Periscope sorprendió el año pasado por su crecimiento inesperado. Su impacto fue tal en el mundo social y económico, y los usuarios han visto con tantas utilidades cotidianas y de tanto interés, que la legislación no se ha hecho esperar y, entre otros casos, queda prohibido a deportistas en los JJOO de Río. Como ya sabrán muchos usuarios de las redes, Gerard Piqué tiene acostumbrado al público a “hacer un Periscope” después de cada partido, salvo la semana pasada.

Periscope nació exclusivamente pensando en el smatphone y la movilidad. Desarrollada por Kayvon Beykpour y Joe Bernstein pronto despertó pronto el interés de Twitter en la carrera del streaming. ¡Ésta es la clave! La posibilidad de emitir vídeos en directo, en cualquier parte, en cualquier momento, en estricto directo y con una permanencia en la red de 24 horas. Al poco de este movimiento decisivo de Twitter, otras grandes redes se preocuparon por la delantera que había cogido la red del microblogging, y tanto Facebook (aplicación Live, e incluso plantea modificar su algoritmo para darles mayor relevancia y prioridad que al resto de contenidos) como Youtube (Connet) desean tomar partido en este reparto esencial. ¿Cuál es la clave de esta tendencia? La mejora en la conectividad móvil permitirá comunicarse a través de vídeos con más facilidad y menor coste en un futuro muy próximo.

Para comenzar a usarlo, bastará con descargar la aplicación y conectarla en el móvil con Twitter. Si lo haces ahora, podrás seguir y comprender mejor lo siguiente.

5 PUNTOS FUERTES DE PERISCOPE

Si has conectado con alguien a través de Periscope, puedes recibir notificaciones cuando esté publicando algo. Sencillamente activa la opción.

(1) Vinculación con Twitter. Gran parte del éxito comercial ha sido aprovechar la red de usuarios creada en Twitter y enriquecerla con esta nueva posibilidad. No hubiera sido lo mismo si tuviese que partir de cero en la creación de redes y comunidades de usuarios. Integrándose en una de las redes más potentes del mundo su salto al éxito le concedía una gran ventaja de partida. Cuando alguien comienza una emisión en Periscope se notifica (y en mayúsculas) mediante un tweet en la línea de tiempo del usuario. Eso ayuda a potenciar su presencia en esta red, con contenido de relevancia y ofreciendo una comunicación muy personal y directa.

(2) Chat. No es una videoconferencia, pero incorpora un chat esencial. Cuando comienzas una emisión en Periscope tienes la opción (recomendable) de activar el chat mediante el cual aquellos que lo vean tienen abierta la posibilidad de entablar diálogo, devolver feedback, hacerse presentes en tu contenido. De este modo, responder a las preguntas, intervenciones, comunicados… Cada usuario que se incorpora (lo cual se notifica directamente en la pantalla) recibe un color distintivo, pudiendo dialogar también entre ellos de forma distintiva. ¡Más facilidades de interacción móvil, de implicación de los usuarios en la realización y edición de contenidos!

(3) Localización. La aplicación sumó a sus ventajas un mapa interactivo al poco de salir. De modo que puedes rastrear eventos (si conoces su localización) o personas cercanas o personas en lugares de interés. Si sabes que hay una conferencia, fácilmente tienes acceso a ella. Si tienes noticia de un congreso, a buen seguro descubrirás a un usuario que está cubriendo el evento. ¡Impresionante! Existe también la opción de no activarla. ¡Más facilidades para crear red, para la conectividad!

(4) Disponibilidad, 24 horas. El contenido que hayas generado estará disponible 24 horas en Periscope, con todas las interacciones generadas (personas que han visto el vídeo, comentarios en el chat…). Y llegado el momento se borrará automáticamente. No crea memoria, se ciñe al momento, en línea con otras aplicaciones como Snapchat que parecen comprender la cultura de lo efímero a las mil maravillas. A mi modo de ver, ya no es una cuestión alejada de la responsabilidad personal en las redes sociales, sino del miedo a las consecuencias que durante las últimas décadas se ha insuflado en la población. Los jóvenes reaccionan ante las advertencias escogiendo este tipo de redes. El usuario puede, en cualquier caso, eliminarlo antes.

(5) ¡Corazones por doquier! Si alguna vez has usado Periscope, viendo el streaming de otra persona, habrás comprobado que en la pantalla aparecen corazones de distintos colores. Si bien el resto de redes sociales ha establecido como criterio ofrecer sólo una valoración, durante la transmisión en Periscope puedes otorgar diferentes “likes” según lo que se esté diciendo, estés viendo, opines… Es una forma más de participación, que además otorga una categoría a quien crea la publicación. El número total de “likes” recibidos en las transmisiones se ve en el perfil del usuario.

Espero que sea de utilidad. Seguimos en contacto, también en Periscope: @josefer_juan