Carta a los partidarios del muro

Estimados partidarios pro-muro:

He decidido escribiros esta carta tras leer la propuesta de un partido político español de construir un gran muro resbaladizo de hormigón en nuestras fronteras con Marruecos.

Conozco la preocupación de los proponentes del muro de fortalecer la identidad cristiana de España y de Europa. Por eso me ha llamado mucho la atención esa propuesta, ya que lo primero que me ha venido a la mente son las palabras del Papa Francisco “Levantar muros no es cristiano”. VER: https://www.youtube.com/watch?v=GVyg_6sp-lg

Pero, como dice el Papa en ese mismo vídeo, voy yo también a dar el beneficio de la duda. Los mencionados partidarios del muro temen que a través de esas fronteras pueda entrar algo que quiere o puede destruir el cristianismo en Europa y que un buen muro puede ayudar a sostenerlo.

Así que, siempre siguiendo vuestra propia lógica, y antes de terminar de juzgar vuestra propuesta, debemos preguntarnos dos cosas:

  • ¿Qué está destruyendo el cristianismo en Europa?
  • ¿Qué se pretende frenar con el muro?

¿Qué está destruyendo el cristianismo en Europa?

Supongo que estaréis de acuerdo conmigo en que la inmensa mayor parte de las personas que dejan de ser cristianas en Europa no pasan a otra religión, sino que se convierten en ateos. Sencillamente dejan de creer en Dios.

Y dado que el ateísmo es un fruto de nuestra civilización occidental, es obvio que las causas de la destrucción del cristianismo en Europa están en Europa y no hay que buscarlas fuera de ella.

El cristianismo en Europa está siendo destruido por el materialismo y el materialismo no llega del exterior, sino que lo hemos fabricado nosotros solitos. Sobre como combatir el materialismo os animo a leer esta reflexión: http://entreparentesis.org/edad-media/

Puede interesarte:  La vida es una tómbola, ¡de identidad y separación!

No es así en África Subsahariana, líder mundial en cuanto al crecimiento en el número de cristianos en el mundo, tras haberse multiplicado por 70 el número de cristianos subsaharianos en el último siglo. Hoy hay más cristianos en África Subsahariana que en Europa. Y estos no son de “cultura cristiana”, son de Fe cristiana. El 90% responden que la religión es muy importante para ellos. (https://es.zenit.org/articles/tendencias-religiosas-en-el-africa-subsahariana/ )

El cristianismo, como siempre ha sido y siempre será, crece en los entornos pobres y muere en los entornos ricos donde la religión líder es sencillamente la búsqueda del dinero y del placer generando como consecuencia una vida sin sentido.

¿Qué se pretende frenar con el muro?

Digámoslo claro, lo que se pretende frenar es la entrada de personas pobres. En otras propuestas económicas, los mismos suelen hablar sobre como atraer las inversiones y los millonarios al país y al mismo tiempo no dejan de pensar en cómo frenar la entrada de pobres.

Esto choca tan frontalmente con el pensamiento cristiano, que supuestamente quiere defenderse, que no sé cual escoger de las decenas de citas que me vienen a la cabeza.

Santiago, en su carta dice:

“Si entra un hombre con anillo de oro y ropa lujosa, y también entra un pobre con vestido sucio, y sólo atendéis con respeto al que lleva ropa lujosa ¿no hacéis distinción entre vosotros, y no venís a ser jueces con malos criterios? ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?”

Por deber cristiano y por pura humanidad, todo pensamiento y preocupación debería llevarnos al “Camino de Santiago”, debería ir dirigido hacia cómo acoger, atender y servir a los millones de desposeídos de este mundo, tal y como lo está haciendo la Iglesia Católica, pero en estas propuestas no suele haber ni una sola medida dirigida a la acogida e integración de inmigrantes en España. Y hablo de los inmigrantes pobres, no de los turistas o capitalistas ricos.

Puede interesarte:  Made in Africa

¿Qué efecto tendrá la entrada de inmigrantes sobre la religión en Europa?

Debo reconocer que nunca antes me había hecho esta pregunta. Siempre he visto que la religión debe llevar a la acogida de inmigrantes, no que la acogida de inmigrantes pudiera ayudar a la religión. Pero si quiero terminar de analizar la propuesta del muro de acuerdo con su propia lógica, no me queda otra que continuar por esta senda.

Parece que el temor de muchas personas a la derecha es que Europa se vuelva islámica, en lugar de atea como se está volviendo. Y esto es otra cosa que me llama la atención. Yo veo a la religión islámica tan parecida a la cristiana que en muchísimas cosas cuesta distinguirlas. Según mi parecer, deberíais ver como una salvación, y no como una amenaza, que el ateísmo europeo se convirtiera al Islam, porque lo que está más lejos del cristianismo no son las religiones que creen en un solo Dios y en el Amor, sino el ateísmo que no cree en Dios alguno o le es indiferente.

Pero, siguiendo con preguntas que jamás me había preguntado antes, ¿Son islámicos los que saltan la valla? Algunos sí, pero en su inmensa mayoría son cristianos subsaharianos.

Concluimos por tanto que nuestro cristianismo nos lleva a la acogida de los inmigrantes más pobres y que los inmigrantes más pobres, o bien nos consolidan en una religión monoteísta que cree en nuestro único Dios y en el Amor, o bien directamente recristianizan Europa. Esos negros que veis saltando la valla recristianizarán Europa.

Queridos amigos, no os confundáis, el cristianismo lleva a los pobres y los pobres nos llevan de vuelta al cristianismo.

Puede interesarte:  Experiencia en Lesvos

5 Comentarios

  1. El autor se pone al frente de grandes verdades y me inspira a una pincelada del otro lado.

    Vivo en un país donde se convive con la pobreza y sus derivados, por eso quizás se conoce un poco más de ella. Por eso también puedo atreverme a decir sin temor a equivocarme que con frecuencia puede estar a un milímetro de la perdición, al igual que la riqueza…, lo malo surge siempre en el exceso y que la práctica de la caridad por ella misma, podría hacernos perder en la subjetividad, pienso que el tema amerita mayor análisis y algo más que solo políticas de acogida e integración.

    No es un poco una pérdida de fe, ir en pos de países donde los escaparates brillan?

    No haría falta en todo caso ayudar a los emigrantes a ver que esos horizontes no son tan maravillosos como parecen? que no valen dejar sus familias abandonadas o sus sueños, atrás?

    No ayudaría más un trabajo de fortalecimiento espiritual con los potenciales emigrantes para quedarse donde parece que ya nada es posible e inducirlos a recuperar su dignidad comenzando por ellos mismos para luego hacer algo por sus países en lugar de optar por irse y dejar todo en abandono?

    Es verdad que lo que manifiesto también es apoteósico y nada realista, quién/s le pondrían el cascabel al gato, verdad? Los que padecen y comen miseria día a día o los que no tienen idea de lo que es eso y quizás verían más objetivamente qué hacer?.

    Lo rescatable es que como creyentes seamos coherentes con nuestra fe y que procuremos hacer algo. Eso supone también esforzarnos en ver un poco más allá de solo lo idílico de los problemas, como también repensar nuestras acciones, lo que por supuesto evitaría medidas drásticas como el levantamiento de un muro.

    Si ya existe una brecha de desigualdad, un muro la haría más visible y en lugar de ser una solución, pienso que ahondaría los problemas sociales y nos conduciría quizás a una crisis espiritual aún mayor. Encapsularía aún más en su burbuja a quienes viven supuestamente mejor (cómodos y con necesidades mínimas satisfechas) y dejaría con un sabor amargo, de lado y a su suerte a los de afuera cuando Jesús nos convoca a trascender a través del otro, del que lo vemos ajeno, a la unión con él precisamente, al camino del amor que no es llano ni mucho menos fácil para unos y otros.

  2. Creo que el autor se basa en meras conjeturas personales y en sus propias premisas que no se ajustan a la verdad. Cualquier conclusión realizada solo en base a la mera especulación queda invalidada. Este tipo de razonamiento no ayuda a proyectar el futuro, a clarificar las ideas, y sólo aporta más desconcierto y desorientación.

  3. Los puentes y no los muros son del Dios en que yo creo.
    Muchas gracias Jorge!

  4. Clara y valiente reflexión. Efectivamente nos ponen a prueba y cuestionan si realmente creemos (nos fiamos) o adoptamos una serie de ideas que tranquilizan nuestra conciencia

  5. Amén Jorge.
    Nos llega la hora de crucificar o de salvar. Siempre lo habíamos leído en la Biblia. Ahora lo tenemos delante de nuestras narices…
    Muchas gracias por zarandearnos!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.