Una de las tendencias tecnológicas que han llegado para quedarse entre nosotros es la realidad virtual y con ella su pariente más cercana: la realidad aumentada.

Los medios de comunicación dejan caer a menudo noticias acerca nuevos servicios y creaciones en realidad aumentada, sobre todo de la mano del sector publicitario, que ha encontrado en esta tecnología una forma sencilla y potente para aumentar la cantidad de información que puede ofrecer a sus receptores sin cambiar el soporte anterior.Augmented-reality

Porque en esencia, y de forma muy simplificada, la realidad aumentada es eso: observar un objeto, soporte o escenario real y obtener más información de él, mediante cualquier información multimedia superpuesta a la percepción clásica que teníamos de ese entorno. Y esa es también su principal diferencia con la realidad virtual: no es un nuevo mundo paralelo, creado digitalmente, sino el mundo real, pero con capas de información superpuestas a él.

Esta nueva capa de percepción es una herramienta maravillosa, en muchos campos y aplicaciones, para empoderar al ser humano gracias a la tecnología, y ofrecerle incluso la posibilidad de apreciar información que nuestros sentidos no perciban, por las razones que sean. Y también para afrontar el reto de enriquecer experiencias y espacios de aprendizaje, ya sea en espacios de divulgación o en aulas de enseñanza. De hecho, muchos museos han cogido desde hace varios años este guante y permiten a sus visitantes aprovechar las capacidades de los dispositivos móviles para visualizar la realidad aumentada sobre la exposición física.

Como pasa con mucha de la tecnología que nos está llegando a borbotones, no es tan nueva en su concepción, que os sonará a cientos de escenas cinematográficas donde un protagonista ve información extra sobre aquello que ve, por ejemplo impresa sobre el cristal de un casco, sus gafas o su pupila cibernética. Pero no estaba madura la tecnología hasta el punto actual en que cualquiera de nosotros pudiese convertirse además de en receptor, en creador de realidades aumentadas, con objetos cotidianos: smartphones y un poco de imaginación.

Os propongo 3 sencillas propuestas para que no dudéis en iniciaros desde ya mismo en enriquecer la percepción de vuestro entorno. Únicos requisitos: a) un smartphone o tablet para instalar las apps y hacer fotos y videos, un PC o portátil para b) descargar documentos e imágenes y una c) impresora si queremos tener soporte físico sobre el que superponer la nueva realidad.

  1. Aplicaciones para dar vida a dibujos: la primera propuesta  sería comenzar por algo muy sencillo y lúdico para familiarizarse con la nueva realidad multicapa, y para ello podéis probar las muchas apps para colorear que hay disponibles en los repositorios de vuestros smartphones. A mí personalmente me gustan estas para empezar a trastear:chromville
    • ChromVille: la clásica web desde donde descargar plantillas y dibujos para colorear, ahora cobra vida en 3D gracias a una app que descargamos en el Smartphone o tablet y desde la que miramos los dibujos del papel … y horas y horas de juego, diversión y aprendizaje, porque tiene series completas sobre temas curriculares.
    • Disney no se iba a quedar atrás en esto de la realidad aumentada y también tiene una app similar llamada Disney Color& Play, donde los personajes os van a resultar conocidos y podréis superponerlos allá donde queráis.

      AumentatyLogo

  2. Realidad aumentada con modelos 3D: Una vez que le hayáis cogido el truco y en el fervor de la dopamina que la realidad aumentada os estará haciendo segregar, quizá queráis sentaros al PC o portátil, y dar el salto a algo que os permita crear resultados más pro. Para ello os recomiendo dar una vuelta por la suite de productos de Aumentaty: Aumentaty Author para crear proyectos de realidad aumentada basada en modelos 3D y un juego de códigos (similares a códigos QR) y Aumentaty Viewer para visualizarlos. Esta suite de aplicaciones se ha extendido por el mundo educativo, y proporciona además, una comunidad de adeptos que comparten muchos diseños 3D para enriquecer documentos y libros. Si aún no estáis habituados a diseñar en 3D (el siguiente paso del creador de realdiades), no os preocupéis, porque hay un montón de demos descargables listas para poder usarlas. Y es para todas las edades, como podéis ver en este proyecto de una valiente profesora de infantil. Estos pequeños grandes genios ni necesitan instrucciones.aurasma-logo

  3. Superponer multimedia sobre cualquier imagen: es posible que la capacidad de Aumentaty os haya podido desbordar en vuestra primera incursión. O que la complicación añadida de diseñar buenos y atractivos modelos en 3D os parezca una barrera de entrada importante. ¡No hay que desanimarse! Para acabar me he dejado mi preferida: Aurasma. Como podéis ver en su video de presentación, sólo se necesitan 45 segundos para 4 sencillos pasos:
    • crear una cuenta en su web.
    • elegir la imagen que hará de soporte.
    • superponer una capa que permita ver otra imagen o un video cuando enfocamos nuestro Smartphone a una foto que hemos hecho o elegido previamente.
    • verlo desde la app en vuestra smartphone cuando enfocáis a la imagen original.

    Sólo le falta una cosa: ¡vuestra imaginación! Os dejo para vosotros el disfrute de “googlear” un poco y descubrir los cientos de proyectos que hay hechos con Aurasma. sobre todo en entornos educativos, que además sirve de buen razón para usar dispositivos móviles en el aula. Porque de momento, la biónica no ha hecho su entrada y necesitamos de un soporte externo para disfrutar de la realidad aumentada: Smartphone, Tablet, SmartGlass o una sencilla webcam.

Os propongo un divertimento sencillo: la próxima vez que mandéis una carta, postal, foto, christmas, ya sea en el tradicional formato de papel, o en cualquier aplicación digital o en vuestra red social preferida, antes podéis “aumentar” la imagen o parte de ella, con un video donde salgáis vosotros felicitando de viva voz y así  “aumentando” la experiencia de lectura de tan sencillo regalo. Probadlo y nos contáis el efecto.

Y ahora, ¿vais a seguir viendo el mundo tal y como es pudiendo enriquecerlo y complementarlo?