5 rasgos del Dios 5G

http://aintnogod.com/ipb/uploads/gallery/album_17/gallery_298_17_5942.jpg

¿Qué tiene que ver Dios con la tecnología 5G? La pregunta puede parecer absurda o superficial, como traída por los pelos. El caso es que, de entre los ecos del Mobile World Congress de Barcelona (MWC16), me quedo con las innovaciones en torno a la tecnología 5G, los móviles de quinta generación. Y, si ese es un hecho relevante en nuestro mundo y si estoy convencido de que Dios no está ausente del mundo, ¿por qué no explorar la conexión entre ambas realidades?

Resulta que, casi al mismo tiempo, he leído unas declaraciones del rabino Jonathan Sachs, que fue Gran Rabino de Londres y es un afamado científico, en las que se refiere a la gran revolución que Internet supondrá para el hecho religioso, tal como en épocas anteriores ocurrió con la invención de la escritura cuneiforme, el alfabeto, los libros y la imprenta. Internet es la quinta gran revolución que impulsará (o está ya impulsando) una quinta revolución religiosa. Así pues, me pregunto, ¿podemos hablar de un Dios 5G? ¿Cuáles serían sus rasgos principales? Lo diré en inglés para que me entiendan los lectores. Y me centraré en cinco rasgos para no alargarme demasiado.

  • God is Great. Sí, Dios es grande, el más grande, lo más grande. Si lo dijésemos en árabe, sonaría “Allahu Akbar”. Pero que nadie se asuste. Podríamos también decir que Dios es Giga. Como ha manifestado el CEO de Intel, Brian Krzanich, “a diferencia del 3G y el 4G, que se centraban en el usuario y las apps; el 5G pone el foco en conectar las máquinas”. Claro que, si se trata de conectar las máquinas, a lo mejor tenemos ahí una nueva versión de la gran mente del universo, de la noosfera de Teilhard de Chardin, de la inteligencia colectiva de la que habla el antropólogo Pierre Levy o, como dice el belga-canadiense Derrick de Kerckhove, la inteligencia conectiva. Ayer mismo leía cosas llamativas acerca de la red neuronal de Google.

    Imagen tomada de http://www.semcasual.org/google-vs-god/#lightbox/1/
    Imagen tomada de http://www.semcasual.org/google-vs-god/#lightbox/1/
  • Digamos, antes de continuar, que God is Good. Dios es bueno. Porque muchos de nuestros conciudadanos (incluyendo algunos que lean esto) pueden asustarse con la imagen de un Dios grande y controlador. Sería la imagen amenazadora del Gran Hermano que nos vigila permanentemente para controlarnos y castigarnos. Claro que las posibilidades de la tecnología informacional pueden ser una fuente de opresión y control social. Pero Dios es bueno. El Dios judeo-cristiano se manifestó por vez primera luchando contra el Imperio egipcio y, hasta hoy, no cesa de oponerse a cualquier Imperio.
  • Tercero, God is Gratis. Podríamos decir que la Gracia de Dios es gratuita. Ahí está la gracia. Por eso, quienes descubrimos ese misterio y lo experimentamos, nos sentimos agraciados y agradecidos. El caso es que el mundo de la tecnología está dominado por el interés económico y el afán de lucro. Incluso las iniciativas que parecen impulsar un acceso gratuito y generalizado (como el proyecto Loon de Google o el internet.org de Facebook) esconden intereses comerciales. Conviene, pues, repetirlo una vez más: Dios es gratis y todo lo de Dios debe ser gratuito. No propiedad privada. Debe llegar a todos por igual. Dicho de otro modo: toda brecha digital es una ofensa a Dios.
  • God is a gamer. Con esto no me refiero a la cuestión de si Dios juega a los dados, por emplear la conocida expresión de Einstein. Sino que más bien reivindico la dimensión lúdica, festiva y jocosa de la vida, que en ocasiones parece estar ausente de lo religioso. Han pasado más de 45 años desde que Harvey Cox escribiera su libro “Las fiestas de locos. Una reflexión teológica sobre el talante festivo y la fantasía”, pero quizá es bueno releerlo… y mucho mejor, vivirlo. Hablando de juegos, conviene destacar la iniciativa del marianista Dani Pajuelo para utilizar el juego Minecraft en la clase de religión.
  • Y así llegamos a la 5G: God is Gospel. Dios es una buena noticia, Dios es la Buena Noticia: eso es lo que significa la palabra evangelio, en griego y en todos los idiomas, en todas las culturas, en todas las épocas y en todas las situaciones. Como ya dijo San Ireneo allá por el siglo II, “la gloria de Dios es que el ser humano viva y la vida del ser humano consiste en la visión de Dios” (gloria Dei, vivens homo…). Dios nos lleva a la plenitud, nos impulsa a desplegar todas nuestras capacidades. Por eso, también en la esfera digital, el evangelio es una perla preciosa comparada con la que todo lo demás pierde valor definitivo.

En definitiva, que God is a gem. Como la tecnología 5G, Dios es una joya deslumbrante. ¿Sabremos descubrirla como la aguja en el pajar de Internet? ¿Sabremos compartirla a través de las nuevas tecnologías?


Imagen: http://aintnogod.com/ipb/uploads/gallery/album_17/gallery_298_17_5942.jpg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here