Detrás de los olvidos

Foto tomada de: http://vallartaopina.net/2017/08/30/nacional/la-pobreza-mexico-se-redujo-segun-coneval/

Podríamos pensar que canarios e italianos estuviéramos viviendo un verano soñado. Unos, porque, ¡por fin!, se nos aplicará el 75% de descuento por residente en los pasajes a la península; otros, porque un gran futbolista se ha incorporado a las filas de su amado club.

Tanto los del Atlántico como los del Mediterráneo consideran que han recibido una buena noticia y, con ella, se sienten un poco más afortunados.

No pongo en duda que resulte bueno y que produzca alegría. Lo que me provoca inquietud es lo que no se cuenta. Esa historia que hay detrás de esos supuestos logros y euforia.

Porque aunque las dos noticias no son equiparables, pues se encuentran en diferentes planos y diferente nivel de interés para la ciudadanía, sí mantienen relación en lo que no se cuenta o se cuenta a medias.

Me explico. En relación al descuento por residente, lo primero que hay que destacar es la gran defensa que algunos políticos canarios realizaron en el parlamento para que se agilizaran el decreto y su comenzara a aplicar de inmediato el 75%. Me sorprendió porque lo vendieron como algo urgente e imprescindible para todos los y las canarias. Y que no hacerlo con la rapidez que se exigía, podría provocar un gran malestar.

Reconozco que me cuesta comprender la urgencia, porque una gran parte de la población canaria no se puede permitir comprarse un pasaje, puesto que el 44,6% se encuentra en riesgo de pobreza, el 20% desempleados, el 21% tiene muchas dificultades para llegar a fin de mes, el 44% no puede permitirse irse de vacaciones,… ¿No hubiera sido más necesario, y más justo, dedicar todas esas fuerzas a buscar soluciones que mitiguen esta situación y alivien el sufrimiento de tantas familias? ¿No estaríamos haciendo verdadera política, si nuestra prioridad fuera el cuidado de los demás, en mejorar sus condiciones de vida?

Puede interesarte:  “Solidaridad es ponerse en el sitio del otro, especialmente del débil”

Y ante el fichaje más caro que ha pagado un club italiano, nos encontramos con la protesta de los trabajadores de la fábrica de coches FIAT que, al conocer que sus jefes han desembolsado cientos de millones para contratar a un futbolista, antes que invertirlos en mejorar las condiciones laborales y salariales de sus empleados, decidieron ir a la huelga. La empresa ya había despedidos a parte de sus empleados y al resto, les había pedido que se sacrificaran para mantener sus puestos de trabajo.

¿Por qué un noble deporte se convierte en un mercadeo? ¿Por qué se prioriza recortar en puestos de trabajo y en salarios antes que el bienestar de los trabajadores y sus familias? ¿Por qué hay dinero para un fichaje y no lo hay para mejorar la situación laboral de esa empresa?

Como podemos comprobar en ambos casos la prioridad se ha centrado en lo inmediato, en lo que genera una fama inmediata y una rentabilidad a corto plazo: para unos electoralistas, para otros económico.

En ambos casos se ha olvidado a la persona y su dignidad, la necesidad de buscar el bien común para todos y todas, y no sólo para un grupo reducido. En ambos casos se ha olvidado a los pobres.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.