Una pequeña bio:

Baro-crop

Miguel García-Baró

Profesor de Filosofía de la Universidad Pontificia Comillas y, antes, de la Universidad Complutense.
Presidente de la Asociación de Amistad y Encuentro Interreligioso.
Director de la colección de libros de filosofía Hermeneia, en Ediciones Sígueme.
Entre sus libros: De estética y mística (2007) y Sentir y pensar la vida (2012)

De todo eso que parece natural pero es ‘contra naturam’ (2)
Escrito por

De todo eso que parece natural pero es ‘contra naturam’ (2)

Viajo por un paisaje de los que llamamos tópica y bastantemente bobamente idílicos (y que no suelen ser españoles…). Estoy de hecho en el Midi francés. Hace un día maravilloso de sol, después de grandes lluvias. Hay campos inundados, pero también, y sobre todo, granjas con residencias de apariencia perfecta: en medio del prado tranquilo […]

La terrible facilidad con que se es cómplice
Escrito por

La terrible facilidad con que se es cómplice

Yo agradezco todos los días no haber nacido antes de las guerras confesionales entre cristianos, antes de la secular saca de esclavos de África, antes de la Shoá… Así no me puedo considerar cómplice de quienes no lograron evitar esos crímenes monstruosos. Naturalmente, este pensamiento consolador tiene su lado alarmante: ¿De qué terribles acontecimientos futuros […]

De todo eso que parece natural, pero es ‘contra naturam’ (1)
Escrito por

De todo eso que parece natural, pero es ‘contra naturam’ (1)

Es difícil referirse a la naturaleza humana. Por una parte, tiene toda la razón Jacques Maritain cuando exclama que es tan evidente que la hay, que discutir su existencia es tan solo pérdida de tiempo y manía de intelectuales a la violeta. Por otra parte, la distancia entre un santo y un criminal -sencillamente, entre alguna […]

Apunte sobre la esencia de la religión en tiempos de desastre (IV)
Escrito por

Apunte sobre la esencia de la religión en tiempos de desastre (IV)

De un modo general, incluso para quienes éramos niños cuando se celebró el Concilio, sumidos en la España que no lo quería ni lo entendía mayoritariamente, ha supuesto éste, en cuanto el uso de nuestra razón nos ha permitido entenderlo y gozarlo, una apertura de los horizontes históricos de la Iglesia católica a la que […]