Decrecer con decrecimiento

Alberto Sánchez. 

En este camino, que estamos recorriendo junt@s, de hacernos conscientes de la importancia de nuestro consumo y del respeto al medio ambiente y a las personas, donde todo está conectado, todos estamos conectados, me llegan últimamente muchas iniciativas desde diferentes ámbitos: la filosofía práctica del “residuo cero” ya está en España, el colegio de mi hija oferta un grupo de consumo ecológico, se difunde este estilo de vida en diferentes ámbitos, etc.

Para los que vivimos en una ciudad y tenemos una familia con hijos es difícil retirarnos al mundo rural y romper con todo. Si pretendemos integrar estos hábitos en nuestra vida cotidiana se hace difícil asumir de golpe todos estos aspectos de austeridad y creo que es necesario acompasar el decrecimiento (por expresar el título de forma más asequible), es decir, ir asumiendo ciertos compromisos de forma flexible, sin fustigarnos ni exigirnos en exceso.

Trato de explicarme: el objetivo puede ser reducir a cero los envases que utilizamos/ desechamos, pero si conseguimos que al menos en la carnicería y la frutería no nos pongan plásticos o bandejas de porespán con la carne o la fruta, ¿debemos sentirnos fatal por comprar pizzas con envoltorio en el supermercado? Creo que se trata de ir avanzando en el camino que nos hemos marcado, de sentirnos satisfechos por lo conseguido, pero sin machacarnos a nosotros mismos por lo que aún queda pendiente.

Si nos ponen a nuestro alcance la posibilidad de consumir productos de temporada y ecológicos, yo valoro la oportunidad que se nos ofrece, aunque algunos productos sean simplemente de cercanía, con lo que eso conlleva de ahorro en emisiones por el transporte y de apoyo a los productores locales, sin tachar de negativo el proyecto porque no todos los productos están libres de fertilizantes químicos.

En cuanto a las invitaciones para difundir este estilo de vida, de vida sostenible, creo que también en ese aspecto debemos ser consecuentes y saber decir que no cuando nuestras otras ocupaciones así nos lo demanden, para no morir en el intento, no vaya a ser que pequemos de lo que por otro lado intentamos huir: pasaríamos de un consumismo desmesurado a un activismo que nos supera.

Afortunadamente, el trabajo en red va surtiendo efecto y aparecen iniciativas que se enlazan desde diferentes ámbitos: se va viendo el resultado del trabajo comunitario. No olvidemos que esta tarea ingente nos corresponde a tod@s.

Imagen principal tomada de http://www.hikaateneo.org/files/2011/01/decrecimiento.jpg.
Imagen secundaria tomada de http://www.hotellinksolutions.com/wp-content/uploads/2013/01/bigstock-Slow-Traffic-Sign-With-Clouds-1373892.jpg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here