10 cortos sobre ecología

La reconciliación ecológica con nuestro planeta requiere que movamos todo nuestro corazón y conciencia. La belleza de la animación tiene el don de movernos el pensar y la belleza, las razones y los corazones. Los relatos y el arte tienden puentes para poder dialogar a fondo en las fronteras de la crisis medioambiental que amenaza la vida. Seleccionamos 10 cortos sobre ecología que nos pueden ayudar a reflexionar y dialogar sobre la cuestión.

  1. Man. 3:36 m.

Quizás el corto animado más famoso sobre ecología es esta pieza del artista Steve Cutts titulada Man. Steve Cutts es un artista e ilustrador asentado en Londres, que ha realizado trabajos para UNESCO o Fundación Gaia: http://www.stevecutts.com/

En Man, Steve Cutts nos presenta con música trepidante a un hombre con una camiseta en la que pone Welcome pero que quiere decir todo lo contrario. Lejos de ser hospitalario, comienza un recorrido por el planeta en que va destrozando todo ser vivo que se encuentra. Mata, experimenta con animales, los convierte en comida basura, quita pieles a focas, echa radioactividad al mar, esquilma la pesca, caza por placer, encierra en jaulas a osos, destroza bosques, construye edificios por doquier, lo llena todo de coches contaminantes y vuelca basura masivamente. Ha transformado el mundo en un matadero y los residuos lo invaden todo. El hombre ríe a carcajadas orgulloso de su destrucción. Todo el planeta es un basurero y él se sienta en un trono ante la televisión y con un cubo de comida basura a su lado. Entonces, llegan unos personajes inesperados…

  1. The Windmill Farmer. 4:33 m.

Este famoso segundo video tiene un tono muy esperanzador. Ha sido realizado en 2010 por el artista paraguayo Joaquin Baldwin, ubicado en California y que ha trabajado para Disney: http://www.joaquinbaldwin.com/

Un campesino trabaja duramente el campo plantando tréboles cuyas hojas se mueven y que cuando crecen se transforman en enormes molinos de viento. Una tormenta golpea su gran plantación de molinos de viento y acaba arrancándolos. Sus restos quedan desperdigados por todos los montes y campos hasta donde se pierde la vista. El campesino, desolado, se encierra en su pobre casa, a donde llega un duro invierno. Bajo el hielo los restos de los molinos resisten y cuando el deshielo hace su trabajo el campesino descubre que por todo su mundo han brotado grandes molinos de viento que giran al viento produciendo la energía de la felicidad.

  1. La caja. 1:53 m.

La compañía argentina Can Can Club http://www.cancanclub.com.ar/ firma este breve y estupendo corto animado sobre la alienación que nos impide estar en comunión con la naturaleza. Becho Lo Bianco y Lorenzo Más Leal fueron los directores de esta pieza de 2007, basada en la historia “The Box” de Robert Crumb.

Dos hombres viven hacinados en una caja –que puede simbolizar nuestras viviendas o ciudades-, en la creencia de que el interior de esa caja es todo el mundo existente. Uno se encuentra incómodo y se muestra nervioso, pero el otro le insta a que se resigne. El problema no es que el mundo en que viven sea tan estrecho sino que el problema es él mismo, que no se adapta a su realidad. Pero accidentalmente rompen la caja y un chorro de Sol entra en tan reducido mundo. Espantados por esa luz, se echan atrás, aterrados por un mundo que prefieren ignorar para no salir de su caja.

  1. Dream. 3:07 m.

El brasileño Zombie Studio es el creador de esta pequeña obra que publicita al Wildlife Conservation Film Festival  (WCFF). http://www.zombiestudio.com.br/

El corto es una sucesión de animales que cantan la famosa Dream del musical Los Miserables. En dicha canción una de las protagonistas evoca el mundo que soñó, que está destruyéndose y amenaza con acabar con su vida. De igual modo, los animales cantan esta canción en medio del sufrimiento que amenaza sus vidas. Diferentes escenas de destrucción de la fauna y el medio ambiente se enlazan conmovedoramente para llamarnos a la acción de no dejar que el Sueño de un planeta íntegro se extinga.

  1. Stop Global Warming. 1:04 m.

Quercus presenta esta impactante animación que da soporte a la campaña Para el cambio climático. Llama a la acción y no ceder a la desesperanza ni la impotencia porque “Si tú te rindes, ellos se rinden”. ¿Quiénes? En el corto tres animales se encuentran en una situación límite porque todo su entorno está destruido. Un chimpancé está en la copa de un árbol sin vegetación, en un bosque del que sólo queda su humeante esqueleto de madera. Un oso polar está al borde de un iceberg contemplando el mar de hielo derretido. Un canguro se halla en el desierto australiano, degradado por la industria humana. Tras presentarnos las tres escenas, vemos en una segunda parte qué es lo que hacen si los humanos nos rendimos ante la aniquilación medioambiental: las tres criaturas se suicidan –el chimpancé se cuelga de una liana, el oso se precipita al vacío y el canguro se arroja a las vías del tren-. Impactante y desolador.

  1. Tabula Rasa. 3:18 m.

 

El artista lituano Arnoldas Vitkus estrenó este corto animado en 2011.  http://arnoldasvitkus.blogspot.com.es/ . Vitkus explica que “éste es un proyecto personal creando como trabajo final para su graduación en la escuela de arte. La idea básica era contar una sencilla historia acerca del vacío de la mente humano y la esclavitud de nuestro sistema, que nos hace ser artificiales. Pero a veces gracias al sacrificio de nuestros egos a favor de cosas simples y ordinarias, podemos hacer que se conviertan en algo extraordinario. Espero que os guste”.

Un robot aparece caminando extenuado en una escena desértica. Se encuentra el tallo de una planta que ha brotado en esa tierra asolada. Haciendo un último esfuerzo titánico, escala al pico más elevado que asoma en el horizonte y en su cima quiere replantar aquella vida. Pero ese último sacrificio no logra su objetivo y muere mientras la planta se cae de sus manos. L siguiente escena nos presenta que en esa cima la planta acabó arraigando y ahora se ha convertido en un enorme árbol que florece. Antes de finalizar la pieza, el robot ha sido salvado y premiado por la misión a la que entregó su vida.

  1. Feed. 4:22 m.

Este corto de carácter cómico esconde un secreto que no vamos a desvelar. Una ancianita que simboliza al planeta Tierra alimenta a una voraz criatura que puede representar al hombre. Éste come más y más hasta que la ancianita Tierra se queda sin nada y entonces quiere comérsela totalmente a ella. ¿La ilimitada voracidad puede conducir a la autodestrucción? Es una obra tailandesa dirigida en 2014 por Prapas Cholsaranon.

  1. Delivery. 9:02 m.

El alemán Till Nowak creó en 2009 el corto Delivery, ganador de decenas de premios en más de 200 festivales de todo el mundo. http://www.framebox.de/art.htm

Un solitario anciano cuida con mimo una planta moribunda que tiene en una maceta de la casa en que vive, a las afueras de un mundo apocalíptico en el que sólo se mueven industrias y metrópolis exacerbadas, sin rastro de que nada vivo haya sobrevivido. Un día le llega un paquete inesperado. Decide abrir el envío y para su sorpresa se abre un milagroso espacio en el cielo. De él baja una enorme pala que arranca la ciudad contaminante por sus cimientos y se la lleva. Cuando el anciano se asoma a ver tal fenómeno, se encuentra que en la maceta de su terraza está la ciudad miniaturizada. En cambio, la planta que ha logrado que sobreviviera está ahora en donde la ciudad se hallaba antes, enorme y floreciente ante un Sol radiante que comienza a regenerar el planeta. La decisión que el anciano tenía en sus manos transformó el destino del mundo.

  1. The Scarecrow. 3:22 m.

https://youtu.be/lUtnas5ScSE

Este corto ganador de dos premios Emmy, 14 Leones en Cannes y otros más de 600 premios, es obra de los Moonbot Studios en 2014. Millones de visionados en YouTube nos hablan que estamos ante una obra de gran valor. Fue creada para una campaña a favor de la Comida Sana, promovida por la cadena de comida mexicana Chipotle. Tiene un papel importante la canción “Pure Imagination” –de la película Willy Wonka y la Factoría de Chocolate, de 1971-. Los Moonbot Studios es una  sofisticada compañía de Lousiana, cuyos proyectos y trayectoria podéis consultar en http://moonbotstudios.com/work/

El corto comienza en una pintoresca granja rodeada de naturaleza y campos cultivados en los que hay un espantapájaros. Pero en cuanto el foco se aleja, tal paisaje es sólo un mural pintado en un muro de una enorme industria llamada Crow Foods, Comida de Cuervo. El logo de la compañía es la cabeza de un cuervo robótico. Uno como ése está vigilando a un trabajador que llega en ese instante a la fábrica: es un espantapájaros, idéntico al que hay pintado en el muro. Entra en la fábrica junto con otros cientos de espantapájaros. En su interior se elabora comida de basura que las familias comen a las afueras. Bajo un anuncio en el que pone “Todo natural” ve cómo manipulan a los animales. Un cuervo mecánico le vigila y amenaza para que obedezca.

De regreso a su granja decrépita sólo ve grandes cuervos robotizados que comen los restos del campo y grandes vallas publicitarias en las que imágenes de espantapájaros como él son n reclamo para la comida basura. Pero al llegar a su granja mira un pequeño pimiento que ha renacido y decide cosechar, volver a la ciudad y emprender un pequeño negocio bajo el lema “Cultiva un mundo mejor”. Un joven que esperaba en la cola de la comida basura de “Crow Foods” decide abandonarla y probar la comida natural que ha elaborado el valiente espantapájaros.

  1. Basuria. 2:39 m.

El décimo corto de animación es una obra de 2013 realizada por profesores y alumnos del Colegio Jaime Balmés de la madrileña ciudad de Móstoles. Está basado en una historia de Noelia García Ramos y fue merecedor del premio de la entidad recicladora Ecoembes.

El relato nos sitúa en la localidad de Basuria, fundada encima de montañas de basura que le daban su color gris y rodeaban de humos nocivos. Los coches contaminan exageradamente y la ciudad es un desastre bajo su escudo cuyo emblema era un viejo cubo de basura. Sucia, plagada de ratas y maloliente, la ciudad acumulaba los residuos en altas torres que continuamente se caían sobre la población.

En el colegio de Basuria destacaba Sebastián, un chico que disfrutaba de la clase de música. Le gustaría tocar pero en Basuria no existían instrumentos. Caminando por la calle entre los residuos, Sebastián aprovecha viejos objetos para fabricarlos y descubre la música. Los niños del colegio seleccionan los residuos según su musicalidad. Eso inicia un movimiento de selección de la basura, se reparten contenedores selectivos por toda la localidad y todo el entorno se transformó en un medioambiente vivo, limpio y de color. Una buena historia para concienciar a los más pequeños.

Bonus Tracks

Si el último décimo corto os ha dejado con ganas de algo más cañero, os ofrecemos dos animaciones ecologistas alternativas a la altura de vuestras expectativas.

Chernokids. 7:02 m.

Este corto francés de 2010 es una animación radical de un colectivo (M.Bernadat, N.Boussuge, F.Ciuccoli, C.Deltour y M.Petegnief) que ha buscado una denuncia de la amenaza nuclear y de los daños globales creados por la radioactividad. Nos sitúa en un día de la madre celebrado en Ucrania por huérfanos víctimas de Chernóbil. Deformados sus cuerpos y alienados, no reconocen más madre que la destruida central nuclear de Chernóbil que les destrozó su vida y a la que maldicen. Punk y brutalista, es un corto sin concesión a la sensibilidad pero de dura belleza.

The Ark. 7:31 m.

Para terminar, recomendamos un corto apocalíptico con un sorprendente mensaje final. Fue creado en 2007 por el artista polaco Grzegorz Jonkajtys: http://jonkajtysfilm.com/

En un futuro, casi toda la población humana parece haber sido aniquilada por un virus desconocido. Un hombre en el interior de un gran buque investiga la naturaleza de la epidemia, desesperado por los nulos resultados que consigue. Su propia salud está dañada, así como la de todos los demás tripulantes que habitan la embarcación, pero sólo en ellos reside la última esperanza como Noé en el Arca de la Alianza. Ha perdido la esperanza y trata de suicidarse con una pistola pero no quiere hacerlo en el interior, así que sube a cubierta por una escotilla que desde que embarcaron no ha vuelto a abrir. Al hacerlo contempla que está toda sembrada de cadáveres que no lograron acceder al busque. Ante él encuentra también una isla verde y rebosante de vida ante la cual ha encallado el barco. Junto a él descubre que hay muchos otros buques que también han logrado llegar. Pero ante tanta muerte decide ejecutarse. Una mano le para. A vestida de enfermera. En realidad no está en la cubierta de un barco sino en la azotea de un edificio con forma de nave, un centro para convalecientes. El aislamiento, la destrucción de la vida en la Tierra no está sucediendo en un mundo futuro sino aquí, entre nuestras ciudades, donde la vida acaba perdiendo el sentido. Cada uno somos un Arca de Noé.

#10dialogantes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here