordenadores y electrodomésticos de todo tipo se acumulan en nuestros basureros, cuando solo han sido usados durante un año y medio. Y por supuesto nuevas producciones chinas se llevan a cabo cada año para sustituir a los productos “viejos”. Producción que naturalmente implica un ingente volumen de materias primas y energía. Es esta desigualdad salarial entre el mundo occidental y China la que provoca un consumo insano y una degradación ambiental por ambas vías: Desechos y explotación masiva de recursos naturales. Se habla mucho de como la degradación ambienta genera desigualdad pero muy poco de lo que es muchísimo más evidente: La desigualdad genera degradación ambiental.

Puede interesarte:  La sociedad de los cyborgs

La pregunta es: ¿Cuántos chinos quedan aún en la zona rural de China?

Todo parece indicar que a mediados de este siglo este extraordinario movimiento de personas, sin duda la mayor migración de la historia de la humanidad, habrá concluido.

¿Y qué pasará después?

La primera consecuencia es que no habrá pobreza extrema en China, que estaba localizada en la zona rural.

La segunda consecuencia obvia es que los salarios chinos comenzarán a crecer y con ello el precio de los productos chinos y la capacidad adquisitiva de los obreros chinos. Esto generará inmediatamente que las exportaciones chinas caigan (ya que los precios ya no serán tan competitivos) y ya que el consumo interno chino aumentará (ya que la capacidad adquisitiva de los obreros chinos aumentará considerablemente).

Con el nuevo precio de los productos chinos, el mundo abandonará la vena consumista enfrentándonos de golpe con la realidad. Los productos que consumíamos eran realmente muchísimo más caros que lo que veníamos pagando por ellos. Y con esta nueva realidad podremos curarnos de nuestra enfermedad consumista y el medio ambiente tendrá la oportunidad de sobrevivir.

Los americanos también dejarán de comprar, por lo que también dejarán de pedir dinero, estabilizándose así la deuda americana, que por fin dejará de crecer. Y con esto la bici se parará. China ya no necesita crear 20 millones de puestos de trabajo cada año y tampoco necesitará a Estados Unidos para comprar sus productos, ya que los propios chinos son ahora los que compran sus propios productos. Así que por fin China pedirá de vuelta los varios millones de millones de dólares que Estados Unidos debe. Pero como esta deuda está “nominada en dólares” ¿Qué hará Estados Unidos? Bien fácil, Estados Unidos se pondrá a imprimir billetes a “diestro y siniestro” generando una devaluación del dólar tan brutal que provocará la desaparición de enormes patrimonios en todo el mundo. El golpe que esto generará será tan grande que jamás volverá a ser el dólar considerado como moneda de referencia a nivel mundial.

Puede interesarte:  Primeras claves de lectura para la serie: El espectáculo histórico de la aventura humana en economía

Y con esto se habrá pinchado la mayor burbuja económica de la historia. Llegará entonces un nuevo mundo en el que no habrá superpotencia. China no viene a sustituir a Estados Unidos. La segunda mitad del siglo XXI tiene todos los ingredientes para generar un mundo multilateral más democrático, más pacífico, más justo y más sostenible. Quedará un gran reto: África Subsahariana.

TO BE CONTINUED.

5 Comentarios

  1. Muchas gracias Loli e Isela por vuestros comentarios.

    Isela, sobre las fuentes. En este POST doy dos tipos de datos.

    1) Datos de migración de personas de la zona rural de China a la zona urbana. Tienes ahí mismo el gráfico y la fuente (Naciones Unidas).
    2) El resto de datos se refiere a la deuda que solicita Estados Unidos cada año y a la deuda acumulada que tiene Estados Unidos en este momento con China. Ambos los he obtenido del Fondo Monetario Internacional. Concrétamente de aquí: http://www.imf.org/external/datamapper/BCA@WEO/OEMDC/ADVEC/WEOWORLD

    La aplicación “datamapper” de la web http://www.imf.org da muchísima información sobre la evolución de déficit por cuenta corriente, deuda acumulada, deficit comercial, PIB, inflación, etc…. de todos los países del mundo. También acumulado por regiones. De hecho se animan a realizar una proyección sobre como estima el FMI que evolucionarán estas variables para cada país en los próximos años. Es realmente útil para identificar la fase del ciclo en el que nos encontramos. Mucho ánimo¡ Jorge

  2. Quedo esperando la continuación, una petición me concedes: las fuentes de tu artículo podrías publicarlas? me dedico a la sociología y el tema de cambio universal no alcanzo a distinguirlo con la claridad tuya ni he encontrado información, por lo demás es fascinante y ligero leerte, esa habilidad de llegar a público masivo siempre me sorprende. Felicidades y saludos.

  3. Como siempre, sencillamente brillante.
    ¿Por qué no nos cuentan siempre las cosas así de fáciles? Da gusto entender de economía utilizando sólo la lógica y el sentido común.
    Por parte de España, creo que volvemos a estar enganchados en la bici consumista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.