El Amor es más fuerte que la muerte

Tábula Calda. Casa de Comidas. Foto de la autora

La misma semana que Perdi enterró a su madre, murió mi vecino Manolo. Hay semanas que la muerte se ensaña especialmente y, poco a poco, va borrando de nuestro paisaje cotidiano a los que forman parte íntima de nuestra vida. Este mes recordamos a todos ellos, y recordamos sobre todo, que el amor es más fuerte que la muerte.

Aferrados a esa fe, creyentes y no creyentes, intentamos seguir adelante con el paso firme y la sonrisa puesta. Como hacía Manolo: paso firme y sonrisa puesta, para repartir abrazos y palabras amables a diestro y siniestro.

Manolo regentaba Tábula Calda, un precioso restaurante en la misma acera de mi casa lleno de cuadros y de libros, de plantas con flores y vistosos centros de verdura fresca, y con una pequeña fuente con peces, que mis niños visitaban a menudo cuando eran pequeños.

El restaurante sigue allí, en la acera de mi casa, con nuestro querido Alejandro ahora al frente. Todo sigue estando delicioso, pero ya no estará Manolo para contarnos con deleite los pormenores de cada plato, como quien cuenta una historia preciosa o un poema sentido.

Cuando no atendía el restaurante, Manolo salía a la acera a ver pasar la vida desde la puerta. Desde allí vio crecer a mis hijos. De pequeños les invitaba a pasar para ver los peces, y ya de mayores, siempre se admiraba de lo guapos y lo grandes que estaban: “Vecina, qué guapísima está María, y qué mayor, ¡pronto te pilla!” Así casi todos los días, comentando al paso las dificultades del día, las enfermedades de la familia, lo bien que iba el turismo, lo flojo que estaba el mes, la bondad de la fruta ecológica, la alegría de los premios o reconocimientos al restaurante …

Manolo era de izquierdas, de esa izquierda noble y llena de argumentos, republicano incluso, y de ello presumieron los suyos con orgullo el día de su funeral, como yo misma habría hecho.  Pero Manolo era de todos, porque más allá de su ideología era un hombre amable y bueno, en lo más profundo, en lo más auténtico. Y pese a que lo despidieron en una celebración laica, entrañable y emocionante como pocas celebraciones he visto, yo le ofrecí una misa en secreto, una de acción de gracias, por haber tenido alguien tan especial tan cerca.

¿No es eso mismo lo que celebramos hoy y todo este mes? Celebramos a todos aquellos que nos dieron esperanza, que hicieron nuestra vida más sencilla, más amable, más bella, más luminosa, más digna de ser vivida. Todos los que trajeron el Reino a nuestro mundo, fueran de izquierdas o de derechas, creyentes o agnósticos o ateos recalcitrantes, … fueran lo que fuesen. Todos ellos nos esperan y nos acompañan, cada día de nuestra vida, también mi vecino Manolo, porque el Amor es más fuerte, el Amor es más fuerte que la muerte. Y más allá de la muerte, seguiremos celebrando la Vida.

Por eso, querido Manolo, déjame que me despida con una canción, una de Jorge Drexler que ha vuelto a traerte a mi memoria, porque me ha dado por pensar que te hubiera gustado decirnos adiós con ella:

Y cuando el momento llegue
honremos nuestras heridas,
celebremos la belleza
que se aleja hacia otras vidas.
Y aunque la pena nos hiera,
que no nos desampare
y que encontremos la manera de
despedir a los glaciares

Y cuando el momento llegue,
honremos nuestras heridas,
levantemos nuestra copa
por cada causa perdida
y un aleluya recorra
las pantallas de los bares
y encontremos la manera de
despedir a los glaciares.

Hasta siempre querido Manolo. Feliz día de Todos los Santos.

5 Comentarios

  1. Muchas gracias a todos. A mí me gusta esto de escribir, me sirve para comprender mejor, pero además con vuestros comentarios me confirmáis que tiene sentido.

  2. Muchas gracias, no creo que nadie pueda explicar mejor el significado profundo del día de los Santos:seguir celebrando “LA VIDA” y rememorar a todos los que hicieron posible, con su”AMOR” hacernos apostar por esa VIDA en mayúsculas.

  3. Lali sigue compartiendo tu facilidad de expresar por escrito tanto sentimiento. Es un don, lo cultivas, lo pones en común y lo disfrutamos. Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here