De votar no me abstengo, porque información tengo

Recuerdo perfectamente las primeras elecciones en las que se me permitió participar porque había alcanzado por fin la mayoría de edad. Corría el año 2000 y Aznar disputaba con Almunia la presidencia de una España en crecimiento. Por aquel entonces, me empezaba a interesar algo la política, pero tampoco intensamente. No leía mucho el periódico ni veía a menudo el telediario. No tenía muy claras las propuestas de las distintas opciones políticas, y pese a que ya disponía de conexión a internet en mi casa, no tenía muy claro dónde podía encontrarlas; aunque, seamos sinceras, tampoco me esforcé en buscarlas. Votar sí voté, pero por inercia, como si votara a mi equipo de fútbol.

Han pasado 15 años y todo ha cambiado. La primera que ha cambiado mucho soy yo, que ahora soy consciente de que hasta “lo personal es político”, y por ello valoro el poder que tiene mi voto en los próximos comicios del 20 de diciembre. También ha cambiado radicalmente el panorama político, con un bipartidismo muerto y dos partidos nuevos y opuestos que han emergido con fuerza. Pero lo que más ha cambiado de todo es la posibilidad de que ejerzamos nuestro voto de manera informada y el rol que la revolución tecnológica ha jugado en ello. 

Cada vez aparecen más herramientas o aplicaciones informáticas destinadas a ayudarnos a desgranar los programas y las propuestas de los partidos; a hacernos la vida más fácil y a ahorrar mucho de nuestro tiempo a la hora de ejercer un voto informado y consciente. Desgraciada o afortunadamente (no lo tengo aún decidido), no soy estadounidense, así que no me sirve de mucho la mejor herramienta que existe en este sentido, ‘I Side With’, donde desde 2012 puedes ver qué partidos políticos son los más cercanos a tus creencias en los temas de mayor importancia. Es una plataforma que aglutina con  todo detalle desde una encuesta completísima sobre los distintos temas sociales (donde puedes establecer un coeficiente corrector en función de cuán importante es para ti la pregunta en cuestión) hasta una recopilación de noticias relacionadas con la próxima cita electoral con estupendas opciones de filtrado. Uno de los elementos  más potentes que tiene son las encuestas realizadas a millones de norteamericanos en relación a los temas que son objeto de debate político, como el control de armas o el matrimonio homosexual, donde es posible incluso consultar un mapa interactivo con la posición de los distintos estados en relación al asunto. En definitiva, un auténtico trabajazo de Big Data en toda regla que sistematiza miles de datos para ayudar a la ciudadanía estadounidense a decidir su voto de cara a las elecciones del año que viene.

Puede interesarte:  Amar en tiempos violentos. En memoria de Mamey Mbaye

En Argentina encontramos ‘Yo quiero saber’, una aplicación interactiva que compara de manera lúdica, sencilla y visual la opinión de los votantes con la posición de todos los candidatos presidenciales y candidatos a gobernadores, y que ha recibido un millón de visitas en tan solo 11 días. En España, en el marco de las pasadas elecciones europeas se lanzaba EUvoz2014, que nos permitía descubrir cuál era nuestra posición en el panorama político europeo.

Para las próximas elecciones generales que tendremos en España aún no contamos con una herramienta similar que analice cuál es la opción política más cercana a nuestras prioridades. Lo más parecido que existe es poletika, una plataforma que aporta información sobre las promesas y los programas electorales. Mientras llega la app estrella que nos haga salir de dudas, no dejemos de informarnos y pensar muy bien a quién, por qué y para qué votamos el 20 de diciembre.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.