El escenario político actual en el Foro Arrupe

El Foro Arrupe del mes de febrero estuvo dedicado a analizar el escenario político español surgido tras las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015. Contamos para ello con la presencia de Jorge Galindo, sociólogo de la Universidad de Ginebra y miembro de Politikon , un grupo de jóvenes analistas políticos. La importancia y actualidad de esta cuestión atrajo a un buen número de participantes que, sin duda, no se vieron defraudados en sus expectativas.

Jorge Galindo se remontó diez años atrás (2005/06) para recordar algunos acontecimientos claves de entonces, que ayudan a dar luz sobre el momento actual: el fenómeno de los mileuristas , la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán, el boom inmobiliario o la creciente corrupción. De aquellos polvos, estos lodos. Hoy, el panorama político español está atravesado por cuatro ejes: la tradicional división izquierda-derecha; la fractura generacional; el impacto de la corrupción que divide en nueva y vieja política; y la cuestión territorial, que abre una fisura centro-periferia. Estas cuatro líneas atraviesan el arco parlamentario, no solo entre los grupos sino también al interior de cada uno de los grupos políticos. De hecho, estamos ante el Parlamento más fragmentado de nuestra reciente historia democrática.

Además, por vez primera, hay cuatro fuerzas políticas con expectativas de llegar al gobierno, a corto o medio plazo. Este elemento introduce una mayor complejidad, porque cada una de ellas tiene el doble objetivo de, por un lado, lograr votos suficientes para llegar al poder y, por otro, impulsar determinadas medidas políticas. En la práctica, esto conduce a dos dinámicas no siempre coincidentes, que estamos viendo a diario en los juegos tácticos, estratégicos y de fondo de cada uno de los protagonistas.

El Partido Popular está situado en el extremo de cada uno de los cuatro ejes mencionados; esto significa que, a pesar de ser la fuerza más votada, tiene muy poco margen de maniobra. El PSOE, por su parte, se encuentra en todas las combinaciones posibles para lograr gobierno (y esto, a pesar de haber los peores resultados de su historia reciente). La lucha táctica entre PSOE y Podemos lleva a subrayar las contradicciones internas del otro, lo cual significa que asistimos a una negociación envuelta en una “lucha con guante de seda”. Ciudadanos, aunque no obtuvo los resultados esperados, juega la carta de la moderación y la estabilidad.

Por todo ello, no está claro, en absoluto, qué ocurrirá en las próximas semanas. Cuál será el resultado de las negociaciones en curso. Qué formaciones llegarán a acuerdos. En qué forma: coalición, pacto de legislatura o pacto de investidura. O si estaremos abocados a una nueva convocatoria electoral. Y, en tal caso, que lectura hará la ciudadanía a la hora de asignar responsabilidades en el fracaso de las negociaciones. Apasionante y abierto.

El amplio espacio de diálogo suscitó numerosas, variadas e interesantes cuestiones, como las que enumeramos a continuación: las relaciones entre la Casa Real y el Gobierno en funciones, el papel de los medios de comunicación, la aritmética electoral y parlamentaria, la particular configuración de Podemos como partido político de nuevo cuño, la ausencia de asuntos europeos en el debate político español, la tensión ideología-pragmatismo, el factor católico en el voto, el riesgo de vivir en una campaña electoral permanente,…

Nota: el próximo Foro Arrupe tendrá lugar el martes 8 de marzo y estará dedicado a analizar cuestiones éticas en el final de la vida.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here