Salto Vital: Creyentes y feministas. Nuevas perspectivas

Muchas de nosotras recordaremos la película Thelma y Louise, protagonizada por Susan Sarandon y Geena Davis y que constituye todo un símbolo en los movimientos de liberación de las mujeres en Estados Unidos y Europa. Con ella, Callie Khouri, la autora del guión, quiso romper con el papel pasivo con que las mujeres eran presentadas en Hollywood y su identificación como objeto sexual, para hacer una historia en la que fueran cien por cien protagonistas de su destino. La película constituyó en la década de los 90 una oleada de polémicas por su denuncia del machismo en la sociedad norteamericana, a la vez que un canto a la sororidad.

Más de 25 años después la  campaña #MeToo ha irrumpido también desde el corazón de Hollywood para denunciar las  agresiones y violaciones de mujeres en el mundo del cine extendiéndose desde ahí a todos los ámbitos.Se trata de una realidad cotidiana, como tristemente están siendo noticia en España las agresiones y violaciones a trabajadoras temporeras de origen inmigrante en situación de extrema necesidad en los campos de fresa de Huelva por parte de sus “jefes”, denunciadas por ellas mismas con el apoyo de algunos sindicatos agrarios y colectivos feministas.

Pero Thelma y Louise es un canto también a la rebeldía de las mujeres y a  su sororidad. Aunque eso sí, vista desde los procesos que hemos ido recorriendo en este cuarto de siglo, ausente de interseccionalidades sin las cuales hoy no podemos entender los feminismos ni ningún movimiento social: el género la etnia y la clase. Pese a ello la película continua siendo hoy una gran parábola de las luchas y sueños de las mujeres, aunque quizás desde una perspectiva demasiado blanca y de clase media.

Puede interesarte:  Retrasos forzados

Pero Thelma y Louise es un canto también a la rebeldía de las mujeres y a  su sororidad. Aunque eso sí, vista desde los procesos que hemos ido recorriendo en este cuarto de siglo, ausente de interseccionalidades sin las cuales hoy no podemos entender los feminismos ni ningún movimiento social: el género, la etnia y la clase. Pese a ello la película continua siendo hoy una gran parábola de las luchas y sueños de las mujeres, aunque quizás desde una perspectiva demasiado blanca y de clase media.

Sin embargo como símbolo nos sigue resultando poderosa. De ahí que el grupo de Mujeres y Teología de Zaragoza y la Red Miriam de espiritualidad ignaciana femenina lo hayan tomado como punto de partida para la convocatoria de su XXII Encuentro anual de la federación de grupos de Mujeres y Teología en el estado español, que tendrá lugar en Zaragoza los días 29-30 de Septiembre con el título: Salto Vital: Creyentes y Feministas. Nuevas perspectivas  

En el salto final, más allá del  patriarcado con que acaba la película, nos identificamos las mujeres feministas cristianas que hace más de 25 0 30 años, según los grupos, pusimos en marcha la red de colectivos de Mujeres y teología para cuestionar:

  • La visión patriarcal de la iglesia sobre las mujeres frente a nuestro convencimiento imparable de experimentarnos  a imagen y semejanza de Di-s y por tanto exigir  el  reconocimiento de nuestra radical dignidad y la plenitud en el acceso a los  ministerios
  • La  imagen de Di-s, expresada en tantos símbolos y lenguajes, que ignoran la realidad de las mujeres y refuerzan el sexismo.
  • La reivindicación del cuerpo de las mujeres como espacio de  liberación y no como objeto de explotación y violencia.
  • La estructura y organización de la Iglesia que no tiene en cuenta La comunidad de iguales y la Ekklesía de las mujeres.
  • Una moral  sexual y económica ajena a los sufrimientos y aspiraciones de más de la mitad de la humanidad   
Puede interesarte:  La vulnerabilidad del Dios que escondidamente se revela

De ahí que nuestras acciones desde el origen fueran dirigidas a:

  • De-construir: desenmascarar los elementos sexistas en las tradiciones  religiosas 
  • Rescatar: la sabiduría alternativa de las mujeres y su huella en lo más profundo de los sistemas religiosos y las tradiciones  espirituales.
  • Reconstruir: nuevas relaciones, lenguajes, símbolos y contenidos que hagan justicia a la plena humanidad de las mujeres.
  • Buscar: el reconocimiento de  nuestra  dignidad  como  mujeres en las sociedades y en las iglesias, especialmente el de las más empobrecidas y excluidas.

Hoy, más de un cuarto de siglo después, sentimos con alegría y esperanza que nuestras vidas han cambiado y nuestros contextos también, que el patriarcado se va resquebrajando, aunque aún nos queda mucho para desmantelarlo en las conciencias, las prácticas, las leyes, las estructuras socio-económicas y particularmente en la iglesia, que es uno de sus grandes bastiones.

Por eso el salto final de Thelma y Louise nos sigue provocando desde la diversidad y la interseccionalidad que hoy nos atraviesa a  todas las  mujeres de la tierra y a hacerlo desde las nuevas perspectivas y paradigmas que los movimientos de liberación nos aportan hoy y su  conexión con el Evangelio como Buena Noticia para las mujeres.

De ahí la propuesta y la necesidad de este encuentro en el que la teóloga brasilera Ivone Gevara lo iniciará con una ponencia marco y la activista ecofeminista Yayo Herrero lo cerrará con una ponencia final. Conversatorios, encuentros, exposiciones de stand, performances y 14 talleres planteados como espacios “C”, (con “c” de “cuidados”) constituyen la amplia oferta de este Congreso.

Destaco algunos títulos y temáticas : Ciberfeminismos, animado por Sonia Herrera, Crianza y feminismos, por el colectivo Vía Láctea, ¿Cuestionar el género?, Aproximación a El Género en  disputa, de Judith Butler, impartido por Neus Forcano, o Construyendo sindicalismo feminista desde abajo, impartido por la Asociación de Trabajadoras de Hogar de Zaragoza, o Crear soltando, un acercamiento a la teoría de Otto Sharmer desde una perspectiva feminista, impartido por Rosana Hernández, o Crecer en espiritualidad, por Emma Martínez Ocaña.

Puede interesarte:  En la lucha del pueblo, ¡resurrección!

El sábado por la noche sacaremos nuestras reivindicaciones y propuestas a la calle bajo el lema:Feministas y creyentes, vivas, libres y en resistencia.

¿Dispuestos y dispuestas a saltar?

 

[1] Las inscripciones se pueden hacer a partir del 10 de Junio en el blog de Mujeres y Teología de Zaragoza (http://mujeresyteologiazaragoza.blogspot.com)  o en el de la red Miriam de espiritualidad ignaciana femenina (http://redmiriam.blogspot.com/)

 

 

Compartir

1 Comentario

  1. Estoy encantada, esperanzada, con la propuesta de encuentro y todo lo buenísimo que ya se intuye. Y lo mejor: NOSOTRAS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.