Aire

¿Cosas indispensables en la vida? Las mejores son las gratuitas. Y afortunadamente las hay. Y las disfrutan sobre todo los poetas y los pobres. Por ejemplo, el agua, el aire... Aunque para desgracia de muchos – para ti y para mí, incluso– éste también tiene su precio. Sobre todo si se trata de esquilmar hasta el final a los emigrantes. Incluso a niños.

He tenido oportunidad de recordarlo estos días pasados, frente a las costas del Canal de Sicilia. Que es, por cierto, uno de “los nichos”  del Cementerio Mediterráneo. Visitaba, con buenos  compañeros de trabajo, las bellas ciudades sicilianas de Ragusa, Siracusa o Noto, lugares de arribada y acogida de emigrantes africanos exhaustos y perdidos. En la catedral de esta última ciudad, unas tablas de madera, restos de una patera servían de homenaje y recuerdo (¡altar lampedusano!) a los emigrantes ahogados y muertos en las costas sicilianas. Tenían una inscripción “¿Quién rezará por estas muaireertes?”.  Entre ellas seguro estaban los 50 ahogados de hace unos meses en estos pagos, y en dicho grupo, muchos niños que tuvieron que pagar por el aire – ¿gratuito?– que todos respiramos. Los niños pagaron para subir a la cubierta de un barco mafioso ya que estaban hacinados en las bodegas. Y así, poder respirar. Las víctimas podrían haber muerto de asfixia por el humo de los motores.

Me emocioné. Recordé. Conversé con uno de los sacerdotes responsables del templo sobre la acogida por parte de las familias a los emigrantes llegados a la Isla. Hablábamos de las noticias cercanas: De la desaparición de los 400 inmigrantes de estos días,  justo al año del naufragio que costó la vida a más de 700 personas frente a Lampedusa, Precisamente pocos días antes a nuestra llegada, comenzó la operación destinada a sacar de las aguas del Canal de Sicilia, el viejo pesquero en el que quedaron atrapados los inmigrantes fallecidos en aquel trágico día. Van a intentar llevar el barco a un puerto tras reflotarlo. Después  retirarán  los cientos de cadáveres atrapados en su bodega. Sin aire. Ya para siempre. Y con la información recogida entre los alientos helados revolverán las ropas que vestían los cadáveres y buscarán identidades.

Comentábamos  también –casi entre lágrimas– que, en este año, una media de dos niños mueren al día cruzando de Turquía a Grecia. El número puede ser mayor ya que muchos cuerpecitos se han perdido en el mar. Si es que no son unos de los 96.000 adolescentes y niños que, caminando solos, han pedido  asilo en Europa en 2015. ¡Cuatro veces más que las peticiones del 2014!  La mayoría son chavales adolescentes pero también hay los pequeños o que ni siquiera gatean. Huyen buscando el aire. Y  lo que es peor, si llegan  a su destino, tendrán que sufrir discriminación y racismo y/o correrán el riego de ser devueltos a su país de origen. Y todo con la bendición de la Unión Europea en un acuerdo con Turquía  “injusto con todas las de la ley” según la Iglesia Española .

O para poder respirar libertad . Y pasear. Como pedía Hala, refugiada siria de 16 años , (ver video final) esta vez en tierras griegas. Que el pasado mes de marzo también gritaba al aire y a todo viento que quisiera oírle, aprisionada entre las alambradas de una estancia cerrada de refugiados – al descampado- ,  lo horrible que fue su travesía en el mar .Donde estuvieron a punto de morir  hacinadas en un pequeño bote más de 70 personas que huían de la guerra siria y de los bandazos de las olas. Contaba  como trabajó día y noche durante dos meses en Turquía para llegar a la frontera griega. Ahora se sentía tratada como un animalillo. Lloraba  acordándose de su familia y de su madre. Como cualquier niño. No se avergonzaba de reconocerlo: “No puedo vivir sin ella”.

hala

Solo quería – decía entre lágrimas – poder “dar un paseo”. Necesitaba salir de esa cárcel asquerosa del campo abierto de detención donde solo el aire era libre. Y pasear y “ver a la gente normal”, no solo a los policías. Escapar de las tiendas empapadas hasta las entretelas porque “es asfixiante vivir así” .

También necesitan respirar libremente para ser educados, crecer y soñar los menores no acompañados de América Latina .De acuerdo con un estudio de ACNUR (2014) ,por ejemplo, el número total de detenciones  en Estados Unidos de niños no acompañados llegados solamente de Guatemala, Honduras y El Salvador se acerca a los 22.000.

También necesitaban aire los 15 menores que se habían enterrado en una batea de chatarra para cruzar de Marruecos a España.

O lo necesitaban los niños -¡ bombardeados el 5 de mayo ! –  en el campo de refugiados sirio de Alepo junto a Turquía en un crimen de guerra. Ni siquiera estos campos son respetados.

También yo –con Neruda en su “Oda al aire”– quiero que respiren los pobres, porque… “tú eres lo único que tienen,/por eso eres/transparente,/para que vean/lo que vendrá mañana,/por eso existes,/aire,/déjate respirar,/no te encadenes”

Lo pido en la oración ante el altar de las pateras.

“Sueño una Europa que se hace cargo del niño, que como un hermano socorre al pobre y a los que vienen en busca de acogida, porque ya no tienen nada y piden refugio”.Lo acaba de decir Francisco 

Y por la noche repaso, con el sonido de fondo del mar, un  libro de poemas de Mario Benedetti  “El mundo que respiro”, donde el autor quiere que no desperdiciemos la sonrisa, y no le dediquemos tiempo al odio  (¡a pesar de lo narrado, digo yo!). Me duermo valorando la vida, que es lo que más vale, si lo haces dando vida alrededor. La que se pueda. Y pidiendo que no descuidemos esa punta del corazón que nos permite y prolonga la ternura y la sensibilidad. Que sepamos que la memoria es un cántaro extenso que conviene cuidar para que no se haga añicos y así poder recordar lo vivido y recordárselo a otros; y que, a pesar de las basuras y falsas alegrías, ese mismo aire que respiro es lo que me permite vivir, soñar … ¡Por eso lo piden!

Aire youtu.be/qKVljS6GgUM

Fotografía de portada :  Fotograma del Programa “en Ruta” . Refugiados Tv 13

Joven de brazos abiertos ; Día Internacional del Aire Puro en Perú (2017) http://www.minam.gob.pe/calendario-ambiental/dia-internacional-del-aire-puro/

Hala: Fotografía tomada del video final. Médicos sin fronteras

¡Gracias a la web master P.M.R.!

4 Comentarios

  1. Gracias, José Luis, por poner palabra y corazón a tanta tragedia humana. ¡Mucho ánimo para seguir siendo voz y aire para tantos!

  2. Nuestros hermanos, los emigrantes, los refugiados… los que huyen del hambre, las guerras… no “los apestados” etc necesitan solamente que Europa les escuche, les dé ánimos y “Aire” para seguir viviendo. Europa “la digna, la justa”… responde y no des la espalda. Cabemos todos… Y esto no se puede parar, es la realidad. No miremos para otro lado.
    Impresionante el testimonio de José Luis .

  3. Emocionado de leer este precioso artículo, por la forma y por el fondo. Nos llena de vida e indignación poder ser consciente de esto.

Escribir un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here