Encuentro Islamo-Cristiano: Religión y medios de comunicación

Ayer martes se celebró en el Centro Alulbeyt de Madrid el quinto Encuentro Islamo-Cristiano organizado por ese centro junto con la Delegación de Relaciones Interconfesionales del Arzobispado de Madrid. El tema del Encuentro fue “Religiones y medios de comunicación”.

Por el lado cristiano participaron Manuel María Bru, experto en comunicación social bien conocido de los oyentes de COPE, y Jaime Calvera, director de la Mundo Negro, una de las revistas católicas de más trayectoria y más éxito en España. Por el lado musulmán hablaron los periodistas Javier Astilleros y Yusuf Fernández, secretario de la Federación Musulmana de España (FEME), que es a su vez miembro de la Comisión Islámica de España (CIE).

Los ponentes se encontraban en posiciones “vitales” muy distintas respecto a los medios de comunicación social, y ello se notó en sus intervenciones. El p. Bru habló sobre todo de las condiciones y las dificultades de la información religiosa en España. Expuso muy bien lo que debe pedirse a los informadores creyentes en materia religiosa, pero nos dejó con el problema de qué ocurre con los periodistas no creyentes que tienen que hablar de lo mismo. Para los lectores que quieran saber completa y estrictamente lo que el p. Bru dijo, él mismo nos adjunta este enlace: http://blogs.alfayomega.es/primereando/580-2/

Volviendo a mi personal interpretación, el p. Bru nos recordó la idea de Juan Pablo II acerca de que la información religiosa ha de proponerse desde una hermenéutica religiosa ella misma (no desde claves políticas, económicas, o bajo algún otro criterio externo). Pero, pensamos, ello solo puede hacerse en la información emitida por creyentes o sus organizaciones. Como vemos todos los días en la prensa, eso no va a ocurrir con los periodistas y los medios laicos, que someterán lo religioso a los criterios con que cada uno evalúe cualquier otro fenómeno social. Un ejemplito de hoy mismo en El Confidencial: La secesión catalana divide profundamente a la jerarquía católica.

El p. Calvera lo tiene ‘más fácil’ porque Mundo Negro es la principal revista española sobre África desde hace décadas. Puede combinar la evangelización con la formación sobre un Continente tan importante para nosotros, del que sin embargo sabemos relativamente poco (y bastante malo). Cuenta con la extensa presencia de la familia comboniana en África, que le facilita una gran cantidad de fuentes de primera mano de personas que viven allí sin estar comprometidas con las fuerzas políticas activas en cada lugar. Y ofrece con frecuencia la voz directa de africanos, lo que facilita que los mismos africanos que viven en España puedan sentirse cómodos con una fuente que no falsea la realidad de su continente.

Las intervenciones de Javier Astilleros y Yusuf Fernández fueron en líneas parecidas, cuya complementariedad hace que quizás lo mejor sea tratarlas juntas. La imagen del Islam en los medios de comunicación españoles es bastante mala, aunque quizás se distinguen algunas líneas de mejoría. Algunos puntos que uno u otro mencionaron a este respecto:

  • El discurso de los medios sobre el Islam está cautivo de ciertos temas, todos ellos negativos y en los que apenas se recoge la voz de las personas (por ejemplo, las mujeres) que viven dentro del Islam.
  • Por lo mismo, no aparece la infinidad de historias de motivación religiosa, bellas y generosas, que se dan en una comunidad tan diversa como la islámica, tanto entre los habitantes de los países de mayoría musulmana, como en los países mixtos, y en la misma Europa.
  • Sobre el Islam, parece que cualquiera puede hablar sin especial conocimiento. Como resultado, los términos se emplean mal, fuera de sus contextos y significados. Se interpreta el Corán o se habla de la sociología de la mujer en el Islam sin saber realmente nada de ellos. Igualmente, se atribuyen a la comunidad religiosa entera (con términos como ‘islámico’ o ‘islamista’) asuntos muy negativos que son propios solo de ciertos grupos (por ejemplo, terroristas) o de ciertas culturas.
  • Se sigue cuestionando la integración de los musulmanes en la cultura española, incluso en el caso (kafkiano a decir verdad) de personas nacidas en España de familia y cultura española, que se han convertido al Islam.

Estos fenómenos comunicacionales tienen dos tipos de consecuencias muy importantes:

  • A nivel macro, el Islam ha pasado a constituir el “otro” pre-moderno, atrasado, machista y peligroso que la Modernidad occidental parece necesitar para su propia identidad como ‘progreso racional’. Lo que ya no es posible decir de la cultura de judíos, negros, chinos, pobres, etc., sigue políticamente tolerable decirlo respecto al Islam.
  • A nivel micro, ello resulta en una discriminación patente respecto a las personas musulmanas que viven en Europa, las cuales cuentan con menos oportunidades laborales, educativas y semejantes que los demás, en cuanto son vistas como parte de una cultura anti-moderna.

Hay alguna evolución en positivo, mayor entendimiento de lo que se habla y más espacio para las voces de los musulmanes en primera persona, paradójicamente en los medios más laicos. Pero persiste la necesidad de interesarse por la posición de los musulmanes no solo cuando ocurren eventos terribles (como los atentados, donde relacionarlos con la religión resulta claramente abusivo), sino en todos los aspectos. De reflejar en los medios los mensajes de los intelectuales y líderes comunitarios musulmanes. Y de contar con más periodistas que, independientemente de su adscripción religiosa, sean verdaderos expertos en el Islam.

Los medios españoles están todavía deficientes en todo ello, aunque prestarían un gran servicio a la sociedad española si fueran remediando esa deficiencia. Son dos millones de practicantes del Islam en España, de los que el conjunto de la sociedad no puede permanecer con tan limitada información y comprensión.

 

2 Comentarios

  1. Gracias, Manuel María. En efecto tienes razón en que aquí recojo lo que me llamó la atención (razón por la cual el artículo está firmado por mí) y que no te referiste ni por activa ni por pasiva a Cataluña. De hecho, la noticia que enlazo es de El Confidencial del día siguiente, así que no hubieras podido referirte a ella. Es un ejemplo mío de aquello que me llamó la atención de tu presentación: la inevitabilidad de hermenéuticas no religiosas sobre las posiciones de Iglesia.
    El resumen de lo que propiamente dijiste puede encontrarse bien en el enlace que ofreces. Mi post es otro género literario, como es claro no solo respecto a tu presentación sino respecto a todas las de esa noche. Más subjetivo de mi particular subjetividad, digamos: lo que en concreto me resonó; de ahí la firma, que no solemos poner en reseñas más asépticas.
    En fin, comunicación no es solo lo que se quiere decir, sino también lo que se entiende a partir de ello, de manera que un enfoque subjetivo de un oyente tampoco es impertinente. Eso es la internet de las redes sociales: miles de millones de subjetividades en interacción descentralizada.
    Tu mensaje y el link sin embargo ayudan mucho a situar lo que dijiste y lo que querías decir, sin filtros de otras subjetividades. Gracias por ello. Incorporo el link al texto principal del post.

  2. Como participante en dicha mesa redonda me resulta “curiosa” por decirlo de un modo amable la referencia a mi intervención, ya que por un lado la única idea que se cuenta que yo aporté (no tiene porque en una reseña aparecer más de una idea, no es esto lo que me sorprende), es atribuida a una cita de San Juan Pablo II, cuando es, como allí dije, del Papa Franciso (de San Juan Pablo II aporté otra diferente). Pero, por otro lado (y esto es lo que más me preocupa) se me atribuye una referencia a la actualidad informativa que yo no aporté. Es más, decidí claramente a la hora de preparar y de exponer mi aportación no poner ejemplos concretos, y menos sobre la Iglesia y Cataluña. Para los lectores que quieran, por tanto, saber lo que dije, adjunto este enlace:
    http://blogs.alfayomega.es/primereando/580-2/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here