404 y subiendo…

Sí, ya  sé que empezar un ¨post¨ con un número no es lo más correcto, pero me parecía que si no se ponía al comienzo del título quedaría relegado junto con tantas otras informaciones, como tantos otros datos, al cuarto de reciclar de la conciencia. Ese espacio donde son depositadas noticias incómodas que generan desasosiego. Ese limbo donde poco a poco se van difuminando con nuestra complicidad y  tiempo hasta que dejan de hacer mella.

404 es la cifra de personas que murieron en lo que va de año al intentar cruzar el Mediterráneo rumbo a las costas europeas.  (Las cifras de la OIM contemplan hasta el 14 de febrero inclusive).  89 de ellas en las costas españolas.

Busco alguna declaración al respecto en la página web de la Dirección General de Migraciones y Asuntos de Interior (DG Migrations and Home Affairs) de la Comisión Europea y no encuentro ninguna referencia ni en informes ni en notas de prensa emitidas . Miro entonces el twitter oficial del comisario Avramapoulos. Me sorprende su foto elegante en el extremo superior izquierdo de la página, en la que aparecen también fotos de refugiados. Me sorprende también el gesto de su mano. Pareciera como si estuviera mandando callar. Me fijo mejor. No. No es eso. Está en posición cavilante como el pensador de Rodin…¿Qué andará pensando?.

Busco algún dato relativo a estas muertes, alguna reacción…y no veo nada. ¿Será que no le ha llegado?. Sin embargo me entero que si en vez de dedicar un 0.2% del presupuesto de la UE al cuerpo europeo de guardias de fronteras y costas, dedicáramos  nada más que un 14% el problema migratorio estaría casi resuelto porque ello permitiría completar el sistema europeo de gestión de fronteras y dotarle de plena efectividad. Es el deseo de nuestro comisario…Todo se andará.

Puede interesarte:  El Mediterráneo (y Open Arms) necesita vendavales solidarios

Busco entonces en el twitter oficial del ministro Zoido. Aparece activo en su foto de presentación. Muestra su perfil trajeado mientras habla por teléfono ¿será una metáfora? . Ciertamente leyendo sus twits se refleja mucha actividad. En lo que va de año ya ha viajado a Senegal, , Mauritania o el Sahel y da cuenta de sus logros en el refuerzo de la gestión de las fronteras merced a los acuerdos firmados con países considerados “claves” para España. “Es claro”, parece querer decir Zoido, “que en nuestro país la externalización de fronteras funciona”.  No le falta razón. De hecho es la clave del exitoso modelo español de gestión migratoria tan alabado en la Unión y  que habría permitido que en España no se produjeran llegadas  de personas en el mismo número que en el Mediterráneo central y oriental … hasta ahora.

Obviamente, en tan eficaz modelo, 89 vidas perdidas no pueden ser más que una anécdota y de las anécdotas no se hacen declaraciones ni tampoco se difunden en twitter.

En este contexto de olvido intencionado Contar y nombrar a cada una de esas 404 mujeres, niños, hombres. Recordar a sus familias. Recordar su sueño obstinadamente perseguido de querer vivir con dignidad es algo que no debe quedar relegado en el rincón de reciclar de las conciencias individuales y colectivas, esperando a ser rescatado en fechas propicias para algún telemaratón solidario o concierto benéfico. Contar y recordar, recordar y denunciar, denunciar y actuar son deberes éticos tal y como nos lo enseñan Helena Maleno y tantos otros y tantas otras personas. Un deber ético al que no cabe sustraerse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.