Deseos digitales para 2018

Deseos digitales
Deseos digitales

Aprovecho este primer post de 2018 para compartir con todos vosotros los que son mis deseos digitales para este año que comienza, y que espero que se conviertan también en los vuestros. Ahí van:

Deseo digital nº 1

Deseo que Twitter vuelva a ser la red social que me cautivó en 2010. Para ello, espero que se convierta en un lugar mucho más amable de lo que es actualmente. Un sitio donde todos podamos aprender de todos y donde la cooperación permita y la predisposición a ayudar al otro nos haga avanzar.

Twitter necesita ser un lugar sin trolls, que no sin perfiles graciosos y en plan humorístico —que a todos nos gusta echarnos unas risas—, pero exento de gente cobarde que aprovecha la facilidad del anonimato para atacar a otros por la sencilla razón del propio regocijo.

Deseo digital nº 2

Deseo que Facebook vuelva a ser un espacio donde la gente pueda conversar con los amigos y compartir lo que hacen. Que deje de ser el espacio publicitario que es ahora y que de un respiro a los usuarios de tanta página y tanto promocionado.

Deseo digital nº 3

Deseo que las criptomonedas se conviertan en una herramienta orientada al progreso para muchos países y regiones que aún hoy lo pasan mal y a las que les cuesta avanzar en el mundo financiero actual.

Deseo digital nº 4

Deseo que Internet recupere la neutralidad que le ha sido arrebatada a final del 2017 y siga siendo como hasta ahora el proveedor de información al alcance de todos, sin ningún tipo de filtro ni cortapisa para que el talento de cada uno permita sacarle el máximo provecho.

Puede interesarte:  Bienvenidos al futuro

Deseo digital nº 5

Deseo que se lleven a cabo iniciativas en el espacio digital que faciliten y permitan a los individuos la libre asociación y autogobierno, sin depender de instituciones —vamos, el Estado— que coarten sus libertades.

Deseo digital nº 6

Deseo que surja alguna iniciativa digital, ya sea una aplicación o algún tipo de gadget, relacionada con la lectura que sea capaz de revolucionar el modo en que leemos-compramos-adquirimos-consumimos libros.

Espero también que el ebook se vaya asentando cada vez más entre el público lector —y el no lector—, básicamente por sus menores costes y la capacidad de acercar obras a los usuarios. Y conste que siempre he sido un gran defensor del formato papel e incluso bastante contrario al formato digital, pero desde que me regalaron unas Navidades un ebook leo muchísimo más.

Deseo digital nº 7

Deseo, y ojalá sea así, que todos sean capaces de ver el potencial de la economía digital: sus costes, su rapidez, su aprendizaje, etc., para que el número de personas que puedan tener acceso a una vida digna, en la que puedan al menos colmar sus necesidades más basicas y se les permita acceder a unos niveles de vida de mayor calidad, no haga más que crecer, como afortunadamente viene ocurriendo desde hace ya bastantes años.

¡Feliz Año Nuevo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here