Las feministas debemos conquistar la narrativa digital

Portada ‘Microfísica sexista del poder: el caso de Alcàsser y la construcción del terror sexual’ de Nerea Barjola

Las redes sociales nos ofrecen a las feministas un espacio en el que ir más allá del ciberactivismo, y conquistar la narrativa imperante sobre las violencias sexuales que los hombres ejercen sobre las mujeres. Aprovechar la revolución digital que caracteriza la cuarta ola feminista para empujar un debate político, mediático y social que vaya a la raíz de las violencias sexuales, al germen y cultivo de las manadas.

Ayer fue el día del libro. Un día en el que el movimiento feminista se organizó para lanzar la acción digital #EllasTambiénEscriben, con la que visibilizar centenares de autoras y sus obras. Reivindicando un espacio que siempre ha sido de nuestro, de las mujeres, pero que nos ha sido sistemáticamente negado con la invisibilización e infravaloración de nuestro arte.

Hay un libro que me he regalado a mí misma y en el que estoy deseando adentrarme, aun sabiendo que será una obra que me hará mella en el plano emocional. Se trata de ‘Microfísica sexista del poder: el caso de Alcàsser y la construcción del terror sexual’, de Nerea Barjola. Por primera vez, el asesinato machista de Miriam, Toñi y Desiré se narra desde nuestra mirada, la de las mujeres para las que, como dice Barjola, fue un acontecimiento que tuvo una gran trascendencia para las mujeres y sus cuerpos”.

Nos inculcaron un miedo atroz desde la narrativa creada por los grandes medios de comunicación. El peso de la culpa se colocó en ellas, en las jóvenes asesinadas. Y las jóvenes éramos todas. Con el circo mediático y machista alrededor de Alcàsser se impuso el terror a sufrir una agresión sexual, acabando con la libertad de todas las mujeres que en aquel momento salíamos a comernos el mundo.

Puede interesarte:  Vigilancia panóptica en la revolución digital

Han pasado algo más de 25 años, y estamos a punto de conocer por fin la sentencia judicial del caso de ‘La Manada’, esos 5 sevillanos acusados de violar en grupo a una joven en un portal en los sanfermines de 2016. Una sentencia que se ha hecho de rogar, y que el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra leerá este jueves en audiencia pública.

En este caso, la narrativa que se ha intentado construir ha sido idéntica, responsabilizando del hecho a la joven superviviente, cuestionando sus testimonio, poniendo en duda que se trataba de una violación, pese a que la propia fiscal del caso, Elena Sarasate, haya afirmado que “La intimidación fue gravísima e impidió resistencia o huida, no le quedó más remedio que someterse. La denunciante no consintió”.

Pero esta vez las activistas feministas tenemos a nuestra disposición todas las herramientas y espacios del Social Media para contrarrestar ese discurso machista que narra y juzga la realidad desde sus lentes patriarcales. Que nos permite agitar un movimiento que grita bien alto Hermana, yo sí te creoo “La manada somos nosotras”, en las redes y en las calles.

Como dice Nerea Barjola, “hay que formarse en feminismo. Es el único antídoto a la violencia sexual, no hay otra”. Aprovechemos las redes sociales para seguir haciendo pedagogía feminista con la que cambiar el relato. Hagámoslo nuestro. Ya no hay marcha atrás. Organicémonos más y mejorTime’s Up.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.