Austeridad por opción

Alberto Sánchez.

Escucho en ocasiones que las opciones de austeridad y decrecimiento para favorecer la sostenibilidad del planeta, no son nada nuevo. Que nuestros abuelos ya aprovechaban toda la comida de un día para otro, no consumían más que lo que necesitaban, compraban a granel el vino, el aceite, las legumbres, etc., se pasaban la ropa entre los familiares y amigos, reparaban todo tipo de aparatos y utensilios, elaboraban jabones naturales con aceite usado, preparaban sus conservas de frutas y hortalizas, criaban animales para consumo propio… y muchas más cosas que el lector seguro que recuerda o le han contado. En definitiva, un estilo de vida sencillo donde todo se aprovechaba y estaba acorde con el ciclo propio de la naturaleza.

Pero me temo que nuestros padres y abuelos hacían todo eso por necesidad, no por decisión propia u opción de vida para el cuidado del planeta, como lo hace ahora cada vez más gente, como los neorrurales o los que habitan pueblos abandonados, o ecoaldeas.

Ya lo decía Jesús hace dos mil años, y parece pensado para que lo apliquemos a nuestra decisión de conversión ecológica:

En aquel tiempo, el Espíritu lo empujó al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, siendo tentado por Satanás; vivía con las fieras y los ángeles lo servían. Después de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; decía: “Se ha cumplido el tiempo y está cerca el Reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio” (Mc 1, 12-15).

Y nos lo dice el Papa Francisco en la Encíclica Laudato Si’ de forma más concreta:

Puede interesarte:  Celebrar eclesialmente el Día de la Tierra (22 de abril)

Si «los desiertos exteriores se multiplican en el mundo porque se han extendido los desiertos interiores», la crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior. Pero también tenemos que reconocer que algunos cristianos comprometidos y orantes, bajo una excusa de realismo y pragmatismo, suelen burlarse de las preocupaciones por el medio ambiente. Otros son pasivos, no se deciden a cambiar sus hábitos y se vuelven incoherentes. Les hace falta entonces una conversión ecológica, que implica dejar brotar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que los rodea. Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana. [LS 217]

E insiste en la necesidad del apoyo comunitario:

«Las exigencias de esta tarea van a ser tan enormes, que no hay forma de satisfacerlas con las posibilidades de la iniciativa individual y de la unión de particulares formados en el individualismo. Se requerirán una reunión de fuerzas y una unidad de realización». La conversión ecológica que se requiere para crear un dinamismo de cambio duradero es también una conversión comunitaria. [LS 219]

Muchos de nuestros contemporáneos también consumen productos naturales y ecológicos, por convicciones éticas (vegetarianos/veganos) o costumbres saludables, y no siempre por la voluntad explícita de conservar el planeta o no perjudicar a nuestros hermanos. Pero no por eso hay que quitarle valor a su opción: lo importante es que han tomado la decisión de cambiar su modo de vida y ponen su granito de arena en no mantener un sistema de crecimiento y consumo que se manifiesta claramente insostenible.

Puede interesarte:  Conocimiento y verdad desde los mártires de El Salvador

Como se puede ver por este mensaje de hace 100 años de la Administración de la Alimentación de EE.UU. (versión traducida en su mitad derecha), la preocupación por el estilo de vida y la comida sana no es algo nuevo en nuestra sociedad.

Alegrémonos con todos nuestros hermanos, porque ya nos hemos puesto en camino y estamos tomando actitudes que ayudan a la conservación de nuestro planeta y garantizan el futuro de nuestros hijos.

Imagen principal tomada de http://www.korduroy.tv/2015/five-types-of-composting-method/
Imagen secundaria modificada de https://decadencefactor.wordpress.com/2014/04/13/buy-it-with-thought-cook-it-with-care/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.