Una ecología que nos hermana

José Luis Grau

Francisco de Asís, el Hermano Universal,  proclamado patrón de los ecologistas por san Juan Pablo II el 29 de noviembre de 1979, nos abre las puertas a estas líneas. Queremos subrayar una idea que nos parece fundamental: la cuestión ecológica alcanza su plenitud cuando logra tejer vínculos tan fuertes entre las personas, y de éstas con la naturaleza, que la fraternidad y la sororidad emergen como el regalo más maravilloso.

El Santo de la Porciúncula inició un camino de desprendimiento de todo lo superfluo, de todo lo que le alejaba de sí, de sus hermanos y hermanas más pobres y de la naturaleza que le rodeaba. En ese camino de desprendimiento encontró una alegría interna que nunca antes había podido tener, una alegría serena que tejió en su interior un estrecho sentimiento de fraternidad universal con todas las personas y con todas las realidades de la naturaleza.

Fraternidad/Sororidad van de la mano de una vida en clave ecológica. Establece un nuevo modelo de relaciones basadas en el reconocimiento, en el respeto, en el cuidado, en el compromiso mutuo. Necesariamente, una vida ecológica se sustenta en el ser y hacer fraternidad con todas las personas, no solo con quienes más vinculadas estamos, sino con todas las que habitan en nuestro planeta. También se basa en tejer esa fraternidad con el hermano sol, la hermana luna, el hermano fuego, …

Una propuesta ecológica integral tiene incorporada en su ADN la fraternidad como vehículo de transmisión. Quizás la fraternidad sea la prueba del algodón de nuestros intentos por vivir más ecológicamente responsables.

Puede interesarte:  Imitar la vida

Laudato Si teje de un modo maravilloso las relaciones fraternas entre humanidad y naturaleza, significando de un modo especial la humanidad sufriente y la naturaleza vulnerada por estilos de vida no fraternos. Desde ahí lo común, la casa común, cobran un color especial, un brillo que significa lo común sobre manera. Por este motivo queremos proyectar el foco sobre los números 156-158 de la Laudato Si“la ecología integral es inseparable de la noción de bien común”. Sin duda una vida ecológica revertirá de un modo positivo en el bien de los demás, tejerá una mejor realidad.

Ese bien común es el eje central y el rol unificador de la ética social, sigue diciendo el Papa. Nuestro comportamiento ecológico no empieza y acaba en nosotros mismos, y si lo hace así deberíamos cuestionarnos. La conversión ecológica nos abre a la realidad, nos hace tomar conciencia de las condiciones de vida de otras personas, de la situación que atraviesan miles, millones de hermanas y hermanos. Nos pone enfrente de las heridas más abiertas de nuestra madre tierra y lo hace no para que caigamos presa de un derrotismo abrumador, sino para que, en medio de esa realidad seamos tejedores, tejedoras de fraternidad.

Creemos que la fraternidad, la sororidad, es la única medicina que puede sanar este momento actual. Es el vino y el aceite que el samaritano deposita en las heridas del mundo. Cuando cuidamos la casa común junto con millones de personas que también lo hacen, estamos generando una realidad nueva posible.

La invitación a una conversión ecológica, a una ecología integral, no es sino una invitación a construir una realidad nueva. Es una invitación a recuperar la opción preferencial por los pobres: “basta mirar la realidad para entender que esta opción hoy es una exigencia ética fundamental para la realización efectiva del bien común”. (LS 158)

Puede interesarte:  Ética, fe e iglesia ante el mal y la injusticia

Ahora que termina el periodo de descanso para algunas/os de nosotras/os, es sin duda un buen momento para recuperar las invitaciones fundamentales, para renovar las opciones más vitales. Volvemos a tener la oportunidad de seguir hermanándonos cada vez más con todas las personas, con toda la realidad. La ecología es, sin duda, el mejor camino.

Imagen principal tomada de http://www.akardec.com/?p=41151. Imagen secundaria enlazada de http://nowa-stepnica.x25.pl/wp-content/uploads/2012/03/pomoc.jpg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.